Enlaces de accesibilidad

ETECSA denuncia cadena de "fraudes"


Solo un telepunto de ETECSA, en el edificio Focsa, estaba activando en su primer día el nuevo servicio de correo electrónico en los móviles (Foto Yusnaby)

El más común entre ellos es el uso del 'bypass', que consiste en realizar llamadas telefónicas o enviar mensajes de texto (SMS) "utilizando a Internet como vía alternativa"

La compañía estatal de comunicaciones ETECSA denunció este jueves que una cadena de fraudes, organizados desde el extranjero con la "complicidad" de personas en Cuba, está afectando la calidad del servicio de telefonía celular y provocando "cuantiosas pérdidas" económicas a la isla.

"La mayoría de los fraudes en servicios móviles son organizados e implementados desde el exterior, pero necesitan de la complicidad de defraudadores en el país, sin los cuales no puede efectuarse la comunicación", señaló el director de Comunicación de ETECSA, Luis Manuel Díaz, en un extenso artículo que publicó en el diario Juventud Rebelde.

El directivo, que no precisó qué países estarían involucrados en "los múltiples hechos de fraude" que se registran en su país, explicó que el más común entre ellos es el uso del 'bypass', que consiste en realizar llamadas telefónicas o enviar mensajes de texto (SMS) "utilizando a Internet como vía alternativa", lo que suplanta "el rol que le corresponde a la empresa" y "a las Centrales Telefónicas Internacionales".

Para la realización del fraude y evadir las tarifas vigentes, quienes cometen el Bypass instalan en el país plataformas ilícitas, a cuyas estructuras se incorporan varias líneas celulares de clientes legítimos, encargadas de recibir los mensajes nacionales, que son tramitados a través de Internet, a destinos internacionales.

Una vez recibidos los mensajes por las líneas nacionales dedicadas ilícitamente a esa actividad, los detalles de los mensajes son reenviados a una computadora, donde se instalan y residen un grupo de aplicaciones con funciones muy específicas para almacenarlos, procesarlos y posteriormente enviarlos a un servidor en el exterior, y encaminarlos a un SMS Center, suplantando el rol que le corresponde a la empresa.

Además de que se trata de una estafa evidente a los operadores de telecomunicaciones, este tipo de engaño es también dañino para el usuario, ya que en las computadoras utilizadas para ello permanecen las trazas de la mensajería y el contenido de los mensajes, violando totalmente la privacidad de las comunicaciones.


Para los fraudes se emplean "dispositivos de tecnología avanzada, no comercializados" en Cuba y que son "entrados de forma ilegal" y se usa el acceso a internet en "entidades estatales", añadió Díaz.

Subrayó que a causa de esos hechos, ETECSA "ve afectados sus ingresos, su imagen y credibilidad al ser cuestionada la calidad de las comunicaciones por los usuarios (...) y por Teleoperadores Internacionales, con los cuales se establecen y mantienen acuerdos bilaterales para el tráfico de llamadas".

Díaz reveló que "determinados hechos (de fraude detectados), dadas su magnitud y relevancia, han sido llevados a los tribunales", bajo los "delitos de estafa, actividad económica ilícita o receptación".

En Cuba, con 11,1 millones de habitantes y dos millones de celulares, los usuarios se quejan por la lluvia de SMS que reciben a diario, principalmente destinados a promover los nuevos negocios privados que proliferan al amparo de las reformas
económicas de Raúl Castro.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG