Enlaces de accesibilidad

Ros-Lehtinen opuesta a que EE.UU. dé visas a Antonio y Mariela Castro


Combinación de fotografías de la agencia EFE que muestra a Antonio Castro, hijo de Fidel Castro y a Mariela Castro, hija de Raúl Castro.

La congresista también se opone al visado de la jefa de la dirección de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX), Josefina Vidal que planea visitar al espía convicto Antonio Guerrero.

La congresista Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Subcomité del Medio Oriente y África del Norte de la Cámara de Representantes, emitió una declaración en torno a reportes de que el Departamento de Estado ha concedido visas de entrada a Estados Unidos a tres personeros de alto nivel del régimen comunista de Cuba.

Según las versiones citadas por la legisladora, Mariela Castro, hija del gobernante Raúl Castro, recibió una visa para participar en reuniones en la ciudad de Nueva York y en las Naciones Unidas; la directora de Estados

Josefina Vidal, jefa de la dirección de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX).
Josefina Vidal, jefa de la dirección de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX).

Unidos en la cancillería, Josefina Vidal planea visitar al espía convicto Antonio Guerrero; y Antonio Castro, hijo de Fidel Castro, ha dicho que planea estar presente en la Serie Mundial de las Ligas Menores y participar en reuniones con representantes de las Grandes Ligas de Béisbol, destacó la legisladora cubanoamericana.

"Le he escrito al Secretario (John) Kerry para expresarle mi opinión y mi preocupación acerca de la decisión del Departamento de Estado de otorgar visas de entrada a Estados Unidos a tres funcionarios de alto rango del régimen castrista", expresa la congresista en su nota de prensa.

"Un voto negativo sin importancia en la farsa de Parlamento de Cuba por parte de Mariela Castro no engaña a nadie. Esta es una decisión desafortunada que confiere apariencia de normalidad a las relaciones con este régimen criminal, y envía un mensaje equivocado a los 11 millones de cubanos que sufren su opresión", agregó

"Es una ofensa a los principios de la libertad y la democracia. Insto a la administración a que revierta su decisión y a que en lugar de ello presione a favor de mayores reformas en la isla", puntualizó Ros-Lehtinen.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG