Enlaces de accesibilidad

Cameron: Argentina debe "respetar" el resultado del referéndum


Varias personas se congregaron para celebrar el lunes 11 de marzo de 2013, en Puerto Standley (Malvinas), tras conocer el resultado del referendo celebrado del 10 y el 11 de marzo, en el que casi un 100 % de los malvinenses que votaron apoyó que el archip

Tras el referéndum de autodeterminación que se celebró el domingo y el lunes, los habitantes de las islas Falkland (Malvinas) votaron en un 99,8% a favor de mantenerse como un territorio británico de ultramar. Sólo tres electores votaron en contra.

El primer ministro británico, David Cameron, instó este martes a Argentina a "respetar" el resultado del referéndum organizado en las disputadas Islas Malvinas, donde un 99,8% de los habitantes del archipiélago votaron a favor de seguir siendo británicos.

"Los habitantes de las Falkland (nombre británico de las Malvinas) no podían hablar más claro. Quieren seguir siendo británicos y todo el mundo, incluida Argentina, debería respetar este punto de vista", dijo Cameron, quien se mostró "encantado" con el resultado de la votación.

"Las Islas Falkland pueden estar a miles de millas de distancia, pero son británicos hasta la médula y eso es lo que quieren seguir siendo. La gente tiene que saber que siempre estaremos ahí para defenderlos", dijo.

Argentina, que se encuentra a 400 km de distancia del archipiélago, calificó de "ilegal" este referéndum ya que sostiene que los isleños son una población "implantada" y, por tanto, no tienen el derecho a la autodeterminación.

Tras el referéndum de autodeterminación que se celebró el domingo y el lunes, los habitantes de las islas Malvinas votaron en un 99,8% a favor de mantenerse como un territorio británico de ultramar. Sólo tres electores votaron en contra.

Un 92% de los 1.672 electores del disputado archipiélago del Atlántico sur participaron en el referéndum.

El resultado, anunciado el lunes a las 22H30 (el martes a las 01H30 GMT), fue celebrado en la capital del archipiélago, Stanley. "Hay cientos de personas reunidas ante la catedral que cantan y agitan banderas", declaró a la AFP un diputado local, Barry Elsby.

La consulta, realizada con la bendición del gobierno británico, que controla las islas desde 1833, fue descalificada por Argentina, que la considera un "intento de manipulación" y que advirtió que "no pondrá término al diferendo por la soberanía".

"Es una maniobra mediática y dilatoria. Es una maniobra sin ningún valor legal, no ha sido convocado ni supervisado por las Naciones Unidas", dijo el lunes la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro, en declaraciones a la radio La Red de Buenos Aires.

"Son británicos. Respetamos su modo de vida, su identidad. Respetamos que quieran seguir siendo británicos, pero el territorio en el que habitan no lo es", añadió.

Argentina reclama por vía diplomática la soberanía sobre el archipiélago austral, después de la guerra de 1982, desatada cuando Argentina realizó un desembarque militar en las islas originando un conflicto que se saldó con 649 argentinos y 255 británicos muertos.

Gran Bretaña administra Las Malvinas, que los británicos llaman "Falkland", desde 1833, pero Buenos Aires reclama este archipiélago al que considera parte del territorio argentino.

La conmemoración, en 2012, del 30 aniversario de esta guerra y el descubrimiento de petróleo cerca del archipiélago avivaron las tensiones diplomáticas y la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, fue aumentando sus reivindicaciones progresivamente.

Por su parte, Londres, situada a miles de km de distancia de las disputadas islas, asegura que no discutirá sobre temas de soberanía con Buenos Aires salvo que fuera el deseo de los isleños.

El Comité Especial de Descolonización de la ONU ha solicitado la apertura de negociaciones para resolver el contencioso británico-argentino, por lo que los habitantes de las islas esperan que el referéndum será beneficioso para su causa.

Los habitantes de Las Malvinas esperan que el resultado del referéndum sirva para enviar un mensaje claro a otras capitales y presionarlas para obtener reconocimiento internacional.

Estados Unidos, por ejemplo, se ha guardado mucho de tomar partido en el contencioso, a pesar de su alianza con el Reino Unido, donde el referéndum apenas ocupó espacio en la prensa y pocos periódicos publicaron breves reportajes o fotografías sobre este territorio de ultramar.

Sin embargo, esta votación es bastante simbólica. "No creo que tenga mucha repercusión en el resto del mundo.

La posición británica es bien conocida, la posición argentina también", dijo George Philip, profesor de política comparada y especialista en América Latina en la London School of Economics (LSE), preguntado por la AFP.

"En lo que respecta a los habitantes, esto puede aportarles una especie de relajación psicológica dado que estuvieron sometidos a la presión de Argentina desde hace un año", apuntó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00
XS
SM
MD
LG