Enlaces de accesibilidad

Cuba no "volverá jamás" a ser mayor exportador de azúcar, advierte un funcionario


Zafra azucarera cubana disminuye su producción en el período 2011-2012

La zafra se quedará en 1,8 millones de toneladas. La prolongada sequía y la llegada de las lluvias afectan el rendimiento y hacen irrealizable llegar a 2 millones de toneladas, dijeron fuentes de Azcuba a la agencia Reuters. Ninguna provincia ha cumplido el plan.

La azucarera fue una de las principales industrias y la mayor exportación de Cuba, con una producción que llegó a alcanzar las 8 millones de toneladas en 1991 antes de que la desaparición de la Unión Soviética, principal socio comercial entonces, condujera al colapso de esa actividad.

Actualmente, las ganancias de la industria azucarera en Cuba marchan detrás de las de sectores como el turismo, las remesas, servicios profesionales, el tabaco, el níquel y los productos biofarmacéuticos.

Cuba no será más uno de los mayores proveedores de azúcar del mundo, dijo un funcionario de la industria a la agencia AFP, echando por tierra las pocas esperanzas de un sector que vió desmantelar ingenios por todo el país pero más tarde se animó con planes del gobierno para sacar a flote la zafra.

Aquello de "sin azúcar no hay país" ya es una frase olvidada por los azucareros cubanos.

El fallecido exmandatario Fidel Castro escogió el 2002 para iniciar el desmantelamiento de la antigua y principal industria cubana, alegando la pérdida de su principal mercado tras la caída del socialismo soviético. En el 2011 desapareció el Ministerio del Azúcar y todo lo que allí existía pasó a ser el Grupo Empresarial de la Agroindustria Azucarera

Los bajos precios del azúcar en el mercado mundial hicieron firme la decisión de reducir la industria. El 64 por ciento de los centrales fueron cerrados, sus empleados reubicados y las instalaciones desmanteladas.

Hoy sobreviven 54 ingenios. El 60% de la tierra cañera cambió de cultivo o sirve de pasto para el ganado. El peso del azúcar en las exportaciones cayó del 73% de los ochenta a un 13% en 2015 (0,7% del PIB).

Y los tiempos en que se aspiró a producir 10 millones de toneladas de azúcar han quedado atrás.

"Aquella situación en que Cuba era el mayor exportador de azúcar, siendo un país tan pequeño, no volverá jamás, ni tiene sentido, ni (lo) pretendamos", dijo a la AFP Rafael Suárez, director de Relaciones Internacionales de la estatal Azcuba.

El comentario se contradice con las expectativas creadas a partir de la apertura a la inversión extranjera para reflotar la industria.

Menos azúcar y más ron

La producción actual ronda los dos millones de toneladas, 700.000 de las cuales son para el consumo local. El resto se exporta a China y Rusia.

El funcionario dijo no obstante que "se han hecho esfuerzos, se han mejorado los ingenios (que quedaron en pie), se ha puesto mucho énfasis en la recuperación de la producción de caña".

La ex Unión Soviética fue el principal comprador de azúcar. Eso duró hasta finales de la década de 1980. Antes de la llegada al poder de Fidel Castro en 1959, fue Estados Unidos el cliente preferencial del azúcar cubano.

El funcionario dijo a la agencia AFP que "la estrategia" no es solo fabricar más azúcar sino también mayores derivados y subproductos como ron, alimento para el ganado y energía eléctrica renovable.

Cuba consume entre 600.000 y 700.000 toneladas de azúcar al año y tiene un acuerdo para exportar a China unas 400.000 toneladas anuales.

Los números de la actual zafra

La industria azucarera cubana entró en las últimas semanas de su temporada con una producción de 1,8 millones de toneladas de azúcar sin refinar, cifra que representa cerca de 20 por ciento más que el año pasado pero que sigue estando por debajo de la meta, reporta la agencia Reuters.

El despacho, que cita a fuentes del monopolio estatal AZCUBA, dice que cuando comenzó la molienda esperaban aumentar la producción en 30 por ciento (unas 500 mil toneladas) respecto a la estimada en 2016, de poco más de 1,5 millones de toneladas de azúcar sin refinar.

Pero el plan de superar los 2 millones de toneladas ha quedado fuera del alcance de la agroindustria ─ según dos fuentes con acceso a los datos de la industria y que requirieron a Reuters el anonimato─ a medida que llegan el calor del verano, la temporada de lluvias y la humedad, que reducen los rendimientos y obstaculizan la cosecha.

"Cuando comenzó la zafra había caña para llegar a los 2 millones de toneladas, pero los rendimientos han caído debido a la sequía, y ahora las lluvias de primavera. La cosecha no llegará a 1,9 millones de toneladas", dijo una de las fuentes.

Sólo el 15 por ciento de las plantaciones de caña se beneficia del riego y el drenaje adecuados.

La zafra azucarera comienza a finales de noviembre, cuando los ingenios empiezan a moler gradualmente hasta llegar a unos 50 en operaciones en febrero. La cosecha termina oficialmente en abril, aunque algunos centrales permanecen abiertos hasta mayo.

Sólo una de las 13 provincias productoras, Sancti Spíritus, ha cerrado hasta ahora con una producción similar a la del año pasado, debido a las condiciones de sequía en la zona. Ninguna provincia ha cumplido su plan hasta la fecha.

(Con información de AFP y Reuters)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG