Enlaces de accesibilidad

Cuba

El legado que deja en Cuba el cardenal Ortega

El cardenal Jaime Ortega Alamino.
El cardenal Jaime Ortega Alamino.

Algo más de cinco décadas de un peregrinaje religioso, en una sociedad signada por el comunismo, hacen casi imposible separar el legado de su quehacer pastoral en la Iglesia cubana de su accionar en el ámbito sociopolítico donde esa Iglesia ejerce su ministerio.

Después de 35 años como arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino recibió este martes la aceptación de su renuncia por parte del papa Francisco.

Mons. Ortega había presentado su renuncia al papa Benedicto XVI el 18 de octubre de 2011, tal y como estipula el Canon 401 párrafo 1 del Código de Derecho Canónico, que establece la presentación de la renuncia al cumplir 75 años, pero desde entonces le fue pospuesta hasta hoy.

"El Cardenal Jaime Ortega Alamino establecerá su residencia en el Centro Cultural P. Félix Varela (antigua sede del Seminario San Carlos y San Ambrosio), donde, con la oración y su experiencia, continuará sirviendo a la Iglesia; además de las funciones que le son propias como Cardenal de la Iglesia al servicio del Papa", expresó un comunicado firmado por Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz, obispo auxiliar de La Habana.

Resumir el legado de Ortega como arzobispo de La Habana no es posible sin mencionar también su trayecto hasta la silla episcopal habanera y el capelo cardenalicio que le otorgó el papa Juan Pablo II.

Algo más de cinco décadas de un peregrinaje religioso, en una sociedad signada por el comunismo, hacen casi imposible separar el legado de su quehacer pastoral en la Iglesia cubana de su accionar en el ámbito sociopolítico donde esa Iglesia ejerce su ministerio.

Unos y otros, en la mayoría de los casos, van de la mano y en ese camino han levantado tanto aplausos como críticas.

Nacido en el poblado de Jagüey Grande, provincia de Matanzas, el 18 de octubre de 1936, Ortega creció en el seno de una familia modesta. Su padre era obrero suplente del Central Australia.

De la UMAP al Vaticano

Su niñez y juventud transcurrió en la ciudad de Matanzas, donde cursó la primaria y se graduó de bachiller en el Instituto de Segunda Enseñanza. Luego, ingresó en el Seminario diocesano para cursar sus estudios de sacerdote. En 1960 comenzó sus estudios teológicos en el Seminario de las Misiones Extranjeras de Montreal, Canadá, y fue ordenado sacerdote el 2 de agosto de 1964, en Matanzas.

En 1966, Ortega tuvo su primera gran experiencia con la realidad cubana. Fue llevado a los campamentos de las Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP) donde permaneció internado siete meses.

El papa Juan Pablo II lo nombró Obispo de Pinar del Río en 1978.

Ese año comenzó el llamado diálogo entre la comunidad cubana residente en el exterior y el Gobierno cubano, que condujo a la liberación de miles de presos políticos y a que Estados Unidos y Cuba intercambiaran sus primeros acuerdos diplomáticos desde 1960.

Fue un período en el que la Iglesia Católica cubana comenzaba a salir gradualmente del ostracismo y la postración a la que quedó reducida durante los primeros años del gobierno comunista cubano.

Su ordenación episcopal se produjo el 14 de enero de 1979. Fue nombrado Arzobispo de La Habana el 20 de noviembre de 1981, tras el éxodo del Mariel y sus repercusiones en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

En ese contexto, junto al resto de los obispos cubanos, celebró los acuerdos migratorios de 1986 entre Estados Unidos y Cuba, pidiendo que "en el futuro habría que quitarle aquella condición de definitiva que ha tenido hasta ahora toda partida de Cuba" y destacando el derecho de todo hombre o mujer a vivir y morir en su patria.

Como arzobispo de La Habana, Ortega se pronunció en contra de la pena de muerte cuando en julio de 1989 se produjo el fusilamiento de cuatro altos militares en el proceso conocido como el Caso Ochoa.

"El Papa Juan Pablo II pidió, en el caso que nos ocupa, clemencia para los acusados. Estos son también mis sentimientos personales", subrayó Ortega en el Boletín Mensual No.23 Aquí la Iglesia, La voz del obispo.

La voz de Mons. Ortega también se hizo escuchar a propósito del hundimiento del remolcador 13 de Marzo, el 13 de julio de 1994:

"Los acontecimientos violentos y trágicos que produjeron el naufragio de un barco donde perdieron la vida tantos hermanos nuestros son, según los relatos de los sobrevivientes, de una crudeza que apenas puede imaginarse", dijo Ortega en un mensaje público.

"Que los hechos se aclaren, que se establezca la verdad con la justicia; pero que el odio resulte perdedor", afirmó entonces.

El 26 de noviembre de 1994, fue designado Cardenal por Juan Pablo II. A esa ceremonia en Roma lo acompañó una delegación de aproximadamente 200 personas, entre laicos y religiosos, procedentes de Cuba.

En el ejercicio de esa función cardenalicia, ha visto desfilar por Cuba a tres Papas, en apenas 18 años: Juan Pablo II (1998), Benedicto XVI (2012) y Francisco en 2015.

Durante su ejercicio pastoral al frente del Arzobispado de La Habana, Ortega ha consagrado a cinco obispos y ordenado 43 sacerdotes. Ha logrado la renovación de varios templos, la fundación de varias obras misioneras y logrado un dinámico impulso en las parroquias de las arquidiócesis.

Como cardenal y arzobispo de La Habana, Ortega ha sido una figura relevante en las relaciones Iglesia-Estado y ha jugado un rol importante en la liberación de presos políticos, en especial en la liberación del Grupo de los 75, de la llamada Primavera Negra.

Igual papel se le atribuye en la normalización de las relaciones diplomáticas EEUU-Cuba, anunciada en diciembre de 2014. El 20 de marzo de este año, Ortega fue anfitrión del presidente Barack Obama durante su visita a la Catedral de La Habana.

Apuesta por la reconciliación de los cubanos

Esta presencia en la vida sociopolítica, en la que como mediador ha parecido también complaciente con las autoridades, le ha ocasionado fuertes críticas en amplios sectores del exilio cubano y, en menor medida, dentro de la oposición interna.

En abril de 2012, el cardenal Ortega reconoció las críticas de que ha sido objeto, al hablar en el evento "El rol de la Iglesia Católica en Cuba", realizado en Boston y auspiciado por la Universidad de Harvard y el Centro David Rockefeller para los estudios Latinoamericanos.

"No voy a atacar a los que piensan de otra manera, sólo quiero decir que es un gran papel que están desempeñando, algunos corriendo muchos riesgos personales de ser enjuiciados con dureza. De esto nosotros lo sabemos, la Iglesia en Cuba y mi persona es atacada de todos los modos posibles, pero creo que sería un bien que pudiera darse un proceso de reconciliación entre cubanos", afirmó.

El Cardenal dijo, entonces, que "esto quizás lleve un tiempo y una especie de martirio al cual todo cristiano, y lo considero yo como pastor, tiene que someterse. Este es el dar la vida por las ovejas. Tenemos que someternos a esos sufrimientos, porque no hay resurrección sin cruz, y yo he aceptado que con eso tengo que cargar, y tenemos que cargar para llevar adelante esa reconciliación entre cubanos".

En su más reciente declaración pública sobre el tema, el 27 de marzo, durante la homilía del Viernes Santo, el cardenal Ortega dijo que la reconciliación en Cuba debe basarse en el perdón y no en el olvido de la historia.

"Entre los países, entre nosotros hace falta el perdón. ¿Por qué? Porque la historia no se olvida fácilmente, hay agravios que no se olvidan, no se pasa una página fácilmente, porque hay que perdonar agravios", dijo Ortega, en lo que pareció ser una alusión al discurso pronunciado por Obama días antes en el Gran Teatro de La Habana, donde el mandatario estadounidense dijo que "ha llegado el momento de que dejemos atrás el pasado".

"En esto hay una gran dificultad, no se pasa la página y no se deja atrás la historia, porque la historia es necesaria, y la historia es maestra de la vida, como dijo el pensador griego, y hace falta tenerla siempre presente, y sin embargo tenemos que vivir reconciliados", subrayó Ortega, quien explicó que la reconciliación entre cubanos dentro y fuera de la isla, es una "palabra que no se ha entendido ni en esta orilla ni en la otra orilla por muchos de nuestros hermanos, (aunque) por otros sí".

"No se tiene que olvidar la historia, tenemos que sobreponernos a la historia por el perdón", concluyó el Cardenal.

Vea todas las noticias de hoy

“Lo que se ha convertido en norma es que la gente proteste”, opina activista cubano sobre la situación en el país

Muchas mujeres se sumaron a las protestas antigubernamentes en decenas de ciudades del país, como esta señora que protestó en La Habana el domingo 11 de julio.
Muchas mujeres se sumaron a las protestas antigubernamentes en decenas de ciudades del país, como esta señora que protestó en La Habana el domingo 11 de julio.
Getting your Trinity Audio player ready...

Las protestas pacíficas en la isla son cada vez más frecuentes en un país donde el disenso está criminalizado. Los cubanos se manifiestan como expresión de inconformidad por la inseguridad alimentaria, los apagones y otras penurias, pero también para exigir derechos y libertades.

“Lo que se ha convertido en norma es que la gente proteste”, apuntó Omar López Montenegro, presidente del Centro Latinoamericano para la No Violencia.

“Los resultados están ahí, ha estado sucediendo, se ha prolongado en el tiempo y lo que sí es permanente es el quiebre del comportamiento, esta ruptura del mal llamado contrato social entre el régimen y la población, que la gente creía que el régimen está ahí para cubrirle sus necesidades más básicas, lo cual nunca fue verdad pero, ahora, muy poca gente lo cree”, explicó el opositor exiliado.

El Observatorio Cubano de Conflictos (OCC) informó que Cuba registró setecientos dieciséis protestas y denuncias públicas en mayo, casi 12% más que las ocurridas en abril.

El periodista Boris González Arena apuntó por su parte que, si bien el pueblo cubano está cansado de largas horas sin servicio eléctrico y la política económica, lo cierto es que las protestas son muchas, desde expresiones de inconformidad, a demandas de libertad y democracia.

Activistas opinan sobre las crecientes protestas populares en Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:04 0:00

“No se puede perder de vista la sociedad civil que está movilizada de manera permanente a pesar de la tremenda hostilidad que recibe del régimen comunista”, puntualizó González Arenas.

Según López Montenegro, hay personas que protestan por el desabastecimiento de alimentos, la falta de insumos médicos, los apagones, pero también hay otros que reclaman cambios políticos.

“Los hechos no mienten, pasamos de una situación en la que nadie protestaba a que una protesta sea normal; de hecho, hemos llegado a un momento en que funcionarios del gobierno han reconocido que la gente protesta, cosa que en tiempos anteriores no existían o eran organizadas por el exilio"

"Hasta se ha llegado a decir que el malestar es válido, que el descontento es válido, en un país donde la narrativa era que todo el mundo estaba de acuerdo, así es que, por lo tanto, el descontento no era válido y protestar, mucho menos”, concluyó López Montenegro.

En su informe correspondiente a mayo, el OCC apuntó que ese mes “el régimen intentó contener la efervescencia popular fortaleciendo la represión en todos los órdenes. Ordenó intimidatorios despliegues de la Policía y las fuerzas especiales Boinas Negras en las ciudades, enfatizó las amenazas, castigos, escarmientos y actos de violencia contra opositores, activistas, periodistas independientes y presos políticos, pero también contra sectores diversos de la sociedad civil, lanzando una campaña para censar a los jóvenes que no trabajan ni estudian y condenarlos por ‘Desobediencia’ si se mantienen desocupados”.

Canadá dice que el objetivo de enviar buque patrullero a Cuba fue "disuasión"

La tripulación del submarino ruso de propulsión nuclear Kazán observa el paso del barco patrullero de la marina canadiense HMCS Margaret Brooke a su llegada a la bahía de La Habana. (REUTERS/Stringer/Archivo)
La tripulación del submarino ruso de propulsión nuclear Kazán observa el paso del barco patrullero de la marina canadiense HMCS Margaret Brooke a su llegada a la bahía de La Habana. (REUTERS/Stringer/Archivo)
Getting your Trinity Audio player ready...

El Gobierno liberal de Canadá, criticado por legisladores de la oposición por enviar un buque patrullero a La Habana mientras permanecía allí una escuadra naval rusa, afirmó este lunes que la visita pretendía enviar un mensaje de disuasión a Moscú.

El buque de la armada canadiense arribó al puerto de La Habana a primera hora del viernes, dos días después de la llegada de un submarino nuclear y una fragata de Rusia.

"El despliegue (...) envía un mensaje muy claro de que Canadá tiene un Ejército capaz", dijo a periodistas el ministro de Defensa, Bill Blair.

Agregó que "las Fuerzas Armadas canadienses seguirán vigilando los movimientos y actividades de los buques rusos (...). La presencia es disuasión. Estuvimos presentes", puntualizó Blair.

Tanto Estados Unidos como Cuba afirmaron la semana pasada que los buques de guerra rusos no suponían una amenaza para la región. Moscú también calificó de rutinaria la llegada de sus buques de guerra a Cuba, que zarparon este lunes del Puerto de La Habana.

"¿Por qué el gobierno de (Justine) Trudeau envía un buque de guerra canadiense a 'celebrar' las relaciones con una dictadura comunista, y mucho menos cuando hay buques de guerra rusos atracados allí? Cuba y Rusia no son aliados de Canadá", dijo, por su parte, el portavoz conservador de Asuntos Exteriores, Michael Chong, en redes sociales.

Buques de guerra rusos se despiden de La Habana

Los cuatro buques de la armada rusa abandonaron La Habana este lunes, como estaba previsto, informó la agencia de noticias estatal RIA, que citó a su corresponsal en Cuba.

La visita del destacamento ruso a Cuba, programada del 12 al 17 de junio, fue anunciada ampliamente por los medios de prensa internacionales en medio de las tensiones entre Estados Unidos y Rusia por la invasión del Kremlin a Ucrania.

A diferencia del arribo al Puerto de La Habana, la retirada de la fragata "Gorshkov, del submarino de propulsión nuclear "Kazan", del buque petrolero "Pashin" y del remolcador de salvamente Nikolai Chiker" ha tenido una escasa cobertura noticiosa.

Las maniobras militares rusas en el Atlántico y en el Caribe se efectúan días después de que el presidente Vladímir Putin sugiriera que Moscú podría tomar "medidas asimétricas" en otras partes del mundo en respuesta a la decisión del presidente Joe Biden de permitir que Ucrania utilice armas de largo alcance para atacar dentro de lo que considera su territorio.

Estados Unidos observó de cerca las maniobras rusas, calificadas de rutinarias, mientras las Fuerzas Armadas de Cuba aseguraban que ninguno de los navíos era portador de armas nucleares.

Suspende sus servicios Small World, una de las compañías para el envío de remesas a Cuba desde Europa

Cubanos hacen fila para cambiar dinero en una CADECA de La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini
Cubanos hacen fila para cambiar dinero en una CADECA de La Habana. REUTERS/Alexandre Meneghini
Getting your Trinity Audio player ready...

Small World Financial Services, una compañía británica quese dedicaba al envío de dinero a América Latina, incluida Cuba, detuvo sus servicios.

Fincimex S.A., entidad financiera perteneciente al conglomerado de los militares GAESA, señaló en un comunicado que hasta el momento no han recibido una respuesta oficial de la empresa por lo que desconocen las causas y el alcance de la interrupción.

"Por su estabilidad, seguridad e inmediatez, el servicio financiero con la compañía inglesa resultaba muy demandado desde Europa", recoge el texto de la parte cubana.

Small World Financial Services no ha ofrecido detalles sobre lo ocurrido pero en la página web de la compañía aparece un mensaje en el que aclaran que los servicios están suspendidos.

"Small World ha dejado de aceptar nuevos clientes o agentes, aceptar fondos o realizar pagos para clientes existentes a través de todos los canales, incluidos cualquiera de sus agentes, sucursales, sitios web o aplicaciones móviles", detallan.

Remesas a Cuba: El salvavidas de la economía de la isla experimentó una caída el año pasado

En 2023, las remesas hacia Cuba experimentaron una disminución del 3,31% en comparación con el año anterior, según el economista Emilio Morales que considera la emigración como uno de los factores determinantes.

"Mientras América Latina experimentó un aumento del 9.5% en los envíos de remesas en 2023, Cuba se movió en dirección opuesta", apuntó.

"Se estima que la diáspora destinó entre 1800 y 2200 millones de dólares para facilitar la migración de los 200.287 cubanos hacia EE.UU., sumando los costos de la travesía y la manutención de estos individuos en suelo estadounidense. Ese flujo de capital, en lugar de ser invertido en las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) promovidas por el régimen, se ha dirigido hacia la búsqueda de la libertad familiar", detalla la investigación.

En el texto, “Cuba: crece la emigración, pero se hunden las remesas”, Morales explica que en 2023 las remesas alcanzaron 1972,56 millones de dólares.

"Este declive representa un impactante 46.93% menos que los niveles pre-pandemia de 2019, marcando un hito en la historia de los ingresos cubanos. Es una fuerte señal de alarma de que el país está perdiendo una de sus principales líneas de ingresos", sostiene.

Tras más de tres meses suspendidos, Western Union reanudó sus servicios a Cuba en mayo

Luego de permanecer inactivo por más de tres meses, el servicio de remesas a Cuba desde Estados Unidos por parte de Western Union retomó sus operaciones en mayo pasado.

Brad Jones, director de comunicaciones de la empresa, había dicho a Martí Noticias unas semanas antes que "la interrupción estaba relacionada a problemas técnicos con la plataforma Orbit, que opera desde Cuba y sirve como intermediaria a los bancos de la isla".

En 2022 Orbit recibió una licencia del Banco Central de Cuba (BCC) para operar como institución financiera no bancaria, con capacidad para gestionar transferencias desde el exterior, en reemplazo de Fincimex, entidad sancionada por el gobierno de Estados Unidos.

Nicaragua niega entrada al opositor cubano Bárbaro de Céspedes

El opositor cubano Bárbaro De Céspedes, conocido como El Patriota de Camagüey. (Captura de video/Facebook)
El opositor cubano Bárbaro De Céspedes, conocido como El Patriota de Camagüey. (Captura de video/Facebook)
Getting your Trinity Audio player ready...

El opositor Bárbaro de Céspedes responsabilizó a la Seguridad del Estado cubana por la negativa de Nicaragua a su solicitud de entrada, una decisión que pondría en evidencia la complicidad entre los gobiernos de ambos países, según dijo.

La imposibilidad de abandonar Cuba ha acentuado las dificultades que enfrenta este activista, conocido por su postura crítica contra el régimen de La Habana.

“El Gobierno de Nicaragua negó mi entrada”, declaró De Céspedes en una directa en Facebook. El activista había gestionado un vuelo el 14 de junio con la esperanza de emigrar. La restricción ocurrió mientras se dirigía al aeropuerto, tras haber adquirido un costoso pasaje con varias escalas.

De Céspedes considera que su decisión de denunciar a la fiscal Rosabel Roca Sampedro, quien pidió para él la máxima sentencia por las manifestaciones pacíficas del 11 de julio de 2021 y ahora quiere pedir asilo en la frontera de EEUU, fue lo que movió al régimen cubano y nicaragüense a impedir su salida.

"Como yo delaté a una esbirra suya, me quieren hacer el mayor daño posible. Estoy dispuesto a hacer lo que sea por mi patria y no me van a callar", dijo desde Camagüey, donde reside.

Persecución continua

De Céspedes ha sido objeto de vigilancia y hostigamiento constante por parte de la Seguridad del Estado desde su salida de prisión en febrero de 2024. “No me permiten vivir en paz. Me advirtieron que, ante cualquier incidente en Camagüey, me detendrían nuevamente”, explicó.

En 2021, su hija enfrentó una situación similar cuando intentó emigrar a través de Nicaragua. Fue detenida en el aeropuerto. Casos similares en el pasado muestran un patrón de restricciones a la salida del país que afecta a los opositores.

Negativa de ingreso a Nicaragua a Bárbaro de Céspedes.
Negativa de ingreso a Nicaragua a Bárbaro de Céspedes.

Vida bajo amenaza

Las amenazas y la imposibilidad de trabajar en el sector público o privado han dejado a De Céspedes en una situación económica delicada. A pesar de estos obstáculos, su compromiso con la causa sigue intacto.

“Todo el que me conoce sabe que la patria está por encima de todo en mis sentimientos”, afirmó, subrayando su determinación de seguir denunciando las injusticias a pesar de las dificultades.

Bárbaro de Céspedes fue arrestado el 11 de julio de 2021 por participar en protestas antigubernamentales y condenado a dos años de prisión bajo cargos de atentado, desobediencia y desacato. Durante su encarcelamiento, continuó abogando por su inocencia y principios.

Fue liberado a principios de este año, pero las restricciones y el hostigamiento persistieron, culminando en el reciente impedimento de salir del país.

Este nuevo episodio ha generado indignación entre activistas y defensores de derechos humanos.

La incapacidad de De Céspedes para abandonar Cuba refuerza las denuncias de violaciones sistemáticas de derechos humanos por parte del gobierno cubano y la cooperación con otros regímenes en la región para restringir la movilidad de los disidentes.

"No se dejen engañar, a Rusia los envían a morir", alerta activista cubana desde Ucrania (VIDEO)

Carolina Barrero, desde Mycolaiv, en Ucrania. (Captura de video/X)
Carolina Barrero, desde Mycolaiv, en Ucrania. (Captura de video/X)
Getting your Trinity Audio player ready...

Desde el frente de la guerra en Ucrania, la historiadora del arte y activista Carolina Barrero envió este domingo un mensaje al pueblo cubano, especialmente, a los jóvenes en la Isla, a quienes alertó sobre

"Estoy en Mycolaiv, Ucrania, en el frente de la guerra. Del otro lado de este frente hay jóvenes cubanos que fueron reclutados para pelear del lado equivocado de la historia", dijo Barrero.

La activista exiliada señaló que el régimen cubano, en lugar de proteger a estos jóvenes, ha elegido servir al Kremlin en su "geopolítica corrupta".

"A los jóvenes cubanos que me están viendo: no se dejen engañar, a Rusia los envían a morir, los usan como carne de cañón. Nuestra lucha, es la lucha por la libertad, no la del sometimiento de otro pueblo al imperio del mal, nuestra lucha es la misma que la del heroico pueblo de Ucrania", subrayó Barrero.

La activista dijo que su presencia en el frente de lucha en Ucrania era también su respuesta al arribo, la semana pasada, de una escuadra naval rusa, incluido un submarino nuclear, a la Bahía de La Habana.

"Estoy aquí porque los hechos siempre hablan mejor que las palabras, y yo soy una mujer de hechos. En definitivas, la historia se escribe con la tinta del coraje y el lenguaje de las acciones", sentenció la joven cubana.

El testimonio de varios cubanos que han sido reclutados por el ejército ruso para luchar en la guerra contra Ucrania tras recibir "contratos de trabajo", y la filtración de documentos que prueban su posterior reclutamiento hizo titulares a finales de 2023 en la prensa internacional.

En septiembre pasado, cuatro de esos reclutas dijeron a Politico que todo comenzó a finales de 2022, cuando iniciaron contacto con una mujer identificada como Elena Shuvalova que publicaba anuncios en las redes sociales para cubanos que querían salir del país, o que ya se encontraban en Rusia.

El gobierno cubano dijo entonces que había arrestado a 17 implicados en una presunta red de tráfico de personas que reclutaba a ciudadanos de la isla para enviarlos a Rusia.

Según los entrevistados por el medio estadounidense, los reclutadores les ofrecieron un pago inicial y único de 195.000 rublos (unos 2.000 dólares), seguido de un salario mensual de 204.000 rublos (2.100 dólares). Aunque los jóvenes sabían que serían empleados del ejército ruso, se les aseguró que trabajarían lejos del frente de batalla, como conductores o trabajadores de la construcción.

En marzo pasado, Frank Darío Jarrosay Manfugas, un guantanamero de 35 años, fue capturado por los soldados ucranianos mientras luchaba en el bando ruso. En una rueda de prensa en Kyiv, el cubano dijo que vio un anuncio en Facebook y rellenó el formulario correspondiente porque no estaba conforme con su situación económica en la isla, pero que el contrato no especificaba que debía luchar en la guerra.

Fuentes cercanas al joven cubano Camilo Ochoa, muerto en el frente ruso, dijeron a principios de junio a Martí Noticias que en 2023 una joven le ofreció una considerable suma de dinero por un contrato de un año peleando en Rusia. Un amigo del fallecido dijo que no conoce a un solo cubano que haya regresado de Rusia con vida tras pelear en la guerra contra Ucrania. “Nunca logras tu sueño de regresar con dinero de la guerra. A todos los que conozco, que son muchos, los han matado poco antes de que termine su contrato”.

Cargar más

XS
SM
MD
LG