Enlaces de accesibilidad

Miembro de UNPACU deja huelga de hambre pero seguirá en la lucha


Tomás Núñez Magdariaga, preso político, acitvista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

En declaraciones a Radio Martí, el preso político Tomás Núñez Magdariaga dijo que decidió dejar la protesta a petición de sus hermanos de la oposición: "Vamos a seguir reclamando y vamos a seguir denunciando".

El opositor Tomás Núñez Magdariaga depuso la huelga de hambre tras 16 días de protesta, una decisión que tomó según su propio testimonio debido a que se deterioró su salud y no quiere complacer a la dictadura con su muerte.

El disidente de 66 años y miembro de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), comenzó la huelga el pasado 4 de enero en la prisión de Cuncuní del municipio Mella, en Santiago de Cuba.

"Me siento mal. Paré la huelga el sábado porque la presión no me subía y estos dictadores lo que quieren es que uno se muera", explicó el opositor que comenzó a tomar caldos y té", declaró en entrevista con Radio Martí.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:03 0:00

Magdariaga Núñez fue detenido en enero del 2016 en su vivienda en Palma Soriano por el supuesto delito de "atentado".

Más tarde fue llevado a juicio por impago de multa y condenado a seis meses de prisión. Tras cumplir la condena fue nuevamente sancionado a 4 meses de privación de libertad.

En los últimos días , -en medio de la huelga de hambre-, descendió su presión arterial y padecer gripe, gastritis dolores en una pierna y la espalda.

Su decisión se debió también al reclamo de otros disidentes.

"Mis hermanos de la oposición me dijeron 'te queremos vivo, no muerto'", explicó.

Familiares y opositores habían informado la pasada semana que Núñez Magdariaga ha sido sometido a "tratos crueles e inhumanos" en prisión. El disidente está pidiendo que lo trasladen de cárcel.

Su sobrino Yeorki Trudié Núñez, que lo visitó recientemente, intentó persuadirlo de que abandonase la huelga.

Pese a las condiciones en que se encuentra, dijo que seguirá militando "en la oposición y en la UNPACU hasta la muerte".

"A estos dictadores hay que hacerles creer que uno tiene sus derechos y que aquí no hay democracia para ningún cubano", expresó.

"Vamos a seguir reclamando y vamos a seguir denunciando (...) si quieren que me maten pero voy a seguir adelante", concluyó.

La huelga de hambre ha sido un medio usado por los opositores cubanos para presionar al gobierno comunista.

Una huelga de hambre de 85 días costó la vida en febrero del 2010 al opositor cubano Orlando Zapata Tamayo.

(Escrito con reporte de Ivette Pacheco)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG