Enlaces de accesibilidad

Haití: 3 años después del sismo


Aviones C-17 de EE.UU. dejan caer cajas con raciones de alimentos y botellas de agua tras el terrmoto en Haití. Archivo

Cerca de 4.000 viviendas deben construirse sobre la vasta planicie de Morne en Cabris, situada a unos veinte kilómetros al noreste de la capital Puerto Príncipe.

Sobre un lugar abierto al viento y devorado por el sol, cerca de Puerto Príncipe, las construcciones se alinean en lo que debería ser la "aldea del renacimiento" para los sin techo del terremoto del 12 de enero de 2010, que mató a 250.000 haitianos y desplazó a 1,5 millones.

Cerca de 4.000 viviendas deben construirse sobre la vasta planicie de Morne en Cabris, situada a unos veinte kilómetros al noreste de la capital Puerto Príncipe. El lugar está cubierto de polvo y totalmente deforestado, como las colinas que lo rodean, donde pastan las cabras, según reportaje de la AFP.

Tres años después de la catástrofe, más de 360.000 haitianos viven todavía de manera muy precaria en Haití. Otros han regresado a ocupar los ranchos ya superpoblados de los barrios pobres de la capital.

"La construcción de la aldea del renacimiento comenzó en 2011, pero tomará todavía 5 años más finalizarla. Los trabajos avanzan lentamente. No hay supervisión por parte del Estado", se lamenta Pierre Marcelin Noël, un operario que trabaja en la obra.

Con la cabeza sumergida en una biblia, el joven haitiano dedica un pasaje al presidente Michel Martelly y a los políticos del país: "Deben trabajar juntos por la paz y por el país"."Esto es una sabana desolada.

Para levantar las casas, es necesario hacer los cimientos muy sólidos porque el suelo es frágil", explica Jean Raymond Taylor, un capataz haitiano que trabaja para los ingenieros dominicanos y colombianos. "Aquí están las escuelas donde acabamos de terminar las estructuras. Allí hay fábricas y espacios para el tiempo libre", enumera con orgullo. Jean Raymond Taylor, como la mayoría de los obreros, es un haitiano que vino directamente de la República Dominicana para sumarse a esta obra.

Las casas de 10 metros cuadrados son dispuestas en línea recta sobre el terreno todavía baldío.

La infraestructura para pasar los cables del tendido eléctrico ya fueron instaladas, los conductos para el agua y los tramos de asfalto fueron construidos en una parte del pueblo, pero las viviendas están lejos de ser terminadas.
XS
SM
MD
LG