Enlaces de accesibilidad

Futuro incierto de diálogo Irán-Argentina


El atentado de 1994 contra la AMIA es una herida abierta para los argentinos.

La primera ronda de conversaciones bilaterales sobre el atentado en 1994 a la AMIA en Buenos Aires terminó sin resultados visibles.

La primera ronda del diálogo entre Argentina e Irán por la investigación del atentado en 1994 contra la mutual judía en Buenos Aires AMIA duró dos días y terminó sin resultados, destaca este miércoles el diario argentino La Nación.

El periódico cita declaraciones hechas por el vocero de la cancillería iraní Ramin Mehmanparast a la agencia de noticias AFP, según las cuales expertos de los dos países sólo "acordaron continuar negociaciones en el futuro" todavía sin fecha ni lugar.

Sin dar detalles sobre lo ocurrido en la primera ronda de diálogo en Ginebra, el portavoz iraní dijo que su gobierno “está dispuesto a participar en una amplia investigación sobre el caso de la AMIA para ver quiénes estaban realmente detrás”.

Pero lo cierto es que la justicia argentina culpó del atentado a altos funcionarios del gobierno iraní y libró órdenes de captura contra ocho presuntos implicados.

Entre ellos figuran Ahmad Vahidi, actual ministro de Defensa de Irán; Moshen Rabbani, ex agregado cultural de la embajada iraní en Buenos Aires, y Hadi Soleimanpour, entonces embajador y hoy viceministro de Relaciones Exteriores para Asuntos Africanos.

Citado por La Nación, Guillermo Borger, titular de la AMIA, dijo que Irán "pide una mesa de diálogo en un momento en que el mundo le está cerrando las puertas, porque avanza en su armamento nuclear”.

A juicio de Borger es paradójico que el gobierno argentino se junte con Irán en una mesa de diálogo y que después de la reunión los iraníes hayan dicho que son inocentes. “Que se presenten en la Justicia (…) si están tan seguros de su inocencia que lo demuestren", señaló.
XS
SM
MD
LG