Enlaces de accesibilidad

Brasil: primeros culpables en ´juicio del siglo´


El diputado Joao Paulo Cunha (izq.), hallado culpable de corrupción, en esta foto de archivo junto al entonces presidente Lula.

El Tribunal Supremo emite un fallo preliminar sobre varios políticos y empresarios allegados al ex presidente Lula involucrados en un sonado escándalo de corrupción.

Cinco de los 38 altos políticos y empresarios acusados de corrupción en lo que se conoce en Brasil como el “juicio del siglo” fueron encontrados culpables por el Tribunal Supremo en ese país.

De los once magistrados que integran el tribunal ya 10 emitieron sus votos y sólo resta por hacerlo uno, con lo que prácticamente ha quedado concluida la primera fase del proceso, que ha puesto en el banquillo de las acusados a prominentes figuras políticas durante el gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Los jueces declararon inocente de los cargos de malversación a Luiz Gushiken, quien se desempeñó como ministro de Información en el gabinete de Lula durante su primer mandato presidencial (2003-2007).

Entre los primeros cinco acusados para los que se piden penas de cárcel figura el diputado Joao Paulo Cunha, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), que hasta que se destapó el escándalo de corrupción en 2005 fue presidente de la Cámara baja del parlamento.

Uno de los jueces ha pedido para Cunha una condena a seis años de prisión por corrupción pasiva, lavado de dinero y malversación.

Los otros cuatro encausados hallados culpables son el publicista Marcos Valerio Fernandez, para quien se piden 16 años de cárcel bajo el cargo de haber articulado la alegada red de corrupción que buscaba sobornar a diputados para que apoyaran al gobierno de Lula.

Para los asociados del publicista, Ramón Hollerbach y Cristiano Paz se ha pedido una pena de 10 años y ocho meses, en tanto que a Henrique Pizzolato, ex director del banco do Brasil, una entidad del estado, se le piden dos años y seis meses de prisión.

Las sentencias sólo serán firmes cuando concluya el proceso judicial puesto que sobre los acusados pesan otras acusaciones que serán ventiladas en sucesivas audiencias.

Por ahora, los jueces se han limitado a dilucidar denuncias de desvíos de fondos públicos que habrían sido utilizados para financiar ilegalmente campañas electorales y comprar favores de diputados.

Todavía quedan por ventilarse los cargos contra algunas de los políticos más prominentes que engrosan el sumario judicial, entre ellos una buena parte de la cúpula del PT en 2005, y el ex ministro José Dirceu, considerado entonces la mano derecha de Lula y a quien se atribuye haber sido autor intelectual de la trama de corrupción.
XS
SM
MD
LG