Enlaces de accesibilidad

Chávez busca otra excusa para reformar la Constitución


Abundan los rumores de que Chávez no podría concurrir a los comicios y que en su partido, el PSUV, hay pugnas por la sucesión.

El presidente venezolano Hugo Chávez dice que quiere institucionalizar los programas sociales impulsados por su gobierno.

Luego de asustar a los venezolanos con que los programas sociales que su gobierno ha instaurado en Venezuela se perderían si él no llega a ganar las elecciones el 7 de octubre, el presidente Hugo Chávez ha dado a entender que podría reformar la Constitución del país.

Chávez llamó a sus seguidores en la Asamblea Nacional a considerar enmiendas a la Carta Magna para impedir que el candidato de la oposición, Henrique Capriles, desmantele según dijo los programas sociales o “misiones” con que su gobierno ha buscado granjearse la popularidad de los venezolanos más pobres.

A pesar de que Capriles prometió que si gana las elecciones beneficiará a todos los venezolanos, apoyen o no su proyecto político, y se comprometió a crear un millón de empleos para jóvenes (el país tiene más de 400 mil de ellos sin trabajo), Chávez insiste en que de ser derrotado en los comicios las “misiones” desaparecerán.

Capriles negó expresamente que vaya a terminar con tales programas, que algunos señalan como fuente de corrupción de funcionarios e instituciones públicas. Y diputados de la oposición presentaron un proyecto de ley denominado "Misiones para todos por igual" a fin de desmentir las acusaciones de Chávez contra su rival.

Aunque la campaña electoral comenzará oficialmente en Venezuela el próximo 1ro. de julio, el oficialismo está lanzando ya todo tipo de improperios contra el candidato de la oposición, sobre todo después de que crecieron los rumores de que Chávez, aquejado de cáncer, no podría concurrir a los comicios y que en consecuencia en su partido, el PSUV, abundan las pugnas por la sucesión.

Desde que asumió el poder en 1999, el presidente venezolano ha organizado más de 30 programas sociales , incluida la distribución subsidiada de alimentos y la llamada Misión Barrio Adentro con el envío de médicos cubanos a zonas pobres para brindar tratamiento médico gratuito.

Recientemente, un reportaje publicado por El Diario Exterior destacaba que a pesar de que el personal sanitario cubano en ese país ha llegado a calcularse en unos 60.000, y de que el programa Barrio Adentro es elogiado con gran propaganda por La Habana y Caracas, en realidad lo que ha logrado es deteriorar la sanidad en Venezuela.

A propósito de cumplirse hace poco el noveno aniversario del programa, el diputado opositor Miguel Angel Rodríguez denunció que el 70 por ciento de los módulos de Barrio Adentro “están abandonados” y que la misión ha perjudicado gravemente al sistema público de salud.

Además de que la contratación de cubanos hizo crecer el desempleo entre los médicos venezolanos, la publicación digital subrayó que incluso los profesionales de la salud graduados por Barrio Adentro “han demostrado una mala preparación, sólo apta para la atención primaria e insuficiente para capear casos difíciles".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG