Enlaces de accesibilidad

Extraditado a EEUU último gran narco colombiano


Fotografía sin fechar cedida por la Policía de Colombia, que muestra al señalado narcotraficante colombiano Daniel "El loco" Barrera.

Daniel "El loco" Barrera, acusado crear una organización ilegal entre 1992 y 2012, envió más de 900 toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa.

Colombia extraditó este martes a Estados Unidos a Daniel "El loco" Barrera, considerado el último gran capo colombiano de la droga y por quien Washington ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares, informó la policía.

El señalado narcotraficante, capturado en Venezuela el 18 de septiembre de 2012 y posteriormente deportado a Colombia, fue entregado en Bogotá a agentes de la DEA y llevado en un avión de esa agencia estadounidense de lucha contra las drogas hacia Nueva York, indicó la agencia AFP.

Barrera es requerido por las cortes del distrito sur y este de Nueva York y otra de Florida (sureste del país), que lo acusan de haber conformado una organización ilegal que entre 1992 y 2012 envió más de 900 toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa.

"Este es el fin del último gran capo de los años ochenta", dijo a periodistas en el aeropuerto el director de la policía colombiana, general José Roberto León.

Tras la reseña de rigor y un examen médico en el lugar, Barrera, de 43 años, fue mostrado a los reporteros esposado y protegido con un chaleco antibalas.

"Aquí termina la primera generación de los grandes narcotraficantes que tuvo Colombia", aseguró el general León, al resaltar la importancia de la extradición de Barrera, quien hizo alianzas con los más diversos grupos armados.

"Logró sentar en la misma mesa a integrantes de las FARC, a bandas criminales y organizaciones del narcotráfico", dijo el oficial.

De acuerdo con la policía colombiana, Barrera enviaba a Estados Unidos los cargamentos de droga desde el oriente de Colombia, pasando por Venezuela y a través de diferentes países de Centroamérica.

Sus rutas también incluían México, Brasil, Argentina, Uruguay y Panamá.

La extradición del capo fue avalada por la Corte Suprema de Justicia de Colombia el 4 de abril y posteriormente autorizada por el presidente Santos.

Barrera inició sus actividades relacionadas con las drogas en los años ochenta como traficante de insumos para el procesamiento de la coca, materia prima de la cocaína.

En 1990 fue capturado, pero meses después escapó de prisión. Se le atribuye el asesinato del jefe paramilitar Miguel Arroyave.

Según el informe de la policía, "desde hacía varios meses y acorralado por las autoridades, decidió iniciar conversaciones con autoridades norteamericanas para someterse a una supuesta entrega".

Barrera se había trasladado a Venezuela en 2008 y tenía allí diversas propiedades valoradas en varios millones de dólares.

Su captura en el estado de Táchira (Andes venezolanos, oeste) se produjo mediante un operativo en el que colaboraron Colombia, Venezuela, Estados Unidos y Reino Unido.
XS
SM
MD
LG