Enlaces de accesibilidad

Judy Gross reprocha silencio de prensa extranjera en la isla


Judy Gross, esposa del estadounidense Alan Gross, preso en Cuba.
La esposa del contratista estadounidense preso en Cuba reprochó el silencio de la prensa extranjera en la isla sobre el caso de Alan Gross y lo achacó a la presión que ejerce el gobierno sobre los corresponsales.

Interrogada sobre el papel de la prensa extrajera en mantener al mundo actualizado sobre la situación de su esposo, Judy Gross dijo: “Pienso que si Reuters y algunas de las otras agencias de noticias insistieran en ver a Alan, habría una coyuntura para que el gobierno cubano les obligara a dejar el país.

Durante un programa de radio online llamado From Washington al mundo, Judy advirtió que a pesar de no ser una experta en estos temas, su opinión es que el riesgo de perder su credencial en la isla es el motivo que mantiene a los periodistas alejados del caso de su esposo y desinteresados en entrevistarlo.

Durante la entrevista de 16 minutos, la señora Gross explicó el delicado estado de salud en que se encuentra su esposo debido a múltiples dolencias, en contraste con su espíritu fuerte, y pidió la ayuda de la opinión pública para presionar a las autoridades sobre el caso de Alan.

La esposa del contratista de 63 años reiteró que su petición al gobernante Raúl Castro es que envíe a Gross a casa, sobre todo por razones humanitarias debido a la critica condición de salud de su madre, e insistió en que “Alan nunca tuvo intención de romper ningún tipo de leyes ni de interferir con el gobierno.”

Alan Gross fue sentenciado a 15 años de encarcelamiento, y la pérdida de su apelación final, lo dejó sin opciones legales. A principios de este año presentó formalmente una solicitud a la Corte de Suprema de Cuba que le permita visitar en Estados Unidos a su anciana madre, quien sufre las últimas etapas del cáncer de pulmón.

Cuba acusó a Gross de formar parte de programas multimillonarios norteamericanos para socavar al gobierno y ha señaló que el contratista llevaba equipo sofisticado de comunicaciones. Por su parte, Gross replica que él sólo estaba tratando de ofrecer servicio de internet a la pequeña comunidad judía de la isla.

Josefina Vidal, directora del área de Estados Unidos de la cancillería cubana, declaró este miércoles a AP en reacción los comentarios de Judy Gross sobre la salud de su esposo, que Cuba está dispuesta a negociar el caso del contratista y espera una respuesta del contratista norteamericano.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG