Enlaces de accesibilidad

Ecuador desconoce autoridad de la CIDH


El presidente Rafael Correa, al igual que los de Venezuela, Cuba, Bolivia y Nicaragua, ha sido un furibundo crítico de la CIDH.

El presidente Rafael Correa dice que su gobierno no respetará ninguna medida cautelar dictada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un organismo de la OEA.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dio a conocer que su gobierno no reconocerá medidas cautelares dispuestas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), un organismo de la OEA, de la que él y otros gobernantes de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA) han sido furibundos críticos.

En declaraciones a la prensa en Guayaquil, Correa dijo que el organismo regional no tiene autoridad, se refirió críticamente al papel que juega EE.UU. en las organizaciones hemisféricas y afirmó que Ecuador no hará caso a las medidas impuestas por la CIDH, “pues son ilegales".

Correa señaló que es "neocolonialismo el hecho de que Estados Unidos, que no reconoce a la CIDH, la financie y pague para controlar al resto de los países".

También matizó su oposición al organismo regional y específicamente a la política de Washington al señalar que la CIDH no se pronuncia sobre "el bloqueo contra Cuba que es el mayor atentado a los derechos humanos del continente”.

El mandatario ecuatoriano cuestionó lo que a su juicio es hacer cumplir el respeto a los derechos humanos de forma selectiva, y como ejemplo se preguntó “dónde está la declaración por el colonialismo contra las Islas Malvinas que pertenecen a Argentina".

El gobierno ecuatoriano ha amenazado reiteradamente con retirarse de la CIDH si no se reforma el sistema interamericano—que se fundamenta en la carta democrática hemisférica—y si el organismo regional no cambia de sede, actualmente en Washington.
XS
SM
MD
LG