Enlaces de accesibilidad

El purgatorio del sistema penitenciario ruso


Fotografía fechada el 26 de abril de 2013 de Nadezhda Tolokónnikova, integrante del grupo "punk" ruso Pussy Riot.

En el caso de la carismática joven de Pussy Riot, recorrió en tren unos 4.000 kilómetros desde la prisión de la región de Mordovia hasta la región de Krasnoyarsk, en el corazón de Siberia.

Si las prisiones rusas están consideradas un infierno, los vagones penitenciarios como el que ha trasladado durante 26 días a la Pussy Riot Nadezha Tolokónnikova a Siberia deben ser algo parecido al purgatorio.

"Imagínese a 12 presos metidos durante días en unos camarotes sin ventanas de 3,5 metros cuadrados", aseguró a Efe Valeri Serguéyev, subdirector del Centro por la Reforma de Prisiones (CRP).

Si el sistema penitenciario ruso se ha humanizado con el paso del tiempo, este no es el caso del proceso de "etapirovanie" (traslado por etapas), en el que miles de presos son transportados anualmente en vagones especiales hasta su nuevo destino.

El traslado puede prolongarse durante semanas o incluso meses, ya que las distancias en Rusia pueden ser de miles de kilómetros, por lo que los presos realizan parada y posta en prisiones preventivas especiales repartidas por toda la geografía penitenciaria nacional.

"Pueden permanecer durante semanas en celdas de aislamiento en prisiones de tránsito, donde las comodidades son aún menores que en una cárcel normal, especialmente en lo que se refiere a los cuidados médicos y a la alimentación", señala.

No obstante, esas prisiones de paso parecen hostales en comparación con los camarotes, en los que los presos sólo pueden ir dos veces al día al baño, reciben agua caliente para el té con cuentagotas y la ventilación es casi inexistente.

Debido a la falta de espacio, ya que pueden llevar hasta 50 kilogramos de pertenencias, los presos viajan sentados y deben turnarse para dormir.

"Es un sistema incivilizado heredado de la red de GULAG (campos de trabajo) de la Unión Soviética. El Tribunal Supremo ordenó limitar de 16 a 12 el número máximo de presos en un camarote, pero siguen siendo muchos", apunta.

Durante este proceso, los internos permanecen incomunicados, mientras la ley no obliga a las autoridades a notificar a las familias sobre su paradero hasta que estos lleguen a su nuevo destino.

Serguéyev considera un vestigio medieval el hecho de que un preso desaparezca en el limbo penitenciario durante semanas o meses, ya que eso da pie a toda clase de arbitrariedades y abusos.

En cuanto al medio de transporte, asegura que, por regla general, los servicios penitenciarios sólo recurren a las cuatro ruedas si el viaje es de menos de cuatro horas, ya que la red de carreteras en Rusia no es fiable.

Además, el transporte por vía férrea es mucho más barato que por carretera, ya no digamos que en avión, un medio de locomoción muy caro en este país.

En el caso de Tolokónnikova, la carismática joven de Pussy Riot, recorrió en tren unos 4.000 kilómetros desde la prisión de la región de Mordovia en la que se encontraba desde octubre de 2012 hasta la región de Krasnoyarsk, en el corazón de Siberia.

El secretismo de la operación y la falta de noticias sobre el estado de salud de Tolokónnikova llevó a las organizaciones de derechos humanos como Amnistía Internacional a pedir al Gobierno ruso el 6 de noviembre que informara sobre su paradero.

"Nadezhda estuvo 26 días de viaje. Durante ese tiempo estuvo en prisiones de tránsito. Omsk, Tiumén y ahora Krasnoyarsk. Se encuentra bien. Se está recuperando después de sufrir algunas dificultades debido a la huelga de hambre", aseguró su marido Piotr Verzílov a las agencias locales.

El caso es que, según se supo esta semana, Tolokónnikova se encuentra ahora ingresada en el Hospital para Tuberculosos de Krasnoyarsk (KTB-1), la mayor clínica adscrita a los servicios penitenciarios de toda Siberia.

Verzílov considera que la larga duración y las condiciones del traslado de su esposa fueron una medida de castigo por sus denuncias de abusos en la prisión de Mordovia que han provocado la apertura de una investigación por parte del Comité de Instrucción.

No obstante, Mijaíl Fedótov, presidente del Consejo de Derechos Humanos adjunto al Kremlin, aseguró que esta práctica es absolutamente legal e incluso reconoció que, pese a que supo desde un principio el destino de la joven, no lo pudo hacer público.

Aunque el Defensor del Pueblo, Vladímir Lukin, aseguró que Tolokónnikova fue trasladada a Krasnoyarsk por estar empadronada en esa región, Serguéyev opina que, al igual que ocurriera con el empresario Mijaíl Jodorkovski, el objetivo es alejarlos del ojo público.

Aunque la población penitenciaria se ha reducido en los últimos años hasta menos de 700.000 internos y se han cerrado decenas de prisiones obsoletas, Serguéyev considera que ni el Gobierno ni la sociedad cree en la rectificación y en la futura inserción social de los presos.

"La mayoría considera que una vez caíste en la cárcel, se acabó. En las cárceles las personas no mejoran. El sistema casi militar instaurado en las prisiones rusas prima la disciplina y extermina el individuo", señala.
XS
SM
MD
LG