Enlaces de accesibilidad

Jueces chilenos arrepentidos de su conducta cuando Pinochet


El general Augusto Pinochet da lectura a un mensaje de la Junta Militar en 1973 ante el pleno de la Corte Suprema.

Consideran que el poder Judicial pudo y debió haber hecho mucho más para salvaguardar los derechos de los perseguidos durante la dictadura militar en Chile.

La Asociación Nacional de Magistrados del Poder Judicial de Chile emitió una declaración que reprueba la conducta de sus jueces durante la dictadura del general Augusto Pinochet (1973-1990), período de califica de “oscuro pasado”.

“Sin ambigüedades ni equívocos, estimamos que ha llegado la hora de PEDIR PERDÓN a las víctimas, a sus deudos y a la sociedad chilena por no haber sido capaces en ese trance crucial de la historia de orientar, interpelar y motivar a nuestra institución gremial y a sus miembros”, dice la declaración.

Según la asociación, su deber era la de mover a los jueces a “no desistir de la ejecución de sus deberes más elementales e inexcusables, a saber, el cumplimiento de la función cautelar que en sí misma justifica y explica la existencia de la jurisdicción”.

A propósito de conmemorarse la semana próxima 40 años del golpe militar que depuso al presidente socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973, el grupo sostiene que es imposible que los jueces puedan eludir su “responsabilidad histórica” ante los atropellos cometidos durante la dictadura.

“La inadmisibilidad o el rechazo por parte de nuestros tribunales de miles de recursos de amparo, muchos de los cuales fueron fundadamente interpuestos en nombre de compatriotas de cuya suerte nunca más se supo (…) contribuyeron al doloroso balance que en materia de derechos humanos quedó tras ese gris período”, señala.

De acuerdo con estimados oficiales, más de 3 mil personas habrían perdido la vida víctimas del régimen militar chileno, cuando los tribunales rechazaron unos 5 mil casos en los que se pedía la intervención judicial para localizar a personas dadas por desaparecidas o ejecutadas por las autoridades.

El portavoz de la corte suprema chilena, Hugo Dolmestch, declaró a CNN que todavía existía en el país un “pacto de silencio” entre quienes violaron los derechos humanos y dijo creer que se debe buscar de manera imperiosa la reconciliación del país.

Recientemente, el senador conservador y expresidente de la Unión Demócrata Independiente, Hernán Larraín, se disculpó por la conducta de su partido durante la dictadura, y el presidente del país, Sebastián Piñera, dijo el mes pasado que el cuadragésimo aniversario del golpe debería ser tomado como un momento de "reflexión".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG