Enlaces de accesibilidad

New York Times: Chávez deja Venezuela dividida


Un hombre toma un diario con la noticia del fallecimiento del presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Durante casi una década y media Hugo Chávez dominó todos los aspectos de la vida política en Venezuela, pero su muerte deja a su revolución en una situación precaria, dice el diario.

Con su muerte, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, deja atrás una nación amargamente dividida en medio de una crisis política que se agudizó a medida que él languidecía durante semanas en silencio y fuera de la vista pública, en hospitales en La Habana y Caracas, dice el diario The New York Times.

En un amplio comentario sobre el suceso, el periódico señala que la partida del gobernante de un país al que dominó durante 14 años pone en duda el futuro de su revolución socialista, y “altera el balance político no sólo en Venezuela (…) sino también en Latinoamérica, donde Chávez encabezó a un grupo de naciones en el intento de reducir la influencia de EE.UU. en la región”.

Caricaturas de Garrincha
Caricaturas de Garrincha
Según el Times, Chávez cambió a Venezuela de forma esencial, dando poder y vigorizando a millones de pobres que se habían sentido marginados y excluidos. “Pero su gobierno—dice—también amplió las divisiones de la sociedad, y su muerte de seguro trae grandes incertidumbres a medida que el país trata de hallar su camino sin su figura central”.

El diario destaca que de acuerdo con la Constitución venezolana debe procederse a efectuar elecciones antes de 30 días, y que es probable que en esos comicios se enfrenten el actual vicepresidente Nicolás Maduro, designado como sucesor por Chávez, y Henrique Capriles, el joven gobernador del estado de Miranda que ya perdió en las urnas frente a Chávez en octubre último.

“Pero a la luz de la enfermedad de Chávez—apunta—ha habido un candente debate en meses recientes por interpretaciones divergentes de la Constitución, y es imposible predecir cómo se llevará a cabo la transición”.

El Times pone de relieve que Maduro en un discurso por televisión acusó a EE.UU. de buscar la desestabilización de Venezuela y anunció la expulsión de dos agregados militares de la embajada estadounidense en Caracas. Un vocero del Departamento de Estado desmintió tajantemente la acusación.

Maduro también dijo que el gobierno venezolano sospechaba que los enemigos del presidente habían hallado la manera de causarle a Chávez el cáncer, y que científicos debían investigar el origen de su enfermedad.

A la par del vacío político dejado por Chávez, señala el periódico, “el país batalla con una economía trastornada, con problemas por la subida de precios y la creciente escasez de bienes básicos”.

En opinión del diario, “durante casi una década y media, Chávez tomó las principales decisiones y dominó todos los aspectos de la vida política. Inspiró una devoción fiera, a veces religiosa, entre sus seguidores y una animosidad igualmente fervorosa entre sus opositores.”

Y como muchos de sus simpatizantes dicen que “con Chávez todo, sin Chávez nada”—precisa—“eso deja su revolución en un sitio precario, sin su carismático líder”.

De acuerdo con el Times, la muerte de Chávez podría dar una oportunidad a la oposición política, “que nunca fue capaz de derrotarlo en una contienda” electoral. Maduro, señala, está lejos de tener la misma conexión visceral de Chávez con los pobres en Venezuela.

“Aun así—puntualiza—la mayoría de los analistas creen que Maduro tendrá ventaja, y que recibirá una oleada de apoyo si la votación se lleva a cabo pronto”.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG