Enlaces de accesibilidad

La parte de la torta Cuba para las franquicias españolas


Playa de Hotel Meliá Las Dunas. Cayo Santa María. Cuba

¿Cuánto puede repercutir hacia EEUU y el Caribe la presencia de las empresas en el mercado cubano?

El portal de noticias español elEconomista.es descubre las opciones de negocios que las firmas españolas podrían tener (gracias a) "tras el deshielo hace diez meses de sus relaciones diplomáticas con Washington".

En un artículo que firma Gema Boiza y en el que cita a Xavier Vallhonrat, presidente de la Asociación Española de Franquiciadores, afirma que la isla "podría convertirse" (…) "en un escaparate para sus turistas y en un trampolín desde el que las firmas españolas podrían
saltar a EEUU y a los países del Caribe".

Boiza apunta que el futuro de la economía cubana sigue siendo incierto, pero que si se produce la apertura del comercio que se espera, "las marcas que operen en el país caribeño no sólo tendrán la opción de desarrollarse localmente, sino de encontrar en la isla un escaparate en el que desvelar sus encantos ante la multitud de turistas que podrían llegar a Cuba".

A partir de su texto, está claro que los consumidores cubanos (con sus bajos salarios y su despreciable producto interno bruto) no son el interés. La idea no es cuánto puedan vender en Cuba; sino cuánto puede repercutir la presencia en el mercado cubano. El consumidor a quien se desea captar no es el cubano sino el turista estadounidense:

"Turistas (…) procedentes de EEUU (…) que luego volverían a su país de origen y podrían servir de gancho para aquellos productos y artículos que hayan visto, probado o descubierto en Cuba. De ser así, las franquicias que operan en Cuba podrían tener ante sí un mercado de más de 500 millones de consumidores en EEUU. No sólo eso. Podrían también emprender una segunda conquista de América, especialmente en los países bañados por el mar del Caribe", precisa Boiza en su artículo.

Boiza se remite a las palabras de Vallhonrat, quien sostiene que "es un buen momento para estar en Cuba, para ver qué se puede hacer y con quién; para ver qué opciones reales tiene allí la franquicia".

Según Vallhonrat, las opciones de negocios están vinculadas al sector del turismo y la restauración. Y no deja de advertir que "pese a las posibilidades que el país (…) presenta para las marcas españolas", lanzar una franquicia en Cuba no está exento de riesgos, además de la falta de cultura en la isla en cuanto a franquicias:

"Para empezar por la todavía situación económica y comercial del país donde cualquier sector de actividad sigue estando controlado por el Gobierno; para continuar porque, debido precisamente a esa situación, no es fácil determinar qué tipo de cargas irán asociadas a la puesta en marcha y funcionamiento del negocio".

Según datos de la Asociación Española de Franquiciadores, hay cinco empresas de franquicias instaladas en la isla: Sol Meliá, que lleva años en Cuba y dispone de 26 de los 31 locales pertenecientes a franquicias españolas; Mango, con dos locales; Eurotex, Paviprint; y la papelería La Repro, cada uno con un local.

Financiación española al Comercio Exterior

En su texto, no obstante, Boiza no hace referencia a las posibilidades de negocios exteriores que tienen y han tenido siempre las empresas españolas, que parece que han "necesitado" el deshielo de las relaciones EEUU-Cuba para tener la presencia que, supuestamente, el deshielo les abre en Cuba, en Estados Unidos y en el Caribe.

Hasta ahora, las empresas españolas no han tenido ningún obstáculo para tener presencia en el mercado estadounidense, en el Caribe, ni en Latinoamérica.

De hecho, es todo lo contrario si tenemos en cuenta los (generosos) programas de promoción del comercio exterior, para promover las exportaciones, para propiciar la presencia de las empresas españolas en ferias y en cuanto evento de promoción e intercambio internacional pueda haber. Esos programas han sido financiados (muchos a ¡fondo perdido!), históricamente, por el Gobierno de España (varios ministerios), por los gobiernos de las comunidades autónomas, las diputaciones provinciales, las delegaciones de Zonas Francas, por el Parlamento Europeo y por diversas agrupaciones de empresarios.

Financiación de España al comercio exterior; selección de convocatorias de los ministerios españoles correspondientes al año 2015.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG