Enlaces de accesibilidad

VIDEO Cardenal Ortega habla en Madrid de Trump, Cuba y la violencia en Venezuela


Ortega participó este miércoles en un desayuno informativo en Madrid, organizado por Nueva Economía Foro, al que asistieron representantes políticos, eclesiásticos y económicos, junto a medios de comunicación.

El cardenal arzobispo emérito de La Habana, Jaime Ortega, afirmó hoy que no cree que haya un "frenazo" en el diálogo entre Cuba y Estados Unidos con la presidencia de Donald Trump y apostó por continuar con la apertura en la isla,
aunque reconoció que se está haciendo "con un poco de lentitud".

Ortega participó este miércoles en un desayuno informativo en Madrid, organizado por Nueva Economía Foro, al que asistieron representantes políticos, eclesiásticos y económicos, junto a medios de comunicación.


El cardenal, que dejó el arzobispado de La Habana hace un año por razones de edad, dijo que, en su opinión todo lo que se pudo acordar e implementar por los acuerdos entre Estados Unidos y Cuba durante la presidencia de Barak Obama "sigue funcionando igual" y recordó que Trump "no se ha pronunciado" al respecto.

Ortega, que a petición del Vaticano tuvo un papel destacado en el acercamiento entre ambos países en 2015 después de años sin relaciones, afirmó que su intervención fue "de orden profundamente cristiano", "con la intención del dialogo", e insistió en que, aunque su papel tuvo una repercusión política, él "no es un hombre político".

Respecto a los cubanos exiliados en Miami (EE.UU) dijo que muchos de ellos "tienen interés en colaborar" en proyectos sociales y "en la vida económica de Cuba".

El cardenal, que también ejerció su mediación para conseguir la liberación de 135 presos cubanos en 2010, que llegaron a España junto con sus familiares, se mostró optimista sobre la apertura que se está produciendo en Cuba, destacó el cambio en la economía y expresó su deseo de que "no se quede donde está", aunque reconoció que "va con un poco de lentitud".

Reconoció que la liberación de esos prisioneros fue "un signo positivo" para "el mejoramiento de las relaciones con Estados Unidos" y también con la Unión Europea, marcadas entonces por la llamada "posición común", que condicionaba las relaciones con La Habana a avances en las libertades.

Al ser preguntado por la sucesión de Raúl Castro -que el año próximo dejará la presidencia de la república- por uno de sus familiares, consideró que en su país "no hay una tendencia a la dinastía".

Jaime Ortega, durante su intervención, reconoció que el interés de España por Cuba es "algo perdurable" y calificó como "especialísima" la relación de ambos países.

El cardenal fue presentado por el exministro español de Asuntos Exteriores Miguel Ángel Moratinos, que colaboró con él en la liberación de presos en 2010, y lo calificó como "un hombre de paz y un hombre de diálogo".

El arzobispo emérito de La Habana, de visita en España, presenta hoy en la Casa de América su libro "Diálogo, encuentro, acuerdo", de la editorial San Pablo, y además presentará en este país la Fundación Jaime Ortega, para apoyar a los emprendedores cubanos para nuevos procesos de reformas.

Sobre Venezuela

Ortega consideró que el diálogo político en Venezuela es "muy difícil" por el clima de violencia que vive el país, pero insistió en "llamar a la conciliación".

El arzobispo emérito de La Habana recordó que la Santa Sede ha tratado de participar en ese diálogo, aunque lamentó que en la actualidad esté "prácticamente detenido" y el país viva una "violencia extraordinaria".

El Vaticano, junto con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), tratan de impulsar desde el pasado año el diálogo político entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana, aunque de momento no ha dado resultados y la crisis política venezolana continúa, en algunas ocasiones con picos de violencia.

Afirmó que en unas circunstancias de violencia social como la que vive Venezuela, la Iglesia lo que hace es "llamar a la conciliación y el diálogo".


Sobre las FARC

Al ser preguntado por los acuerdos de paz firmados el pasado año
entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC, el cardenal afirmó que es un bien para toda América Latina y destacó la importancia del "perdón", al que consideró "imprescindible" para la paz.

"El perdón no es solo interpersonal, sino que tiene una categoría social y política", dijo el religioso.

No obstante, afirmó que no se debe confundir el perdón con el olvido. "La historia no se puede olvidar", pero "hay que aceptar que el enemigo pueda entrar en una historia común", dijo.

El cardenal Jaime Ortega, de visita en España, presenta hoy en la Casa de América su libro "Diálogo, encuentro, acuerdo", de la editorial San Pablo, y además presentará en este país la Fundación Jaime Ortega, para apoyar a los emprendedores cubanos para nuevos procesos de reformas.

[Agencia EFE y Video de Fórum Europa]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG