Enlaces de accesibilidad

Papa aclara sus palabras y asegura que no justifica la violencia


Papa Francisco mientras preside audiencia general.

Francisco aclaró sus comentarios sobre los límites de la libertad de expresión la semana pasada en respuesta al atentado terrorista contra el semanario satírico francés "Charlie Hebdo".

El papa Francisco dijo el lunes que no estaba justificando la violencia cuando dijo que si un amigo insultaba a su madre podía "esperar un puñetazo". En lugar, dijo que sólo expresaba una respuesta muy humana y que era necesaria una mayor prudencia para evitar tal ofensa.

Francisco aclaró sus comentarios sobre los límites de la libertad de expresión la semana pasada en respuesta al atentado terrorista contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo.

Hablando a los reporteros en el viaje de regreso desde Filipinas, Francisco dijo que "en teoría, podemos decir que una reacción violenta a una ofensa o provocación no es bueno, que uno no debe hacerlo. En teoría podemos decir que las escrituras dicen que debemos mostrar la otra mejilla. En teoría podemos decir que tenemos la libertad de expresarnos".

"Pero somos humanos", agregó. "Y hay prudencia, que es una virtud de la coexistencia humana. No puedo insultar o provocar a alguien porque corro el riesgo de que esa persona se enfurezca".

Lo que dijo sobre "el puñetazo", y la confusión que ello causó, es un reflejo de cómo el estilo informal del pontífice y su sentido del humor puede meterlo en problemas.

De hecho, momentos después de aclarar lo que había dicho, el Papa contó que en los años 1990, en Buenos Aires, dos funcionarios públicos corruptos le ofrecieron el equivalente a $400.000 para sus obras de caridad a condición de que les diera algo del dinero.

"Y en ese momento pensé: '¿Qué debo hacer? ¿Los insulto y los pateo donde no les da el sol o me hago el tonto?", dijo Francisco. Agregó que terminó haciéndose el tonto, pero su respuesta es una prueba más de que cuando habla a la ligera, es eso exactamente.

XS
SM
MD
LG