Enlaces de accesibilidad

Cuba

Breve crónica de las huelgas de hambre en Cuba

Orlando Zapata Tamayo
Orlando Zapata Tamayo

Con el arribo de Fidel Castro al poder en 1959, las prisiones cubanas fueron, de pronto, atestadas por miles de prisioneros políticos, quienes, sin otro recurso, comenzaron a recurrir a las huelgas de hambre para protestar ante el abuso absoluto y diario a que eran sometidos.

La historia de Cuba está plagada de problemas políticos durante los cuales la huelga de hambre ha devenido desesperada arma de presión para obtener determinadas demandas, así, ya en tiempos de la conquista y colonización los aborígenes se dejaban morir de inanición ante el radical cambio de sus paisajes, ritmo y modos de vida, práctica que además no era nueva para ellos pues antes del arribo de los españoles las crónicas cuentan que entre los aborígenes vecinos la isla era conocida nada menos que como el dulce lugar de la muerte.

El escritor José Antonio Albertini asegura en su libro Cuba y castrismo: Huelgas de hambre en el presidio político, que desde la época del colonialismo español, hubo casos de ayunos con consecuencias fatales. Sobre todo durante la reconcentración ordenada por el general Valeriano Weyler, para eliminar el apoyo de la población civil, preferentemente la campesina, a los emancipadores de la última guerra de independencia, la de 1895.

Libro de José Albertini sobre las huelgas de hambre en Cuba.
Libro de José Albertini sobre las huelgas de hambre en Cuba.

Asegura el autor que sobrevivientes de esos tiempos, hombres y mujeres, al mencionar aquellos hechos, sin muchas aclaraciones, decían: “Fulana o mengano no entendían por qué tenían que estar confinados en las poblaciones o encerrados en cárceles y embarcaderos de ganado. Entonces, como no los soltaban se emperraban y dejaban de comer lo poco que les daban o conseguían. Hubo quienes ni agua tomaron. Morían hechos huesos y pellejos”.

En la segunda década del siglo XX, una huelga de hambre, iniciada el 5 de diciembre de 1925 llevo al comunista Julio Antonio Mella, acusado de actos terroristas, a los primeros planos del acontecer nacional. El ayuno de Mella concluyó el 23 del mismo mes, 18 días más tarde, eran los tiempos del general Gerardo Machado. Pero, la protesta de Mella involucró a personalidades de la vida pública cubana de entonces, incluyendo a la prensa que día a día informaba sobre el estado de salud del ayunante y lo cierto es que nunca le faltó la atención médica.

Con el arribo de Fidel Castro al poder en 1959, las prisiones cubanas fueron, de pronto, atestadas por miles de prisioneros políticos, quienes, sin otro recurso, comenzaron a recurrir a las huelgas de hambre para protestar ante el abuso absoluto y diario a que eran sometidos.

Pedro Luis Boitel/ Foto de archivo
Pedro Luis Boitel/ Foto de archivo

Aparte de Guillermo Fariñas Hernández, bajo el sistema concentracionario del comunismo en Cuba, varios hombres y mujeres han participado en prolongadas huelgas de hambre, entre ellos, el comandante Huber Matos Benítez, Roberto Martín Pérez, Amado Jesús Rodríguez Fernández, José Antonio (Tony) Lamas de la Torre, Reinaldo Aquit Manrique, el poeta Ernesto Díaz Rodríguez, Mario Chanes de Armas, Ángel De Fana Serrano, Eddie Artze Molina, Rigoberto Acosta Díaz, María Amalia Fernández del Cueto, Olga Morgan y Maritza Lugo Fernández.

Archivo Cuba, que dirige la académica María Verlau, documenta que en las cárceles del castrismo se han inmolado en huelga de hambre las siguientes personas:

Roberto López Chávez, de 25 años, murió el 12/11/1966 en la prisión de Isla de Pinos. En prisión desde 1961, comenzósu huelga de hambre en protesta de una salvaje golpiza por los guardias. Le trasladaron a una celda de Castigo y le negaron agua, lo que empeoró su condición. Estaba tirado en el suelo boquiabierto y gritaba pidiendo agua cuando varios guardias entraron a su celda y uno orinó en su boca. Murió al día siguiente, en día nro. 70 de su huelga, sin recibir atención médica.

Luis Álvarez Ríos, de 31 años, murió el 8/9/1967 en la prisión Castillo del Príncipe de La Habana. Había sido condenado a 20 años de prisión por contrarrevolución. Él y otros presos iniciaron una huelga de hambre pidiendo ser separados de los delincuentes peligrosos. Al 11vo día, las autoridades carcelarias aceptaron negociar y los presos depusieron la huelga. Pero, no se les prestó atención médica y, en cambio, se les sirvió comida pesada. Los presos médicos dijeron era peligroso comer así, ya que el cuerpo debe ingerir alimentos gradualmente luego de un ayuno. Un grupo de presos comió y Alvarez Ríos murió casi de inmediato. A la familia sólo se le permitió un funeral de dos horas.

Francisco Aguirre Vidarrueta, murió en septiembre de 1967 en la prisión Castillo del Príncipe de La Habana. Se negaba a vestir el uniforme azul de los presos comunes y pedía ser reconocido como preso político.

Carmelo Cuadra Hernández, murió el 7/29/1969 en una prisión de La Habana en huelga de hambre, sin atención médica.

Pedro Luis Boitel, de 34 años, murió el 5/25/1972 en la prisión Castillo del Príncipe, La Habana. Líder de la lucha contra Batista, lo condenaron a 10 años por contrarrevolución por oponerse al secuestro del ideal democrático. En la cárcel sufrió torturas, palizas y abusos y se le prolongó la sentencia.

Murió en el décimo segundo año de su encierro, al día 53 de huelga, sin asistencia médica y maltratado por los guardias mientras agonizaba.

Olegario Charlot Spileta, murió el 1/15/1973 en la prisión de Boniato, Santiago de Cuba, en huelga de hambre, sin recibir atención médica.

Enrique García Cuevas, murió el 5/23/1973 en la prisión provincial de Pretensado, Las Villas. Comenzó su huelga en la prisión de Manacas, ya débil por la desnutrición, en protesta por el trabajo forzado y las condiciones inhumanas. Con 25 días de huelga, lo trasladaron a otra prisión, donde murió sin atención médica.

Reinaldo Cordero Izquierdo, murió el 5/21/1975 en una prisión de Pinar del Río. Después de servir su sentencia de 10 años, se la aumentaron arbitrariamente. Comenzó su huelga exigiendo su liberación y murió en su celda por complicaciones, sin atención médica.

José Barrios Pedré, murió el 9/22/1977 en la prisión de Las Pretensado Provincial, Las Villas.

Santiago Roche Valle, de 45 años, murió el 9/8/1985 en la prisión Kilo 7de Camagüey.

Nicolás González Regueiro, de 42 años, murió el 9/16/1992 en la prisión de Manacas, Las Villas.

Orlando Zapata Tamayo, de 42 años, murió el 23/2/2010 al día 82 de su huelga. Luego de numerosas palizas y torturas, comenzó su huelga exigiendo respeto a su integridad física y ser reconocido como preso político. Por 18 días, se le negó agua de tomar, lo que condujo a insuficiencia renal.

Wilman Villar Mendoza, joven de 31 años de edad, esposo y padre de dos niñas pequeñas, murió el 13 de enero de 2012 en el hospital Juan Bruno Zayas de Santiago de Cuba, luego de una huelga de hambre que se prolongó por 50 días. Su delito fue participar en una protesta pública y pacífica reclamando cambios democráticos para Cuba.

Vea todas las noticias de hoy

Amnistía Internacional con "profunda preocupación" por la salud del preso de conciencia del 11J, Loreto Hernández García

Loreto Hernández García, al fondo a la derecha, es vicepresidente de la “Asociación Yorubas Libres de Cuba". (Foto: Facebook).
Loreto Hernández García, al fondo a la derecha, es vicepresidente de la “Asociación Yorubas Libres de Cuba". (Foto: Facebook).

Amnistía Internacional y el Centro de Documentación de Prisiones Cubanas expresaron este viernes su "profunda preocupación" por la situación del prisionero de conciencia y sacerdote yoruba, Loreto Hernández García.

Sus familiares denunciaron un deterioro de su salud en la prisión de Guamajal, Villa Clara, donde al parecer tuvo una "grave recaída", informó Amnistía en redes sociales en un mensaje acompañado por la etiqueta #CubaSinRepresión.

"A pesar de que el médico del Estado recomendó su liberación, un tribunal le negó la licencia, manteniendo en riesgo la salud" del detenido, subrayó la organización pro derechos humanos. También dijo que Loreto y su esposa Donaida Pérez Paseiro no deberían estar en prisión.

"Exige a Miguel Díaz-Canel su liberación", exhortó Amnistía Internacional al público.

Loreto y Donaida fueron arrestados el 11 de julio del 2021 cuando se acoplaron en la ciudad de Placetas, Villa Clara, a las protestas masivas contra el gobierno. Fueron condenados a 7 y 8 años de privación de libertad, respectivamente.

También este viernes, el exprisionero político y hermano del mencionado preso, Jorge Luis García Pérez "Antúnez", dijo que "está clamando" por su vida dado el agravamiento de su estado de salud.

Loreto "ha tenido una fuerte recaída, según unas fuentes cercanas que se encuentran en la prisión", afirmó.

Antúnez dio a conocer que Loreto padece de desmayos, sangre en la orina, y una pérdida preocupante de peso, "por lo que tememos seriamente por su vida". Otros problemas de salud son diabetes, hipertensión y dolor en los huesos.

"Estoy exigiendo en nombre de nuestra familia", la licencia extrapenal para Loreto Hernández García, y también la libertad de su esposa Donaida y los hombres y mujeres que dentro de Cuba guardan injusta prisión, declaró Antúnez.

En enero de 2024, cinco relatores de Naciones Unidas expresaron su "profunda preocupación" por informes sobre las restricciones a las libertades de religión, reunión pacífica, asociación y de expresión en Cuba, con especial interés en los casos de Loreto Hernández García, Donaida Pérez Paseiro, Mitzael Díaz Paseiro y las hermanas Lisdiany y Lisdany Rodríguez Isaac, todos vinculados a la Asociación Yorubas Libres de Cuba.

En octubre del año pasado, el gobierno de Estados Unidos también recordó el caso de Loreto Hernández García, cuando Brian Nichols, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio, exigió la libertad de dos líderes religiosos cubanos.

"Seguimos instando a la liberación de presos políticos en Cuba, como Loreto Hernández García y el reverendo Lorenzo Rosales Fajardo, a quienes el gobierno cubano detuvo como parte de su práctica de prohibir la disidencia, incluso por expresar creencias religiosas", subrayó Nichols.

Al sacerdote cubano Alberto Reyes le prohibieron tocar las campanas de la iglesia durante los apagones

El párroco de la Arquidiócesis de Camagüey había dicho que tocaría las campanas de su parroquia en señal de luto todas las noches que las autoridades cortaran la electricidad.
El párroco de la Arquidiócesis de Camagüey había dicho que tocaría las campanas de su parroquia en señal de luto todas las noches que las autoridades cortaran la electricidad.
Getting your Trinity Audio player ready...

La semana pasada el sacerdote cubano Alberto Reyes inició una protesta pacífica por los prolongados apagones en el país pero, dos días después, el arzobispo de Camagüey Wilfredo Pino le dijo al párroco que detuviera su iniciativa.

“El pasado domingo llamé por teléfono al padre Alberto Reyes... Le dije que por el bien de la Iglesia y por tu bien te prohíbo tocar la campana en el momento del apagón”, detalló a Martí Noticias el arzobispo.

El párroco había dicho que tocaría las campanas de su parroquia en señal de luto todas las noches que las autoridades cortaran la electricidad.

"Tocaré las campanas de la iglesia 30 veces, con el repique lento de los cortejos fúnebres, con el repique que anuncia muerte y luto: la muerte agonizante de nuestra libertad y de nuestros derechos, la asfixia y el colapso de nuestras vidas”, escribió el pasado 17 de mayo en su columna “He Estado Pensando”, que publica periódicamente en Facebook.

“Detrás de esta prohibición, sin dudaestá Caridad Diego Bello y su Oficina de Asuntos Religiosos al servicio del PCC [Partido Comunista de Cuba]”, comentó a ACI Prensa el cubano Osvaldo Gallardo, quien mantiene contacto con Reyes.

“Según mi opinión, él está en peligro porque es difícil ser profeta en Cuba... donde puede o no encontrar apoyo en la gente que lo rodea, incluso dentro de la misma Iglesia”, agregó.

Martí Noticias ha tratado de comunicarse con el sacerdote pero no ha sido posible hasta el momento. No obstante, este viernes el religioso publicó otra de sus columnas refiriéndose, una vez más, a la crisis económica, social y política que vive el país.

Arzobispo de Camagüey confirma prohibición al sacerdote Alberto Reyes de tocar las campanas en apagón
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:36 0:00

"Vivimos en un sistema que lo ha corrompido todo: la fraternidad, la verdad, la honestidad, la educación, el sistema judicial, las instituciones estudiantiles y obreras…, un sistema que ha destruido la alegría, la transparencia, la confianza de unos en otros. Vivimos en un sistema que ha corrompido a muchos, y los ha puesto al servicio del mal, y los ha conquistado para que apaguen las voces de la libertad que ellos también necesitan", escribió.

En sus palabras, Reyes habló de la necesidad de "rehacernos como pueblo" y "recuperar la propiedad de nuestras vidas y la libertad que permite, desde el propio esfuerzo, construir el presente y el futuro. Necesitamos aprender a progresar pensando en un nosotros, y enseñar a las generaciones nuevas a amar lo bello, lo noble, lo verdadero, lo justo, de modo tal que pueda sanarse el corazón herido de este pueblo y recuperarse lo que hoy está perdido".

El podcast de Díaz-Canel sobre los apagones no logra calmar los ánimos: "El pueblo está desesperado"

El sexto episodio del podcast Desde la Presidencia, conducido por Miguel Díaz-Canel, estuvo dedicado a la situación del Sistema Electroenergético Nacional.
El sexto episodio del podcast Desde la Presidencia, conducido por Miguel Díaz-Canel, estuvo dedicado a la situación del Sistema Electroenergético Nacional.
Getting your Trinity Audio player ready...

El director de la Unión Eléctrica de Cuba, Alfredo López Valdés, afirmó que el país no cuenta con más capacidad de generación, por lo que recomendó disminuir el consumo en los hogares.

No tenemos más generación y en la medida que seamos más racionales en el uso de la electricidad tendremos menos apagones, enfatizó el funcionario en un programa televisivo junto al gobernante Miguel Díaz- Canel.

El funcionario reconoció, entre otros problemas, que no se le ha podido dar en fecha los mantenimientos capitales a las unidades termoeléctricas, que las termoeléctricas no tienen la disponibilidad requerida; y la generación distribuida tampoco. Además mencionó que ha habido un incremento de la demanda y de las altas temperaturas, "otro fenómeno que no estábamos esperando".

En paralelo a la explicación oficial, los apagones continúan golpeando fuertemente a la mayoría del territorio nacional y los cubanos no encuentran consuelo.

Varias madres cubanas alertaron a Martí Noticias que es muy crítica la situación que están enfrentando, la cual se agudizará cuando comiencen las vacaciones escolares y aumenten las temperaturas del verano.

Desde la ciudad de Pinar del Río, Yamilka Abascal Sánchez, madre de tres niños, argumentó que la situación “lamentablemente, es bien caótica”.

“Ellos no dieron esperanza ninguna para resolver el problema que tenemos las madres, entonces los apagones se van a incrementar aún más”, dijo la activista.

En efecto, el gobernante cubano afirmó que "el cero apagón en las condiciones actuales es muy difícil" y sólo prometió que trabajaríam para que los apagones "no sean prolongados, de larga duración, como lo hemos podido lograr en otro momento".

En Mayarí, Holguín, Teresa Miranda Céspedes calificó de "abuso" lo que están cometiendo las autoridades con el pueblo.

“En estos apagones y en este calor no hay quien viva. Los niños cómo van a entretenerse, si no no pueden ver ni siquiera unos muñequitos en el televisor, el que tiene. El problema de la comida, que no hay comida y lo poco que aparece, están las madres cocinando con leña y luchando para encontrar leña porque no hay tampoco”, explicó.

En Nuevo Vedado en La Habana, Rebeca Monzó, declaró: “Esto es horrible. Mira, tenemos apagones todos los días y jamás a la hora que dicen, entonces aquí no hay ni cómo alimentar a los niños ni cómo alimentar a los viejos. Es horrible lo que está pasando”.

Iris Poulot Zamora, quien vive en Songo La Maya, Santiago de Cuba, destacó: “Con estos apagones ahora mismo no tenemos gas para cocinar con los niños en la casa. Bueno, estamos al punto de volvernos locos”.

Ailex Marcano, madre de un preso político del 11J en Camagüey, asegura que es muy duro lo que están pasando.

“Las madres cubanas nacimos para sufrir. Es terrible la realidad que estamos enfrentando, ya estamos en un colapso total, pero que se va a agudizar aún más”, alertó la madre de Angel Jesús Veliz Marcano.

Desde Caimanera, en Guantánamo, Victoria Martínez Valdivia, madre de dos jóvenes que fueron enjuiciados por participar en la protesta que tuvo lugar en ese poblado del 6 de mayo del pasado año, dijo que allí los cortes eléctricos son constantes.

“La situación es seria porque inclusive yo tengo un pequeñito de meses y está comido de picadas de mosquito porque los apagones son constantes. Mira en qué fecha estamos y la canasta básica, no ha sido todavía distribuida como tiene que ser. El pueblo está desesperado, la situación es bien bien crítica”.

Más del 60% de las habitaciones de los hoteles en Cuba permanecieron vacías en el primer trimestre de 2024

Los datos de turismo y de inversión no compaginan con el relato oficial de “corregir distorsiones” / Imagen de archivo: Ramón Espinosa (AP)
Los datos de turismo y de inversión no compaginan con el relato oficial de “corregir distorsiones” / Imagen de archivo: Ramón Espinosa (AP)
Getting your Trinity Audio player ready...

Más del 60% de las habitaciones de los hoteles en Cuba permanecieron vacías en el primer trimestre de 2024 mientras el régimen continuó invirtiendo en el sector turístico, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei).

En un análisis de las cifras publicadas por la entidad este jueves, el economista Pedro Monreal advirtió la incongruencia entre "la alta concentración de la inversión turística en relación con la baja tasa de ocupación hotelera".

"En una rápida revisión de 5 informes estadísticos divulgados destacan: la caída mensual de 23,5% de turistas en abril, la raquítica tasa de ocupación hotelera de 35,5% en el 1er trimestre de 2024, y el aumento del peso relativo de la inversión asociada al turismo", explicó.

"La tasa de ocupación promedio de 35,5% en las entidades turísticas cubanas fue muy baja en el 1er trimestre de 2024, particularmente tomando en cuenta que se enmarcó en meses de alta. No se diferenció mucho de la tasa del 1er trimestre de 2023", dijo.

De acuerdo al documento, la isla recibió 1.024.396 viajeros internacionales entre enero y abril, un 4,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

Monreal advierte que la reducción del número de visitantes en abril (215.158) respecto a marzo es “normal” porque se enmarca en el inicio de la etapa de “baja” del turismo, pero el crecimiento de 4,1% en relación con igual periodod de 2023 "es muy bajo".

"El peso relativo combinado de la inversión en 2 sectores asociados principalmente al turismo (hoteles y restaurantes y servicios empresariales, actividades inmobiliarias y de alquiler) creció en el 1er trimestre de 2024 hasta 34,5% de la inversión total (27,8% en 2023)", apuntó.

Los datos de turismo y de inversión no compaginan con el relato oficial de “corregir distorsiones”, considera Monreal y recuerda que todo ello se produce "en un contexto de bajo aprovechamiento de la capacidad, a la vez que no hay suficiente inversión agropecuaria".

En los últimos cinco años, la industria de los alimentos en Cuba ha ido en picada. Según la Onei, de los 23 rubros alimenticios escogidos para su análisis, ninguno reveló crecimiento entre 2018 y 2023. En ese periodo las producciones más deprimidas fueron el arroz, el pan, el café, los aceites vegetales refinados, los lácteos y la carne de cerdo en bandas.

Cubanos optan por enviar comida a sus familiares en lugar de remesas en efectivo (FOTOS + VIDEO)

Empleados de una empresa estadounidense de envío de remesas de alimentos entregan bolsas de comida en un barrio de La Habana el 22 de mayo de 2024.
Empleados de una empresa estadounidense de envío de remesas de alimentos entregan bolsas de comida en un barrio de La Habana el 22 de mayo de 2024.

En 48 horas María Páez recibe “aliviada” en La Habana los alimentos que sus hijos le compraron en Miami por internet. Forzados por la crisis, los cubanos optan por enviar comida a sus familiares en lugar de las vitales remesas en efectivo que necesita la isla.

“Recibir este tipo de productos para nosotros constituye un alivio” y, “en materia de gasto de dinero, el ahorro es sustancial”, declara a la AFP esta licenciada en Matemáticas, de 59 años, que vive sola con su esposo desde que sus dos hijos emigraron a Estados Unidos.

Info Martí | En Cuba prefieren alimentos antes que dólares
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:41 0:00

Ciento veinte huevos, picadillo de pavo, jamón, chorizo, croquetas, yogur… Un maná que le permitirá llegar a fin de mes “sin mayores tensiones”, comenta.

“Que nos llegue huevo es sumamente importante (…), es un desayuno garantizado”, añade con satisfacción.

En la isla, que cerró 2023 con una inflación de 30% y donde el salario medio es de 4.800 pesos, un cartón de 30 huevos puede costar 3.300 pesos.

María Páez, de 59 años, organiza la comida que sus hijos le enviaron desde Miami a través de un distribuidor de remesas de alimentos en La Habana el 16 de mayo de 2024.
María Páez, de 59 años, organiza la comida que sus hijos le enviaron desde Miami a través de un distribuidor de remesas de alimentos en La Habana el 16 de mayo de 2024.

Remesas alimentarias

Las dificultades para poner los dólares en efectivo en manos de sus familiares han llevado a los cubanos en el exterior a optar por las remesas alimentarias.

La empresa de transferencias Western Union, que reanudó recientemente sus operaciones hacia Cuba, entrega la remesa en moneda cubana a tasa oficial de 120 pesos por dólar, muy por debajo de la cotización en el mercado informal de 360 pesos por billete verde.

Mientras que las llamadas “mulas”, personas que trasladan dólares en efectivo a la isla y los entregan a los destinatarios, imponen comisiones de hasta 20%.

“No quieren dinero”

Actualmente es posible enviar alimentos y otros productos de primera necesidad a familiares a través de varias decenas de plataformas en línea, basadas principalmente en Estados Unidos, donde están radicados más de dos millones de cubanos, pero también en México, Canadá y España.

Se ve una camioneta de reparto de una empresa de envío de alimentos con sede en Estados Unidos en un barrio de La Habana el 22 de mayo de 2024.
Se ve una camioneta de reparto de una empresa de envío de alimentos con sede en Estados Unidos en un barrio de La Habana el 22 de mayo de 2024.

Katapulk, Supermarket23, Alawao, Tuambia, CBM… Estas tiendas digitales proliferan en internet en la medida en que crecen sus mercados potenciales, en medio de un éxodo migratorio de cubanos que batió récords en 2022 y 2023.

Cada día decenas de furgones con el logotipo de estos mercados virtuales y vehículos privados, contratados por estas firmas, recorren las calles del país repartiendo paquetes de alimentos que tienen precios exorbitantes en los pequeños negocios de la isla autorizados por el gobierno apenas en 2021 y mejor abastecidos que las tiendas estatales.

Los productos que componen los envíos pueden ser comprados localmente o en el exterior.

Del otro lado del estrecho de Florida, los 170 km de mar que separan a Cuba de las costas de Estados Unidos, también operan decenas de agencias que envían combos de comida a la isla.

En Hialeah, una ciudad contigua a Miami con una alta población de origen cubano, Luis Manuel Méndez, de 59 años, explica fuera de una de estas empresas que suele mandar medicamentos, útiles escolares y comida a dos hijos que dejó en la isla.

Una camioneta de reparto de una empresa estadounidense de envío de remesas de alimentos circula por una calle de La Habana el 22 de mayo de 2024.
Una camioneta de reparto de una empresa estadounidense de envío de remesas de alimentos circula por una calle de La Habana el 22 de mayo de 2024.

“Las cosas en Cuba están muy caras”, así que “es mucho más factible comprarlo aquí y enviarlo”, asegura Méndez.

Mis hijos “no quieren dinero, lo que quieren es que les mande (…) las cosas de primera necesidad”, agrega.

A pocas cuadras del lugar, frente a otra agencia de paquetes, hay un constante ir y venir de personas cargadas de bolsas.

En el estacionamiento de esa agencia, Maribel Ruiz, de 62 años, comenta que ayuda a una tía y unos primos que tiene en Cuba.

“El problema es que mandas el dinero, pero no hay cosas ahí en la tienda para comprar (…). Hay que mandarles los paquetes de medicina, de comida, de ropa, de todo”, precisa Ruiz.

Info Martí | Envío de remesas a Cuba se contrae
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:48 0:00

Remesas en picada

Cuba, con 11,1 millones de habitantes, enfrenta una crisis económica sin precedentes en tres décadas, con apagones, escasez de alimentos, medicinas y combustible, debido a los efectos de la pandemia, el recrudecimiento de las sanciones de Washington y las debilidades estructurales de su economía.

Según cifras de Havana Consulting Group, una firma consultora con sede en Miami, las remesas de Estados Unidos a Cuba alcanzaron en 2019 la cifra récord de 3.700 millones de dólares.

Se trata de la segunda fuente de divisas para Cuba después de la exportación de servicios médicos y por encima del turismo.

Sin embargo, esas remesas “cayeron de 2.040 millones de dólares en 2022 a 1.972 millones en 2023”, señala el economista cubano Emilio Morales, que preside esa consultora.

Ante “el desabastecimiento” y “los altos precios de la comida en los negocios privados”, los emigrantes “han preferido invertir grandes sumas de dinero en sacar a las familias” de la isla o “pagar on line a empresas” que les “envíen un paquete a la puerta de la casa”, precisa Morales.

Cargar más

XS
SM
MD
LG