Enlaces de accesibilidad

Legisladores cubanoamericanos reaccionan a liberación de Gross y relaciones


Bob Menéndez y Marco Rubio reaccionan al pronunciamiento de Obama sobre Cuba
please wait

No media source currently available

0:00 0:05:06 0:00

Bob Menéndez y Marco Rubio reaccionan al pronunciamiento de Obama sobre Cuba

Los senadores cubanoamericanos Bob Menéndez, demócrata por New Jersey, y Marco Rubio, republicano por la Florida, declararon que el intercambio de un inocente americano por espías convictos es un precedente peligroso.

El senador demócrata por New Jersey, Bob Menéndez, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, emitió una declaración donde afirma que la liberación de Alan Gross es un alivio para la familia, constatando el deterioro de su salud. El legislador asegura que Gross "debió de haber sido puesto en libertad de inmediato hace 5 años, pues no cometió crimen".

Asegura que no hubo acto humanitario en la liberación de Gross pues se cambió a espías por un americano inocente "las acciones del presidente Obama han reivindicado el comportamiento brutal del Gobierno cubano".

En la nota que aparece en la página digital del Senador constata que "no hay equivalencia entre un trabajador de la ayuda internacional y espías convictos que fueron declarados culpables de conspiración para cometer espionaje en contra de nuestra nación".

Dice, además, que se sienta un peligroso precedente y termina afirmando que se debe recordar a las personas en busca de democracia que "siguen encarcelados por los mismos verdugos exactos que han castigado a Alan Gross y ellos, junto con todos los cubanos, se merecen un libre y liberada Cuba".

El senador por la Florida Marco Rubio dijo que la liberación del ex contratista Alan Gross luego de negociaciones con el Gobierno de Cuba fija un peligroso precedente que pone precio a los estadounidenses en el exterior.

En declaraciones a la cadena de televisión Fox News, Rubio, republicano de origen cubano, dijo que no creía que el Congreso de Estados Unidos apoye un levantamiento del embargo al régimen de La Habana.

El Senador floridano en un informe de prensa afirma que "el anuncio de hoy (es) el inicio de un cambio dramático en la política de Estados Unidos hacia Cuba es sólo el último de una larga serie de intentos fallidos por parte del presidente Obama para apaciguar a regímenes criminales a toda costa".

Rubio se regocija por la reunificación de Gross con su familia, tras 5 años de cárcel y afirma que este debió de ser puesto en libertad de inmediato. Pero el cambio de este por los espías cubanos es un precedente peligroso.

El Senador no se explica la "decisión del Presidente para premiar al régimen de Castro y comenzar el camino hacia la normalización de las relaciones con Cuba". Cuba, como Siria, Irán y Sudán, sigue siendo un Estado patrocinador del terrorismo, dice Rubio.

Y Rubio, quien en enero encabezará el subcomité del Hemisferio Occidental del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que "haré todo lo posible para bloquear este intento peligroso y desesperado por el Presidente para pulir su legado a expensas del pueblo cubano".

Ileana Ros-Lehtinen.
Ileana Ros-Lehtinen.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen (R-FL), presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte, hizo la siguiente declaración referente a la liberación de Alan Gross:

"Aunque la liberación de Alan Gross es buena noticia, es importante recordar en primer lugar que el Sr. Gross nunca debió ser encarcelado en Cuba por el régimen de Castro. La manera en que la Casa Blanca ha negociado este intercambio de prisioneros es una bofetada a las familias de Hermanos al Rescate y posa una amenaza a nuestra seguridad nacional. El Presidente Obama ha liberado de forma unilateral a tres espías cubanos convictos, cuya responsabilidad por las muertes de tres ciudadanos americanos y un residente de los Estados Unidos: Carlos Costa, Armando Alejandre, Mario de la Peña y Pablo Morales, cuyos aviones fueron injustamente derribados sobre aguas internacionales bajo órdenes directas de los hermanos Castro.

"Desde el encarcelamiento injusto de Gross, varios funcionarios de alto rango de la Administración le han reiterado al Congreso y al pueblo americano que no existía equivalencia entre los cinco espías cubanos y Alan Gross, reafirmando que no podía existir un intercambio. Este acuerdo entre Obama y Castro deja fuera un importante aspecto: El pueblo cubano. La realidad es que desde que la administración Obama suavizó las restricciones, la situación en la isla ha empeorado con un incremento en las detenciones arbitrarias. La dictadura de los Castro debe responder a su propio pueblo, a quien le ha negado los derechos básicos por más de cinco décadas.

La liberalización de políticas destinadas a suavizar el comercio y remesas a Cuba es otro golpe de propaganda para los hermanos Castro que ahora llenarán sus cofres con más dinero, a costas del pueblo cubano. Es muy posible que esta acción unilateral por el Presidente, sin consulta Congresional es una violación de las siguientes leyes norteamericanas: El Cuban Liberty and Democratic Solidarity (LIBERTAD) Act of 1996, el Cuban Democracy Act of 1992, y el Trading with the Enemy Act. La Casa Blanca intenta normalizar las relaciones con Cuba, sin la aprobación del Congreso puede ser una violación directa de la ley Helms-Burton que específicamente declara que todos los prisioneros políticos deben ser liberados y que deben ser celebradas elecciones libres previo al establecimiento de una relación diplomática. Esta acción descarriada del Presidente Obama animará al régimen de Castro a continuar sus actividades ilícitas, pisotear las libertades fundamentales y desechar los principios democráticos".

El congresista estadounidense Mario Díaz-Balart.
El congresista estadounidense Mario Díaz-Balart.

El congresista Mario Díaz-Balart (R-FL) hizo la siguiente declaración:

"Alan Gross nunca debió pasar ni un día en prisión y me alegro que por fin se reunirá con su familia. Sin embargo, la forma en que se logró su liberación es indignante y demuestra que, una vez más, el presidente Obama no duda en apaciguar y ofrecer concesiones a una dictadura brutal que se opone a los intereses de los EEUU en cada oportunidad.

"Los tres espías cubanos que soltará el presidente Obama fueron condenados por espionaje en instalaciones militares y uno fue condenado por su papel en el derribo de un avión civil estadounidense en el espacio aéreo internacional que asesinó a tres estadounidenses inocentes y un residente de los EE.UU. Su puesta en libertad anticipada es algo atroz para la justicia. Además, reestablecer relaciones diplomáticas y debilitar aún más las sanciones sólo sirven para legitimar al peor violador de los derechos humanos en nuestro hemisferio y proporcionarle divisas. Las acciones del presidente Obama son una traición inconcebible de los valores fundamentales de Estados Unidos y un profundo insulto al pueblo oprimido de Cuba.

"El injusto encarcelamiento y trato inhumano de Alan Gross son muestras de la total depravación del régimen de Castro, así como de la fuerte represión que ha sufrido el pueblo cubano desde hace décadas. La decisión del presidente Obama de claudicar ante el chantaje castrista y abandonar nuestros principios democráticos es un ultraje. Estos cambios en la política hacia Cuba envalentonarán aún más a la dictadura cubana así como a otros dictaduras y organizaciones terroristas antiamericanas".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG