Enlaces de accesibilidad

Ottawa aconseja a los canadienses no manejar en Cuba


La noticia en el Ottawa Citizen.

La página de Internet del gobierno de la capital canadiense advierte que en la isla los accidentes de tráfico son causa frecuente de arrestos y detenciones.

Un canadiense que disfrutaba de vacaciones en Cuba en marzo pasado tuvo un accidente de tráfico mientras manejaba un auto alquilado con destino a Santa Clara y aunque un motociclista involucrado en el suceso solo recibió lesiones menores las autoridades le impidieron abandonar la isla.

Elie Raffoul dijo al periódico canadiense Ottawa Citizen que fue tal la agonía que vivió cuando la policía cubana lo retuvo casi dos semanas en el país que aunque había estado ya cinco veces vacacionando en Cuba no piensa regresar más nunca, porque no confía en el sistema de la isla.

A cualquier canadiense que no haya cometido un delito grave le causa terror el hecho de que las autoridades de un país extranjero lo retengan a la fuerza, puesto que por ejemplo la policía en Ottawa normalmente permite a los extranjeros que hayan cometido infracciones de tránsito abandonar Canadá.

Según Raffoul, el motociclista lesionado, Leonid Aguila, estuvo apenas horas en el hospital y cuando después lo visitó en su casa solo tenía rasponazos en un brazo y en la cara. El cubano le dijo que no pensaba acusarlo y que no quería nada, pero aun así el canadiense le dio $450 dólares.

La página en Internet del gobierno en Ottawa aconseja a los canadienses que no manejen en Cuba “donde los accidentes de tráfico son causa frecuente de arrestos y detenciones” de sus ciudadanos.

La advertencia también precisa que “con independencia de la naturaleza del accidente, puede demorar entre cinco meses y un año para que un caso vaya a juicio. En la mayoría de los casos al chofer no se le permitirá abandonar Cuba hasta que haya tenido efecto el juicio. En algunos casos, será encarcelado durante ese período”.

También recomienda no conducir vehículos en la isla debido a las peligrosas condiciones de las carreteras y alerta además que los contratos de alquiler de automóviles pueden ser “turbios” en lo que se refiere a los seguros.

Raffoul dice que su retención en Cuba le costó $3 mil 500 dólares adicionales al costo de su hospedaje, y que invirtió bastante dinero en varios viajes en taxi que tuvo que hacer entre el centro turístico en Santa María y la estación de policía de Santa Clara, a dos horas de distancia en automóvil.

El canadiense dice lamentar haber sabido tan tarde y de la peor manera cómo funcionan las cosas en Cuba, aunque en el fondo se alegra de que no le haya ocurrido como a otro compatriota, Cody LeCompte, de Norfolk, Ontario.

En 2010 LeCompte fue obligado a permanecer tres meses en el centro turístico de Santa Lucía tras un accidente de tránsito en que sufrieron heridas él, dos familiares suyos y un amigo. Sus padres tuvieron que pagar uno $30 mil dólares en gastos de abogado, hotel y vuelos.
XS
SM
MD
LG