Enlaces de accesibilidad

Bloquearon señal satelital a la lancha que batió el récord Cayo Hueso-La Habana


El alemán Roger Klüh llega a La Habana desde Estados Unidos, el 1 de agosto de 2015.

El constructor de la lancha y tripulante de la embarcación, Mark McManus, cuenta en el diario "The News-Press" los peligros de su travesía, incluida una misteriosa pérdida de la señal y la interrupción de las conexiones eléctricas cuando se aproximaban a Cuba.

El 1 de agosto el alemán Roger Kllüh batió el récord de tiempo al cubrir la travesía marítima entre Cayo Hueso (Florida) y La Habana (Cuba), en una hora y 45 minutos a bordo de la lancha Apache Star, superando el anterior registro de 6 horas y 23 minutos.

Sin embargo, su cara en el Malecón no mostraba la alegría que esperaba. Además de haber invertido mucho más tiempo del esperado, se enfrentó durante el trayecto en el mar a muchos obstáculos, incluida una misteriosa pérdida de la señal y la interrupción de las conexiones eléctricas cuando se aproximaban a Cuba. Según un miembro de la tripulación, debido a un bloqueo externo de las comunicaciones.

El constructor de la lancha, Mark McManus, cuenta en el diario de Fort Myers (Florida) The News-Press algunas de las incidencias de esta travesía y el miedo que sintieron ante las inesperadas condiciones tan adversas que encontraron entre Cayo Hueso y La Habana. Los cuatro tripulantes tuvieron que lidiar entre otras cosas con olas de 10 pies, la pérdida de la comunicación y que se perdiera parte de un motor a cinco millas de la costa cubana al chocar con algún objeto.

McManus, que se encargaba del control de los motores en el viaje mientras Kllüh pilotaba, cuenta que "moví el barco lo más fuerte que pude, teniendo en cuenta que tenía que proteger a la tripulación". No contaban con que el pronóstico del tiempo, que anunciaba olas de tres a cuatro pies, se transformara en vientos de 15 nudos y olas de 8 a 10 pies cuando estaban a mitad de camino.

Pero en su relato, añade un elemento muy desconcertante que ni él ni el resto de la tripulación han conseguido explicarse: ¿Por qué el Apache Star sufrió una repentina interrupción de sus equipos electrónicos y satelitales cuando se encontraba a unas 28 millas de Cuba?

"Cinco minutos más tarde perdimos voz", dijo, y una radio VHF a bordo también se vio perturbada. "Bloquearon nuestra señal. No estoy seguro de quién"

El constructor relata en The News-Press que perdieron toda la información satelital sin aparente motivo y aunque el velocímetro y el sistema de navegación continuaban funcionando, no podían recoger ninguna señal y, por tanto, quedaron
sin referencia de su localización durante un tiempo. Una vez extrajeron ese equipo de la embarcación –ya en La Habana– todo parecía estar de nuevo operativo, lo que es más extraño aún según cuenta McManus.

Además, "cinco minutos más tarde perdimos voz", dijo, y una radio VHF a bordo también se vio perturbada. "Bloquearon nuestra señal. No estoy seguro de quién", asegura, aunque reconoce que la pérdida de la señal, aunque es poco común, puede ser un fenómeno "natural".

Pese a todo, McManus explica que todas sus frustraciones se olvidaron cuando consiguieron llegar a La Habana y batir el récord. Además, reconoce, "nos trataron como reyes. La gente nos encantó". "He dado la vuelta al mundo haciendo carreras y nunca he tenido 10.000 personas saludándome en la meta" como en Cuba.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG