Enlaces de accesibilidad

Renuncia el premier ucraniano y revocan leyes antiprotestas


El premier ucraniano Mikola Azarov presentó su renuncia al presidente y el parlamento revocaba las mismas leyes que aprobó hace una semana.

Derogan leyes antiprotestas en Ucrania

El Parlamento ucraniano revocó el paquete de leyes que restringían derechos fundamentales como el de reunión y expresión, cuya aprobación hace diez días desató violentas protestas en el centro de Kiev.

La mayoría de los diputados (361 de los 412 registrados en la sala) abolieron nueve leyes, entre ellas las que endurecían las penas por manifestaciones no autorizadas o el bloqueo de edificios administrativos, y prohibían expresamente montar tiendas de campaña en la ciudad.

También derogaron las leyes que castigaban la circulación en caravanas de más de cinco vehículos y permitían la celebración de juicios en ausencia de los acusados, medida esta última que afectaba a la encarcelada ex primera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko, que lleva más de un año negándose a acudir al segundo juicio penal iniciado contra ella.

En una sesión extraordinaria, convocada para buscar una salida a la crisis en el país, el Parlamento también aprobó por 257 votos a favor un paquete de cuatro leyes que sustituye a las abolidas. Éstas incluyen reformas al código penal que introducen la responsabilidad por apología del fascismo y la negación de sus crímenes, y por actos de vandalismo contra monumentos que honran a los soldados y civiles que lucharon contra los invasores nazis
durante la Segunda Guerra Mundial.

La revocación de las nueve leyes -aprobadas el pasado 16 de enero de manera irregular, ya que la votación se produjo con la tribuna del Parlamento bloqueada por la oposición y sin mediar debate parlamentario- era una de las exigencias de las tres formaciones opositoras.
En un comunicado publicado el martes en el portal de Internet del Gobierno, Mikola Azarov ofreció su renuncia para alentar lo que calificó de "acuerdo sociopolítico". "He tomado la decisión personal de solicitar al presidente de Ucrania que acepte mi dimisión del cargo de primer ministro, con el ánimo de propiciar mayores posibilidades de un compromiso político para resolver el conflicto pacíficamente", dijo Azarov en un comunicado.

"Hoy, lo más importante es preservar la unidad y la integridad de Ucrania. Esto es mucho más importante que cualquier plan o ambición personal. Por eso he tomado esta decisión", añadió.

Azarov anunció su dimisión coincidiendo con una sesión especial del Parlamento en Kiev, para debatir la salida a una crisis que estalló cuando hace dos meses el Gobierno se negó a firmar un acuerdo de asociación con la UE, para acercarse a Rusia. Los tres expresidentes de Ucrania, Leonid Kuchma, Leonida Kravchuik y Vitali Yuschenko, estaban presentes en la sesión parlamentaria.

Entre las medidas que se espera que aborde el Parlamento figura la abolición de unas medidas draconianas contra las protestas, que han enfurecido a los opositores.

Los diputados suspendieron la sesión poco después de iniciarla, para ponerse de acuerdo sobre la agenda del día.

Las protestas prooccidentales en Kiev comenzaron el 21 de noviembre después que el presidente Viktor Yanukovych engavetó un largamente planeado tratado económico con la Unión Europea, y entonces aceptó un enorme paquete de medidas de asistencia económica del presidente ruso Vladimir Putin. La crisis se agravó en días recientes cuando los manifestantes y la policía tuvieron enfrentamientos violentos.

El presidente tendría que aceptar la renuncia de Azarov, pero parece que eso es sólo una formalidad. Yanukovych ofreció la semana pasada el cargo a Arseniy Yatsenyuk, uno de los líderes de la oposición. Yatsenyuk declinó la oferta el lunes.

La renuncia del primer ministro eliminaría a una de las figuras más despreciadas por la oposición y la derogación de las leyes contra las protestas eliminaría un factor muy molesto en la crisis. Pero eso no satisface completamente las exigencias de la oposición, que incluyen la renuncia de Yanukovych.

Además, Yanukovych dice que una amnistía a decenas de opositores arrestados en las manifestaciones sólo se implementaría si abandonan las calles y salen de los edificios del Gobierno que han ocupado. No parece probable que se acaben las protestas sin que el resto de las demandas se cumplan.
XS
SM
MD
LG