Enlaces de accesibilidad

Capriles: Caracas no da fondos al estado Miranda


Henrique Capriles.

Denunciará el hecho ante "todas las embajadas" y dijo que si estos recursos no llegan al estado, se verán afectados "37.000 trabajadores que no tienen la culpa de la lucha" que él acomete para que haya un recuento de los votos de las pasadas elecciones presidenciales.

El líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles, gobernador de Miranda, denunció hoy que el Gobierno suspendió la entrega de recursos a ese céntrico estado, una medida que, según dijo, afecta a 37.000 trabajadores.

"Hoy confirmé que hay una orden, y en efecto ya se está ejecutando, de no entregarle el situado constitucional (los recursos) al estado Miranda. Ha sido el único estado en todo el país que no cobró el situado constitucional en este momento", dijo Capriles durante un acto de la gobernación.

Cabello no abre micrófono a los diputados opositores

El presidente del legislativo venezolano, Diosdado Cabello, afirmó que mantendrá su decisión de no dar el derecho de palabra en la Asamblea Nacional (AN) a los diputados opositores que no reconozcan a Nicolás Maduro como presidente del país. "El verdugo no puede andar pidiendo clemencia; quien a hierro mata no puede pensar que le van a caer a sombrerazos", indicó Cabello en la rueda de prensa semanal del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en alusión a las quejas de los diputados opositores, a quienes les pregunta si reconocen a Maduro.

"Igualito les voy a preguntar: Señor diputado - ¿Usted reconoce a Nicolás Maduro? ¿Dice que no? No tiene derecho a palabra en la Asamblea. Vaya a hablar a Globovisión", dijo en alusión a la emisora de televisión privada de línea crítica con el Gobierno.

Además de negarle el derecho de palabra, Cabello sacó de sus cargos de presidentes de comisión a parlamentarios de la oposición que desempeñaban esa función en la AN y ha amenazado con no pagarles el sueldo, siempre alegando "reciprocidad".

Los diputados de la oposición han secundado la postura del candidato y líder opositor, Henrique Capriles, de no aceptar los resultados de las elecciones presidenciales del 14 de abril. El diputado opositor venezolano William Dávila, agredido durante una sesión parlamentaria, denunció la semana pasada una persecución en la Asamblea Nacional y pidió a los Parlamentos del mundo que se solidaricen con ellos.

El presidente del Parlamento insistió en que nicamente ha actuado "en reciprocidad" y que en la sesión de mañana actuará como lo ha venido haciendo desde que el CNE anunció el triunfo de Maduro hace dos semanas.

Dávila señaló la semana pasada que la AN está dirigida por un "frente militarista", en alusión a Cabello, que "agarró como estrategia la persecución generalizada y por supuesto comenzó con la agresión física contra no solamente a la persona de un diputado o varios diputados sino a la investidura parlamentaria". El diputado, del partido Acción Democrática, agrupación integrada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), tuvo que recibir 16 puntos de sutura en la cabeza por el impacto de un micrófono que alguien le arrojó en plena sesión.
El gobernador de Miranda dijo que aunque espera que la situación "se normalice" denunciará el hecho ante "todas las embajadas" y apuntó que si estos recursos no llegan al estado, se verán afectados "37.000 trabajadores que no tienen la culpa de la lucha" que acomete para que haya un recuento de los votos de las pasadas elecciones.

Capriles, que no ha aceptado los resultados oficiales de las presidenciales del 14 de abril, que dieron la victoria al chavista Nicolás Maduro por un estrecho margen, asegura que le "robaron" las elecciones y ahora se dispone a impugnar el proceso de votación.

Sobre la impugnación dijo que la oposición está trabajando en los documentos que serán presentados ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) entre el jueves y el lunes próximos y reiteró que esto se hará para agotar las vías internas, pues dijo tener la seguridad de que tendrá que acudir a instancias internacionales.

"Más temprano que tarde nuestro país tendrá una nueva elección", reiteró.

Insistió, además, en que el Consejo Nacional Electoral (CNE) "le mintió a los venezolanos" y se burló de los presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que se reunieron el pasado 18 de abril en Lima para abordar el tema de los comicios venezolanos al asegurarles que se haría una auditoría, proceso que, subrayó, no se puede hacer sin analizar los cuadernos de votación.

"El CNE pretende hacer una auditoría donde no se tenga acceso a los cuadernos de votación que es (...) donde queda plasmada la identificación del elector, es el único instrumento que personaliza el voto porque es donde se coloca la huella y donde se firma", indicó.

El CNE anunció el pasado fin de semana que haría una auditora del 46 % de las urnas, las que no fueron auditadas el día de la elección, en un proceso en el que no se verificará la no duplicidad de las huellas en los cuadernos, como reclama la oposición.

Capriles considera ilegítimo el Gobierno de Maduro, quien ha afirmado que no reconocerá a los gobernadores que no le reconozcan a él.

Por otra parte, Capriles tildó este lunes de "irresponsable" al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, por llamarle golpista y asegurar que apoyó el golpe de Estado contra el fallecido Hugo Chávez en 2002.

"Son inaceptables las declaraciones, además irresponsables, por parte del presidente de Ecuador", dijo Capriles al ser consultado por la prensa sobre las declaraciones de Correa.

"El señor Correa (...) pasó la línea, él no tiene derecho de calificar a ningún venezolano y él tiene que respetar a nuestro país", añadió el opositor, instando al mandatario ecuatoriano a "presentar pruebas" de sus acusaciones.

Ante la pregunta de si "¿Capriles es un golpista?", Correa respondió el domingo en una entrevista con la cadena CNN: "Por supuesto, toda la derecha venezolana. Mire el rol de Capriles en el golpe de 2002, en el golpe de Estado contra Chávez, apoyó el golpe".

"Hay golpismo permanente" en la región, agregó Correa, quien además reiteró que los comicios venezolanos del 14 de abril fueron "transparentes y democráticos" y que "no hay por qué dudar" de la victoria de Nicolás Maduro -delfín de Chávez- ante Capriles por 1,49 puntos porcentuales.
XS
SM
MD
LG