Enlaces de accesibilidad

Ortega dijo que sus declaraciones sobre presos políticos en Cuba fueron sacadas de contexto y se mostró abierto a que quienes defienden que sí los hay, le presenten el listado de esos prisioneros.

El cardenal cubano, Jaime Ortega, lamentó recientes críticas de opositores a su persona por rechazar que existen presos políticos durante una entrevista difundida por la cadena radial española Ser.

"Estamos recibiendo centenares de cartas por el indulto que se espera que pueda haber (con la próxima visita papal) y ni una de ellas indica delitos políticos. Sí hay muchos delitos económicos pero ninguna sobre delitos políticos. Si llegan, perfecto, pero que nos hagan saber, que nos la entreguen", dijo Ortega.

Ortega, en una entrevista el 5 de junio con la emisora de radio española Cadena Ser, dijo que en Cuba ya no hay presos políticos.

“Cuando vino el papa Benedicto hubo un indulto de presos comunes, porque ya en Cuba no quedan aquellos presos políticos", señaló el cardenal en aquella entrevista, en referencia a que con la visita del papa Francisco podría producirse un "gesto" similar.

La cita fue sacada de contexto dijo Ortega, quien participo este sábado de una ceremonia para imponer una medalla enviada por el Papa Francisco al portavoz del arzobispado, Orlando Márquez, uno de los laicos más connotados de la isla.

"Yo hablaba (durante la entrevista) de que cuando vino el papa Benedicto el gobierno dio un indulto grande para los presos, y me preguntan 'políticos' y le respondo eran presos comunes, ya de aquellos no había", explicó Ortega en relación a los disidentes del grupo de los 75 excarcelados tras las gestiones de la iglesia.

Ortega insistió en que hizo esa afirmación en el contexto de aquel indulto y afirmó que "realmente" no conoce casos de presos políticos, si bien se mostró abierto a que quienes defienden que sí los hay le presenten el listado de esos prisioneros.

En 2011, gracias a la mediación de Ortega, medio centenar de presos de la redada del 2002 --75 opositores en total-- quedaron en libertad, sumándose a los otros que habían sido excarcelados paulatinamente por el gobierno.

Según un informe divulgado el viernes por la disidente Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, liderada por el activista Elizardo Sánchez, en Cuba hay 71 presos politicos, algunos por realizar actos violentos y otros con delitos con motivaciones personales.

La Comisión los consideró todos políticos por haber recibido un procesamiento de la policía dedicada a la Seguridad del Estado y ser considerados contrarrevolucionarios, sin juzgar su método.

"Es tan difícil la interpretación de qué es preso político, uno dice es, otro dice no es", expresó Ortega. "Yo realmente no los conozco".

El también Arzobispo de La Habana atribuyó las críticas al ambiente "un poco pesado" que algunos sectores intentan crear ante la próxima visita del papa Francisco al país caribeño.

"Yo creo que esto se mueve siempre alrededor de cuando va a haber una visita del Papa. Hay muchos que la desean, que la promueven (...) y hay otros que se sienten mal ante la visita del papa a Cuba y les parece que tiene connotaciones políticas", dijo el prelado en declaraciones a corresponsales en La Habana.

"Pero estas cosas se superan siempre",subrayó Ortega y agregó que la visita del papa Francisco"tiene un profundo mensaje pastoral y un sentido muy específico de acentuar el espíritu de diálogo en la iglesia y fuera de la iglesia".

El viaje de Francisco, que será el tercer Papa que visite la isla, se considera histórico debido al papel mediador que el pontífice ha tenido para el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Ortega destacó que esa visita "no es esencialmente política" si bien pone en evidencia las posibilidades que el diálogo tiene para el encuentro y la negociación entre pueblos y países.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG