Enlaces de accesibilidad

Otra joya de la Humanidad a punto de caer ante el Estado Islámico


Palmira, en peligro ante la llegada inminente del Estado Islámico
please wait

No media source currently available

0:00 0:00:50 0:00

Los yihadistas se encuentran ahora a un kilómetro del sitio arqueológico de Palmira.

Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) se acercaban el viernes a la joya arqueológica de Palmira, en el desierto sirio, mientras que en Irak se apoderaron de la mayor parte de Ramadi, la capital provincial en el oeste del país.

"Los yihadistas se encuentran ahora a un kilómetro del sitio arqueológico de Palmira", afirmó a AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña.

"El régimen (sirio) ha enviado refuerzos a la ciudad y la aviación está bombardeando los alrededores de Tadmor", el nombre de la ciudad en árabe, añadió.

El sitio arqueológico, conocido por sus columnas romanas y sus torres funerarias, se encuentra en el sur de la ciudad de Palmira.

"Estamos muy preocupados" afirmó el viernes la directora general de la Unesco, Irina Bokova, en Beirut, que inscribió en 1980 el sitio en la lista del Patrimonio de Humanidad.

"Monitoreamos la situación porque es un sitio antiguo romano, de mucho valor", añadió, tras renovar su pedido "a todas las partes" a respetar el lugar.
Según el OSDH, los combates se desarrollan al norte, el este y el sur de la ciudad, y han muerto 138 combatientes, entre ellos 73 soldados y 65 yihadistas.

En los pueblos situados cerca de Palmira, de los que el ejército se ha retirado, el EI ejecutó, además, a 26 civiles, 10 de ellos por decapitación, "por colaboración con el régimen", según el Observatorio.

El gobernador de la provincia de Homs (centro), del que forma parte este oasis situado en pleno desierto, afirmó en cambio que la situación está "bajo control". "El ejército envió refuerzos y la aviación está bombardeando posiciones" del EI, indicó a AFP Talal Barazi.

En los últimos días, el EI tomó todos los puestos del ejército situados en la carretera entre Palmira y la localidad de Al Sujna, a unos 80 km.

El director de Antigüedades y de los museos sirios, Maamun Abdelkarim, hizo un llamado a la comunidad internacional a movilizarse para impedir una eventual destrucción de Palmira, lo cual sería "una catástrofe internacional", según dijo.

Hace más de un mes aparecieron en un video combatientes del EI destruyendo en Irak el sitio arqueológico de Nimrud.

Palmira fue un importante foco cultural del mundo antiguo y se desarrolló con fuerza tras la conquista romana en el siglo I antes de Cristo. Su legendaria reina, Zenobia, se opuso al dominio romano, y siglos después se convirtió en una etapa clave de la histórica Ruta de la Seda, que llevaba mercancías desde el Extremo Oriente a Europa.

En Irak, el grupo yihadista se apoderó del principal complejo gubernamental en Ramadi, informó el propio EI y las autoridades iraquíes. "Daesh (acrónimo árabe del grupo EI) ocupa ahora el complejo gubernamental en Ramadi e izó su bandera en el cuartel general de la policía para Al Anbar", señaló a AFP un alto mando de la policía que pidió el anonimato.

El Estado Islámico, sunita, difundió un comunicado en el que afirma que sus combatientes "tomaron por asalto el complejo gubernamental en el centro de Ramadi, mataron a los renegados e hicieron estallar los edificios de la gobernación del Al Anbar y del cuartel general de la policía safávida", antes de tomar el control del complejo.

"Safávida" es un término que designa a una antigua dinastía iraní y que usa actualmente de modo peyorativo el EI, sobreentendiendo un vínculo entre las fuerzas gubernamentales y las fuerzas de seguridad del actual Gobierno de Irán, un país mayoritariamente chiita. El grupo yihadista designa como "renegados" a los combatientes de tribus sunitas aliadas del Gobierno.

XS
SM
MD
LG