Enlaces de accesibilidad

EEUU lanzará "masiva respuesta militar" en caso de amenaza de Corea del Norte


Kim Jong Un examina la bomba de hidrógeno, mucho más potente que las bombas atómicas ordinarias que Corea del Norte ya ha probado.

"Un apaciguamiento con Corea del Norte no funcionará, ¡sólo entienden una cosa!", dijo el presidente Trump en respuesta al ensayo nuclear de Pyongyang con una bomba de hidrógeno.

Corea del Norte efectuó este domingo su sexto ensayo nuclear, el más potente hasta la fecha, y aseguró haber probado una bomba H, suscitando la condena internacional y la advertencia de Donald Trump que calificó el acto de "peligroso" y "hostil" hacia Estados Unidos.

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, respondió a la provocación nuclear de Corea del Norte con una fuerte advertencia, al señalar que Estados Unidos reaccionará a cualquier amenaza norcoreana con una “enorme respuesta militar, tanto efectiva como abrumadora”.

Aseguró que no se busca la “aniquilación total” de Corea del Norte, pero añadió: “Tenemos muchas opciones para hacerlo”.

En una breve declaración a la prensa fuera de la Casa Blanca, Mattis dijo que la comunidad internacional está unida al exigir la desnuclearización de la Península de Corea y que el líder norcoreano, Kim Jong Un, debe saber que el compromiso de Washington con Japón y Corea del Sur es inquebrantable.

Previamente, el presidente Donald Trump aumentó la apuesta en la creciente crisis en torno a las amenazas nucleares de Corea del Norte, al dejar entrever medidas económicas drásticas contra China y criticar a su aliado, Corea del Sur.

Acompañado del general Joseph Dunford, jefe del estado mayor conjunto, Mattis dijo: “Cualquier amenaza a Estados Unidos o sus territorios, incluyendo Guam, o nuestros aliados, recibirá una masiva respuesta militar, tanto efectiva como abrumadora”.

Mattis no respondió a preguntas de la prensa, pero señaló que asistió a una reunión de Seguridad Nacional con Trump y un “pequeño grupo”. Comentó que el Presidente quería ser informado sobre lo que Mattis describió como “muchas opciones militares” para tomar acción contra Corea del Norte.

“Dejamos en claro que contamos con la capacidad de defendernos a nosotros mismos y a nuestros aliados, Corea del Sur y Japón, de cualquier ataque, y que nuestro compromiso con nuestros aliados es a prueba de todo”, comentó.

Trump también asistió el domingo a una iglesia en Washington, donde los reporteros le preguntaron si ordenaría un ataque a Corea del Norte. Trump respondió: "Ya veremos".

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sostendrá una reunión de emergencia este lunes para discutir la respuesta internacional al ensayo nuclear norcoreano, dijeron diplomáticos.

Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Japón y Corea del Sur solicitaron una reunión urgente para las 10:00 am local (14H00 GMT), dijo la misión estadounidense en un comunicado.

El Consejo se reunirá en una sesión abierta, a diferencia de muchas otros encuentros sobre Corea del Norte que han sido a puertas cerradas.

EEUU prepara nuevas sanciones

Mientras, el secretario del Tesoro estadounidense advirtió que el gobierno del presidente Donald Trump está preparando nuevas sanciones para golpear el comercio exterior de Corea del Norte.

En declaraciones al programa "Fox News Sunday", Steven Mnuchin describió el comportamiento de Pyongyang como "completamente inaceptable".

Mnuchin agregó que el paquete de sanciones que se está redactando para consideración de Trump dejará en claro que si algunos países quieren seguir haciendo negocios con Estados Unidos, tendrán que golpear a Corea del Norte económicamente.

El secretario del Tesoro añadió que Estados Unidos continúa trabajando con gobiernos aliados y con China para presionar a Corea del Norte.

"Estados Unidos está considerando, además de otras opciones, detener todo el comercio con todo país que haga negocios con Corea del Norte", dijo el presidente Trump en otro tuit.

Las agencias geológicas extranjeras habían detectado inicialmente un temblor sísmico de magnitud 6,3 cerca del principal sitio norcoreano de ensayos nucleares, en Punggye-Ri (noreste).

Tokio confirmó poco después que se trataba de un ensayo nuclear. Luego, una presentadora de la televisión pública norcoreana declaró: "el ensayo de la bomba de hidrógeno fue un éxito perfecto".

La bomba, "de una potencia sin precedentes", marca "un hito muy importante, el hecho de alcanzar el objetivo final, que es completar la fuerza nuclear del Estado", añadió.

Corea del Norte nunca ha escondido que sus programas, prohibidos, tienen como objetivo poner a punto misiles balísticos intercontinentales capaces de alcanzar el continente estadounidense.

"Corea del Norte realizó un ensayo nuclear de envergadura", escribió Trump en Twitter. "Sus palabras y sus acciones siguen siendo muy hostiles y peligrosas para Estados Unidos", prosiguió.

"Corea del sur ya se ha dado cuenta, como yo les dije: un apaciguamiento con Corea del Norte no funcionará, ¡sólo entienden una cosa!", agregó el presidente norteamericano.

ONU califica el hecho de "profundamente desestabilizador"

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, condenó el ensayo nuclear de Corea del Norte, al que calificó de "profundamente desestabilizador" para la seguridad regional y llamó nuevamente a Pyongyang a detener esas acciones.

"Este acto es aún otra seria violación de las obligaciones internacionales de Corea del Norte y socava los esfuerzos internacionales para la no proliferación (nuclear) y el desarme", dijo Guterres en un comunicado.

"Este acto también es "profundamente desestabiliador para la seguridad regional", añadió el diplomático portugués, señalando que Corea del Norte es el único país que sigue rompiendo las normas contra ensayos de bombas nucleares.

Guterres también llamó a Pyongyang a "detener esos actos y cumplir completamente sus obligaciones internacionales".

Comunidad internacional exige un "castigo más fuerte"

China, Rusia, Japón, Corea del sur y Francia condenaron rápidamente esta nueva violación de las múltiples resoluciones de la ONU que exigen el fin de los programas nuclear y balístico norcoreanos. Rusia, además, hizo un llamado a la calma.

El presidente surcoreano, Moon Jae-In, que había abogado por un diálogo con el Norte, solicitó "el castigo más fuerte" contra Pyongyang, incluyendo sanciones de la ONU.

Por su lado, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, se dijeron favorables a "un endurecimiento" de las sanciones de la Unión Europea contra Corea del Norte.

La primera ministra británica, Theresa May, condenó el "temerario" nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte y pidió a la comunidad internacional "acciones más duras" contra el régimen de Pyongyang.

La última prueba termonuclear norcoreana "supone una nueva e inaceptable amenaza", dijo May, que defendió "incrementar el ritmo de implementación de las sanciones existentes y evaluar de forma urgente nuevas medidas en el Consejo de Seguridad de la ONU".

Putin pide "no ceder a la emoción" tras ensayo nuclear

Por su parte, el presidente ruso Vladimir Putin pidió a la comunidad internacional dialogar y "no ceder a la emoción", tras el nuevo ensayo nuclear de Corea del Norte.

En una conversación telefónica con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, Putin pidió "no ceder a la emoción, actuar de manera calma y ponderada", y subrayó que los problemas de la península coreana "sólo deberían resolverse con medios políticos y diplomáticos", indicó un comunicado del Kremlin.

La prueba norcoreana "torpedea al régimen mundial de no proliferación (nuclear), viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y el derecho internacional, y crea una amenaza real para la paz y la estabilidad regional", dijo Putin, citado en el comunicado.

El presidente ruso también se entrevistó con el presidente chino Xi Jinping. Ambos están "profundamente preocupados" por la situación en la península coreana y resaltaron la importancia de "no dejar que la situación se transforme en caos", indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

La televisión estatal norcoreana divulgó una imagen de la orden manuscrita de Kim Jong-Un en la que pedía que el ensayo se llevara a cabo el 3 de septiembre a mediodía.

La bomba H, un arma termonuclear

Unas horas antes, Corea del Norte había publicado unas fotografías en las que aparecía el dirigente norcoreano inspeccionando lo que presentaron como una bomba H (bomba de hidrógeno o termonuclear) que podría ser instalada en el nuevo misil balístico intercontinental del que dispone el régimen norcoreano.

Las bombas H son mucho más potentes que las bombas atómicas ordinarias que Corea del Norte ya ha probado.

Según especialistas surcoreanos, la potencia del temblor detectado fue entre cinco y seis veces mayor a la del último ensayo nuclear que se había realizado, en septiembre de 2016. Corea del Norte hizo estallar, en aquel momento, una bomba de 10 kilotones.

En cualquier caso, Jeffrey Lewis, del sitio armscontrolwonk.com, consideró que se trataba de un arma termonuclear, lo que constituiría un progreso notable en los programas nuclear y balístico norcoreanos, prohibidos por la comunidad internacional.

El gobernante norcoreano Kim Jong Un examina la bomba de hidrógeno.
El gobernante norcoreano Kim Jong Un examina la bomba de hidrógeno.

Un sismo de magnitud 4,6 sacudió igualmente Corea del Norte menos de diez minutos después del primer temblor, indicó el Centro Chino de Vigilancia Sismológica. La institución dijo que podría deberse a un "hundimiento", lo que indicaría que la explosión podría haber generado el hundimiento de un peñasco situado encima del lugar de la explosión.

El domingo, el temblor sísmico generado por la explosión llegó a sentirse en regiones del noreste de China, fronterizas con Corea del Norte, según medios oficiales chinos e internautas locales, que manifestaron su preocupación.

Poco después, China activó un plan de emergencia para controlar el nivel de radiación a lo largo de su frontera con Corea del Norte, tras el nuevo ensayo nuclear de Pyongyang.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) denunció el ensayo, un acto que constituye "un total desprecio por las exigencias reiteradas de la comunidad internacional".

El Consejo de Seguridad de la ONU ya impuso siete paquetes de sanciones a Corea del Norte para tratar de hacerle renunciar a sus programas nuclear y balístico.

La tensión en la península coreana ya se había agravado en julio cuando Corea del Norte llevó a cabo dos ensayos exitosos de un misil balístico intercontinental (ICBM), el Hwasong-14, que supuestamente podría alcanzar a Estados Unidos.

El régimen norcoreano amenazó hace poco con disparar una salva de misiles de advertencia hacia la isla de Guam, un territorio estadounidense en el océano Pacífico, y lanzó la semana pasada un misil de rango medio que se estrelló en el Pacífico tras haber sobrevolado Japón.

Según Koo Kab-Woo, especialista de Corea del norte en la universidad de Seúl, "Corea del norte proseguirá con su programa de armas nucleares a menos que Estados Unidos proponga negociaciones".

(Con información de AFP, AP, EFE y redes sociales)

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG