Enlaces de accesibilidad

Suu Kyi ve con cautela la democracia en Birmania


El presidente de Hungría, János Áder (d), recibe a la premio Nobel de la Paz y activista birmana, Aung San Suu Kyi (i), en el Palacio Alexander de Budapest (Hungría).

La Premio Nobel de la Paz pide que se mantenga la vigilancia sobre las transformaciones democráticas en Birmania.

La líder de la oposición birmana y ganadora del Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, advirtió hoy en Budapest que los países occidentales no deberían ser demasiado optimistas sobre la situación de la democracia en su país y pidió que se siga de cerca la situación.

Suu Kyi, presidenta de la Liga Nacional por la Democracia, la principal fuerza opositora, calificó de positivo que se hayan levantado las sanciones contra su país, pero agregó que es muy importante que EEUU y la Unión Europea "sigan de cerca la situación y no sean demasiado optimistas".

"Las democracias maduras sobrestiman la situación de la democracia en Birmania", recalcó, para señalar que los países de Europa Central, donde realiza una gira, entienden mejor lo que sucede en su país, ya que pasaron por procesos de democratización semejantes.

La reforma de la constitución sigue siendo lo más importante en los procesos de democratización de Birmania, reiteró Suu Kyi. Respecto al conflicto en Siria, opinó que el uso de la fuerza no solucionará la crisis y pidió al presidente del país, Bashar Al Asad, que evite la violencia. En un encuentro con la prensa, la política birmana dijo que no cree "que la violencia pueda ayudar". "Si él (Al Assad) quiere vivir en armonía, debe evitarla", manifestó.

Por su parte Zsolt Németh, secretario de Estado de Exteriores húngaro, opinó que es "muy importante que el Parlamento Europeo siga de cerca la situación de Birmania en el próximo futuro". "Su política demuestra la fuerza de la no violencia", aseguró
Németh, comparando a Suu Kyi con Gandhi y Martin Luther King.
XS
SM
MD
LG