Enlaces de accesibilidad

Lamenta Vargas Llosa homofobia latinoamericana


El Nobel de Literatura y presidente de La Fundación Internacional para la Libertad, Mario Vargas Llosa.

Mario Vargas Llosa lamentó hoy que en los países de América Latina continúen estando profundamente arraigados el odio a las minorías sexuales

El escritor y premio Nobel de Literatura peruano Mario Vargas Llosa lamentó hoy que en los países de América Latina continúen estando profundamente arraigados el odio a las minorías sexuales y la discriminación, en un artículo donde recuerda el asesinato del homosexual chileno Daniel Zamudio.

El joven suramericano de 24 años, que perdió la vida tras ser agredido el pasado 3 de marzo por un grupo de presuntos neonazis y pereció tras veinticinco días de agonía, fue recordado en un artículo titulado La caza del gay, en columna Piedra de Toque en el diario mexicano Reforma.

Vargas Llosa considera que lo más fácil y lo más hipócrita del caso es atribuir el crimen contra Zamudio solo a cuatro bellacos pobres diablos, los que le marcaron a Zamudio esvásticas en el cuerpo, le dejaron caer varias veces una gran piedra sobre el estómago y las piernas, y le fracturaron una de ellas.

Asegura el autor peruano que ellos no son más que la avanzadilla más cruda y repelente de una cultura de antigua tradición que presenta al gay y
a la lesbiana como enfermos o depravados que deben ser tenidos a una distancia preventiva de los seres normales porque corrompen el cuerpo social sano.

El Nobel de Literatura de 2010 sostiene que esta idea de la homosexualidad se enseña en las escuelas, se contagia en el seno de las familias, se predica en los púlpitos y aparece comúnmente en discursos políticos y en los medios de comunicación.

"El gay es siempre el otro, el que nos niega, asusta y fascina al mismo tiempo, como la mirada de la cobra mortífera al pajarillo inocente", añade el autor de la Casa Verde.

El también Premio Cervantes de las Letras, 2004, refiere que lo ocurrido en Chile sucede también en países como Perú, donde lo más terrible de ser gay, lesbiana o transexual es tener una vida cotidiana condenada a la inseguridad, al miedo, la conciencia permanente de ser un réprobo, un anormal, un monstruo.
XS
SM
MD
LG