Enlaces de accesibilidad

Conferencia Episcopal peruana condena conducta sexual de exobispos


El cardenal de Lima, Juan Luis Cipriani (Izq.).

"Reprobamos la conducta del obispo auxiliar de Ayacucho, Gabino Miranda, que ha motivado la sanción de la Santa Sede con la pena máxima, que es la pérdida del estado clerical"

La Conferencia Episcopal Peruana (CEP) condenó este jueves la conducta sexual de dos exobispos católicos, uno acusado de pedofilia y otro denunciado como padre de una niña, sancionados por el Vaticano.

"Reprobamos la conducta del obispo auxiliar de Ayacucho, Gabino Miranda, que ha motivado la sanción de la Santa Sede con la pena máxima, que es la pérdida del estado clerical", indica el comunicado del CEP.

"Del mismo modo, reprobamos el comportamiento de quien fuera obispo auxiliar de Lima, Guillermo Abanto, a quien la Santa Sede le retiró el ministerio", señala el organismo católico que agrupa a los obispos de Perú.

Miranda, miembro de la orden del Opus Dei, quien era obispo auxiliar de la ciudad surandina de Ayacucho, fue destituido el 5 de julio por el Vaticano por acusaciones de pedofilia y se encuentra oculto en algún lugar de Lima.

Días después, el 20 de julio, el Vaticano aceptó la renuncia de Guillermo Abanto Guzmán, quien se desempeñaba como obispo general castrense.

Abanto había sido citado por un tribunal de Lima para que respondiera sobre una demanda de paternidad, pero no se presentó.

El miércoles un juzgado de Lima declaró que el exobispo católico Guillermo Abanto es el padre de una menor de dos años, cuya madre había presentado una demanda para que reconociera a su hija.

Los obispos reiteraron su llamado al presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Salvador Piñeiro, para que los sancionados "asuman su responsabilidad por el escándalo ocasionado a los fieles y se sometan a la ley civil".
XS
SM
MD
LG