Enlaces de accesibilidad

Cuba y su agonía demográfica


Un grupo de ancianos españolesjuegan al dominó en la Sociedad Canaria de Cuba Leonor Pérez en La Habana.

Las proyecciones sobre el crecimiento poblacional en la isla es crítico para un país que necesita sacar a flote su economía. El incremento de la emigración y la caída en los nacimientos agrava la crisis demográfica iniciada en la década de 1970.

La crisis demográfica que se acrecienta en Cuba sin que aparezcan soluciones a corto plazo, podría convertirla en una nación agonizante en términos de crecimiento poblacional, según expertos y las propias estadísticas oficiales.

Desde finales de la década de 1970 la reposición de la fuerza de trabajo se vio limitada por el número de hijos nacidos en cada familia.

A este hecho se unió el incremento de la migración, -sobre todo de jóvenes y profesionales-, así como el envejecimiento de la población y la continua reticencia de los jóvenes a tener hijos.

El politólogo cubano residente en México, Armando Chaguaceda, aludió en un reciente artículo a si esta crisis convertirá a la isla en una nación “demográficamente agonizante”.

El analista alude a las proyecciones oficiales para los próximos 35 años.

Cuba tiene una demografía de país altamente desarrollado y una economía subdesarrollada, donde se espera una disminución de la población económicamente activa a partir del 2021.

Para esa fecha los cubanos que lleguen a la edad de jubilación superarán a los que inician la edad laboral.

“Tamaño desafío debería ser asumido, por los dirigentes cubanos, como una amenaza a la seguridad nacional mayor que Estados Unidos y la acosada oposición interna”, dijo Chaguaceda.

“A menos que pretendan gobernar, como el rey de El Principito, sobre un pedazo de tierra deshabitado que, para colmo, se reduce por efecto del calentamiento global”, ironizó el analista en su artículo “Cuba:¿una nación fallida?”.

¿Quiénes trabajarán en Cuba?

Para la economía que no consigue despegar, un tema crítico es que se reducirá la cifra de cubanos que habiten el campo hasta el 2050, según un reciente informe que Martí Noticias reportó.

Las mujeres serán las que más emigren. Hasta el 2050, 269.000 mujeres saldrán del campo, mientras que 158.000 hombres seguirán su paso hacia las ciudades.

“Sin una estrategia eficaz, audaz y seductora, capaz de convocar a la población emigrada y dar garantías a la naciente empresa privada y los inversores extranjeros, el futuro de la nación se ve en grave riesgo”, expresó Chaguaceda.

Lo que se juega en Cuba, -agregó-, “no es ya la sobrevivencia de un proyecto ideológico o un tipo de régimen específico sino la existencia misma de una sociedad, cultura e instituciones”.

“Cuba no es Singapur, donde el estímulo al emprendimiento y la solidez de un sistema legal apostaron, en tres décadas, la vertiginosa transformación de aldeas de pescadores en una metrópolis futurista”.

Y criticó que el gobierno comunista “sigue premiando la lealtad por delante del desempeño.

Cuba emprendió un plan de moderadas reformas en el 2011, que es visto por muchos como un paliativo menor a la grave crisis económica y social que vive la isla desde hace más de medio siglo.

“’Después de mí, el diluvio’, parecen decir los ancianos que mandan en La Habana”, expuso Chaguaceda.

“Ni siquiera queda claro qué país piensan legar a sus sucesores; salvo que estos planifiquen migrar, con vástagos y fortunas, a la Riviera Maya o a las islas Canarias.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG