Enlaces de accesibilidad

Pandillas salvadoreñas entregan armas


Pandilleros en El Salvador entregaron armas "como gesto de buena voluntad"

La entrega se hizo "como gesto de buena voluntad" ante el secretario general de la OEA.

Pandillas salvadoreñas entregaron el viernes ante el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, al menos 87 armas de fuego, algunas deterioradas y hasta sin gatillo, como un "gesto de buena voluntad" enmarcado en la "tregua" entre ellas y que ha producido una baja de los homicidios en el país, informa EFE.

Cuatro pandilleros, con los rostros cubiertos con pasamontañas, llevaron las armas en costales y maletines desde un vehículo hasta la tarima donde realizaron un acto por la paz en El Salvador, en cuya mesa principal estaba Insulza junto a otras personalidades nacionales.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) llegó el jueves al país en una visita de dos días para conocer la "tregua" entre las pandillas salvadoreñas, que agrupan a unos 64 mil afiliados y a las que el Gobierno responsabiliza del 90 por ciento de los homicidios en ese país.

El armisticio entre los principales clanes, la Mara Salvatrucha y Barrio 18, ha permitido bajar de 14 a alrededor de cinco el promedio diario de asesinatos en El Salvador, de acuerdo con datos oficiales.

Entre las armas que entregaron hay 30 escopetas calibre 12, cuatro subametralladoras, 32 carabinas M-1, tres fusiles M-16, tres AK-47, otros siete fusiles de varios calibres y siete armas cortas, entre pistolas y revólveres.

También entregaron una mina explosiva y municiones de distintos calibres.

El jueves los líderes pandilleros anunciaron en un documento entregado a Insulza, que harían un "simbólico desarme parcial" como "gesto de buena voluntad" ante su visita para conocer el pacto entre esos dos grupos, detalla EFE.

Los pandilleros que entregaron este viernes las armas dijeron en la nota ser miembros de "las estructuras de calle" de la Mara Salvatrucha y la 18.

"La entrega de estas armas tiene no solamente un simbolismo, que ya es impresionante", sino que refleja que los pandilleros "están dispuestos" a continuar con el proceso, resaltó Insulza en un discurso.

Dijo además que "originalmente (...) el plan era una entrega mucho mayor", pues eran "centenares de armas de fuego de los cuales se hablaba que estaban dispuestos a entregar".

Aseguran que las armas entregadas serán destruidas en un acto verificado por el organismo hemisférico.
XS
SM
MD
LG