Enlaces de accesibilidad

¿Cómo afecta el balotaje en Colombia al acuerdo de paz?


Una mujer vota en el plebiscito sobre el acuerdo de paz. (Archivo)

En 2016, el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, firmaron un acuerdo de paz que puso fin a cinco décadas de conflicto. El pacto fue elogiado en todo el mundo pero su puesta en marcha ha sido lenta y estuvo sembrada de obstáculos. Ahora, Colombia se prepara para el balotaje de las elecciones presidenciales el domingo, y los dos aspirantes tienen ideas radicalmente opuestas sobre cómo llevar a cabo el acuerdo.

¿Qué retos enfrenta el Acuerdo de Paz?

Casi 7.000 combatientes rebeldes depusieron las armas el año pasado como resultado del acuerdo de paz. Pero las tasas de homicidios aumentaron en las zonas rurales que fueron abandonadas por la guerrilla, ya que facciones disidentes, grupos criminales y milicias rebeldes más pequeñas se enfrentan por las rutas del narcotráfico que antes controlaban las FARC. Para mantener los avances logrados con el acuerdo, el próximo presidente de Colombia tendrá que encontrar vías para impulsar la presencia del estado en esas áreas y para convencer a los agricultores de que abandonen sus plantaciones ilegales de coca.

Además, el acuerdo de paz creó un sistema de justicia transitorio que investigará los abusos cometidos por todas las partes y evitará que los excombatientes entren en prisión si confiesan sus crímenes de guerra. Pero los líderes de las FARC perderán estos beneficios para delitos cometidos tras la firma del pacto. El reciente arresto de un líder de las FARC por cargos de narcotráfico en Estados Unidos puso en jaque la relación entre la exguerrilla y el gobierno de Colombia.

¿Qué han dicho los candidatos sobre el acuerdo?

Iván Duque, el aspirante conservador, señaló que quiere modificar el pacto para que los líderes de las FARC que hayan cometido crímenes de guerra no puedan ocupar cargos políticos hasta que hayan reparado a las víctimas. Los críticos sostienen que esto socavaría la promesa de conceder temporalmente a los rebeldes 10 escaños en el Congreso. Duque consideraba también que los exrebeldes implicados en delitos narcotráfico no deberían beneficiarse del trato legal especial contemplado en el pacto, pero abandonó esta propuesta.

El exguerrillero Gustavo Petro defendió con firmeza el amplio acuerdo de paz de 310 páginas y dijo que quiere centrarse en uno de sus aspectos más abrumadores: un programa de reforma agrícola para comprar tierras agrícolas a los campesinos.

¿Pueden aplicarse los cambios propuestos?

Las propuestas de Duque para revocar las amnistías negociadas o limitar la participación de antiguos rebeldes en política requieren un amplio apoyo en el Congreso, algo que actualmente no tiene. En cualquier caso, los rebeldes podrían apelar a la decisión ante la justicia colombiana. Sin embargo, podría ralentizar la implementación del pacto si retira su apoyo político y destina personal a puestos clave.

¿Qué podría pasar si cambia el acuerdo?

Los intentos de socavar el acuerdo de paz podrían animar a algunos excombatientes de las FARC a unirse a las bandas criminales que ya están reclutando personal en zonas tradicionalmente abandonadas por el estado. Revocar la palabra del gobierno también sería un problema a la hora de generar confianza al Ejército de Liberación Nacional, una guerrilla más pequeña que está negociando con el ejecutivo en Cuba.

(AP)

XS
SM
MD
LG