Enlaces de accesibilidad

Alarma internacional ante sexto lanzamiento nuclear de Norcorea


Fuerzas militares norcoreanas lanzando un misil en una locación sin identificar (Archivo)

Japón revisó al alza la potencia nuclear con este enasayo, que evalúa ahora en 160 kilotones, más de diez veces la pogencia de la bomba norteamericana de Hiroshima. bomba H libera una energía superior a las temperaturas y presiones que hay en el núcleo del Sol.

La ONU alertó hoy sobre los riesgos que se corren si estallan acciones armadas en la península coreana, a raíz de lo que considera la "crisis más peligrosa" que enfrenta actualmente la comunidad internacional.

"La solución debe ser política. Las potenciales consecuencias de una acción militar son demasiado espantosas", advirtió el secretario general de la ONU, António Guterres, en declaraciones a los periodistas en la sede de Naciones Unidas.

Mientras el régimen comunista de Corea del Norte ha insistido en que seguiráadelante con su programa nuclear aunque la comunidad internacional le imponga más sanciones, y ha acusado a Estados Unidos de ser el "principal culpable de la escalada de tensión y la amenaza nuclear".

"Estados Unidos está terriblemente equivocado si cree que puede asustar o persuadir a la RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial de Corea del Norte) hablando de que 'todas las opciones' están sobre la mesa y de imponer las peores sanciones y presión" sobre el país, dijo el Ministerio norcoreano de Exteriores.

El comentario de la Cancillería norcoreana, publicado a última hora del martes por la agencia estatal de noticias KCNA, habla de la reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU del lunes y la petición de la embajadora estadounidense, Nikki Haley, de adoptar una nueva y más fuerte resolución contra Corea del Norte.

Por otro lado, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, y su homólogo surcoreano, Moon Jae-in, acordaron hoy estrechar sus contactos para el arreglo de los problemas en la península coreana, en medio de la escalada de las tensiones provocadas por los ensayos nucleares de Corea del Norte y sus lanzamientos del misiles.

"Los jefes de los dos Estados (Rusia y Corea del Sur) fortalecerán sus contactos estratégicos también para el arreglo del problema norcoreano", declaró Moon al término de una reunión con Putin durante el III Foro Económico de Oriente, que se celebra el Vladivostok, en el extremo oriente de Rusia.

La situación en la península coreana centrará también las conversaciones que mantendrá mañana el jefe del Kremlin con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en ese puerto ruso, situado a poco más de 100 kilómetros de la frontera con Corea del Norte.

"Si Corea del Norte no cesa sus provocaciones podemos chocar con una situación impredecible", manifestó el mandatario surcoreano, que se mostró satisfecho por la "comprensión y apoyo" manifestados por el presidente ruso a los esfuerzos del Gobierno de Seúl para "garantizar una paz sólida en la península coreana".

Putin, por su parte, hizo un llamamiento a la contención e insistió en que las sanciones contra el régimen de Kim Jong-un no ayudarán a resolver los problemas en la península coreana. "No hay que dejarse llevar por las emociones y arrinconar a Corea del Norte", dijo el mandatario ruso, citado por medios locales, y recalcó que es "imposible" resolver los problemas de la península coreana solo con presión y sanciones a Pyongyang.

"Ahora, como nunca, es necesario mantener la sangre fría y evitar pasos que conduzcan a escalada de la tensión", recalcó.

Putin manifestó a su homólogo surcoreano que "Rusia no reconoce el estatus nuclear de Corea del Norte" y que el programa nuclear y desarrollo de misiles socava el régimen de no proliferación de armas nucleares y amenaza la seguridad en el noreste de Asia.

Corea del Norte llevó a cabo el fin de semana su sexto ensayo nuclear y aseguró haber hecho estallar una bomba H que puede instalarse en un misil.

Interrogantes entorno al ensayo:

El cálculo de la energía desprendida necesita tomar en cuenta múltiples factores, varios de los cuales no se conocen.

La magnitud del temblor (6,3 según los sismólogos estadounidenses, menos según los otros institutos) es crucial, así como la profundidad de la deflagración y la naturaleza de las rocas del sector. El ministerio de Defensa surcoreano estimó el poder de la explosión en 50 kilotones pero según la web especializada 38 North fue de más de 100.

Por su parte Japón revisó al alza la potencia, que evalúa ahora en 160 kilotones, más de diez veces la de la bomba de Hiroshima.

Estas cifras deberían continuar variando a medida que se conozcan nuevas informaciones.

Los especialistas concuerdan en afirmar que la bomba fue mucho más potente que la que lanzó Estados Unidos sobre Hiroshima en 1945 (15 kilotones). Como más potente es una bomba con menos precisión y necesita un misil intercontinental para destruir su objetivo.

La bomba de hidrógeno es mucho más potente que la bomba atómica clásica.

La bomba A, comúnmente llamada "bomba atómica", utiliza el principio de la fisión nuclear. Los átomos de uranio enriquecido o de plutonio se rompen, lo que produce la energía.

La bomba H, también llamada termonuclear, se basa en el principio de la fusión nuclear. Al material de fusión se le agrega una bomba A, que sirve como detonador.

La bomba H libera una energía superior a las temperaturas y presiones que hay en el núcleo del Sol. Estados Unidos hizo su primera prueba el 1 de noviembre de 1952 y la Unión Soviética un año después.

Numerosos expertos explican que la bomba del domingo tenía todas las características de una bomba de hidrógeno de dos etapas. Pero es posible que también se trate de una bomba de fisión mejorada, que utiliza también combustible de fusión.

De momento ningún gobierno confirmó que se trate de una bomba H.
Las redes de vigilancia chinas, surcoreanas y japonesas no detectaron niveles de radiactividad que puedan ser utilizados como indicios.

Unas horas antes del ensayo, Corea del Norte publicó imágenes de su dirigente Kim Jong-Un inspeccionando el Instituto de Armamentos Nucleares. Se lo vio admirando un artefacto plateado que parecía medir un metro y con dos bultos en sus extremos.

La agencia oficial KCNA aseguró que se trataba de una bomba H de una "potencia explosiva ajustable, entre decenas y centenares de kilotones en función del objetivo". KCNA agregó que el artefacto era de fabricación norcoreana.

El artefacto, bautizado por los analistas como "el cacahuete", era mucho más grande que la "bola de espejos" presentada como una bomba miniaturizada con la que se fotografió Kim en marzo de 2016.

Pyongyang ya afirmó haber llevado a cabo con éxito un ensayo de una bomba H en enero de 2016, su cuarto ensayo nuclear, sobre lo que dudaron los especialistas dada la poca energía que desprendió.

Los expertos estiman que "el cacahuete" podría ser un modelo y no el artefacto que estalló el domingo. Seúl estima no obstante que el Norte logró miniaturizar una bomba para instalarla en un misil intercontinental.

Con información de EFE y AFP

XS
SM
MD
LG