Enlaces de accesibilidad

Expreso político en huelga de hambre para exigir que la policía le devuelva sus bienes


Preso político Tomás Núñez Magdariaga, activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

“Me ocuparon dos memorias flash, dos celulares, me robaron el dinero de mi cuentapropismo –$625.00 pesos en moneda nacional que había obtenido como arrendatario de habitaciones- y un pulóver de UNPACU”, declaró el opositor Tomás Núñez Magdariaga.

Un activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), quien estuvo encarcelado durante 10 meses, está en huelga de hambre desde hace ocho días, para exigir que las autoridades le devuelvan pertenencias confiscadas en su detención en 2017.

Tomás Núñez Magdariaga, de 66 años de edad y residente en Palma Soriano, fue sancionado a seis meses de condena carcelaria en enero de 2017 por “contravención”, el impago de multa que lo hacía responsable de carteles antigubernamentales que aparecieron en varios muros de su localidad.

En el mes de julio, cuando todavía estaba en prisión, el opositor fue vuelto a sancionar, en esa ocasión fue condenado a 4 meses más de cárcel, acusado de “difamar de los mártires de la patria” porque a la muerte del dictador Fidel Castro había puesto música en su casa para celebrar, lo que violaba el luto oficial impuesto en Cuba.

En enero a Magdariaga le confiscaron varios objetos que ahora intentó recuperar y las autoridades policiales le negaron de plano. Así lo contó al programa Contacto Cuba de Radio Martí.

“Me ocuparon dos memorias flash, dos celulares, me robaron el dinero de mi cuentapropismo –$625.00 pesos en moneda nacional que había obtenido como arrendatario de habitaciones- y un pulóver de UNPACU”, señaló.

A finales de diciembre pasado Núñez Magdariaga fue notificado por el agente de la Seguridad del Estado que se identifica como “Nolberto”, que se presentara a una estación policial a recoger lo que le devolverían. Sin embargo, al llegar al lugar un oficial llamado Adolfo le contestó que había llegado “a buscar limosna con escopeta”.

“Le dije que no, ‘esas son las cosas que ustedes me robaron en mi casa’”, indicó Núñez, quien al recibir la negativa de devolución les anunció que se plantaría en una huelga de hambre.

A Núñez Magdariaga se unió en la huelga el opositor Aldo Rosales, enfocado en exigir la devolución, no solo de las pertenencias ocupadas en Palma Soriano, sino que cese la ocupación ilegal de medios de trabajos a los opositores, recalcó a Radio Martí.

Tomás Núñez Magdariaga hizo una huelga de hambre de 17 días en julio de 2017, reclamando un cambio de medida ya que lo tenían internado en la prisión “El Cuncuní”, en el municipio Mella, impropio para reclusos mayores de sesenta años y donde había sufrido la violencia de los carceleros y gestos homofóbicos por parte de la población penal.

El día final de aquella huelga, dos oficiales de la Seguridad del Estado visitaron el centro correccional y acordaron el traslado del preso a la cárcel de Boniato, en las cercanías de la ciudad de Santiago de Cuba.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG