Enlaces de accesibilidad

Venezuela al borde del colapso financiero


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuyo gobierno a limitado a 3.000 dólares la compra de esta moneda.

El gobierno de Nicolás Maduro decide no otorgar más dólares para que empresas sigan funcionando y paraliza el suministro en sectores clave como el farmacéutico, alimentario y automotriz. Limita también las compras en Internet a $300 anuales.

Las empresas privadas venezolanas dejarán de operar si no se soluciona pronto el problema de la deuda que poseen con sus socios en el exterior. Necesitarían unos $10.000 millones para poder hacer frente a los pagos contraídos en esta moneda que ahora no pueden conseguir dentro del país.

Sumado a esto, el gobierno realizó una nueva devaluación del bolívar enmascarada bajo lo que denominó un “nuevo modelo cambiario” el vicepresidente del Área Económica de de Venezuela Rafael Ramírez. En la práctica, la moneda se ha devaluado un 80,31 por ciento.

En declaraciones a El Nuevo Herald, el profesor de la escuela de Economía de la Univesidad Central de Venezuela, José Guerra, afirmó el el país está en cesión de pagos de su deuda no financiera, advirtiendo que se trata de una situación nueva con graves riesgos.

En estos momentos las líneas de crédito están cerradas. No hay dinero en efectivo en dólares para que las empresas puedan comprar en el exterior o hacer frente a pagos, y el comercio con otros países se ha quedado sin el instrumento fundamental para poder funcionar.

Con las nuevas medidas restrictivas de Maduro la economía se ha vuelto más dependiente aún y camina hacia el autoabastecimiento. Un largo camino de restricciones de cambios de moneda, libertad para comerciar y para obtener dólares que comenzó hace 14 años cuando Hugo Chávez llegó al poder.

Con esta noticia se culmina una semana de datos tremendamente negativos para la economía de Venezuela, que junto a Argentina acumula unos números que no invitan al optimismo ni a la esperanza de sus pueblos. El gobierno de Maduro cerró el año 2013 con un 56,2% de inflación y un 22,2% de escasez, según datos confirmados por el propio Banco Central de Venezuela.

Estas cifras significan un récord negativo desde que el chavismo se instaurara en el país y un empeoramiento respecto a las de 2012, cuando hubo un alza de los precios del 20,1% y un desabastecimiento del 16,3%. La línea descendente y directa hacia la pobreza es clara.

Sumados a estos datos, se estima que hubo unos 145.000 millones de dólares fugados de empresarios y ciudadanos que alertados por las medidas restrictivas decidieron salvar su economía en otros países o por vías no estipuladas por el gobierno. Actualmente la cotización del dólar ronda los 11,30 bolívares, cuando hace unos días era de 6,30 bolívares.

Un venezolano, con las nuevas medidas, sólo está autorizado en estos momentos a adquirir 3.000 dólares por año, cuando anteriormente el tope eran 3.900. Por si fuera poco, otra de las medidas adoptadas se refiere a la limitación del gasto en compras por Internet: únicamente $300 por persona.

En días pasados, varias aerolíneas anunciaron también su intención de suspender temporalmente sus vuelos en el país por la imposibilidad de cobrar la deuda que el Gobierno acumula con ellas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG