Enlaces de accesibilidad

Documental reconstruye los últimos días de los altos oficiales de Batista


Foto Archivo. Oficiales del Ejército Constitucional Cubano.

La realizadora Gina Sosa, dijo a Martí Noticias que espera estrenar en diciembre su filme en el que protagonistas y familiares cuentan aspectos del gobierno de Fulgencio Batista, el Campamento Militar Columbia y el éxodo de 1959.

Sanar el dolor del exilio histórico y entregar a los cubanos más jóvenes una versión de los años previos a la revolución que difiere de la historia oficialista, es el fin del documental “The Sun Rises on the Truth", que se estrenará en Miami.

Su realizadora, Gina Sosa, explicó en entrevista telefónica con Martí Noticias que se trata de una obra que cuenta en voz de protagonistas y familiares, los hechos relacionados con los últimos días vividos por altos oficiales del Ejército Constitucional Cubano en el campamento militar de Columbia.

Surgido en 1935, este Ejército fue disuelto en 1959 tras la llegada al poder del Ejército Rebelde liderado por Fidel Castro.

La versión oficial lo describe como "el principal cuerpo represivo de los gobiernos pro-estadounidenses que gobernaron la isla" antes de 1959 y medios como la enciclopedia ECURED (que deben usar como fuente de consulta todos los estudiantes del país), testigos y protagonistas que combatieron a Fulgencio Batista y a su Ejército, han transmitido de generación en generación las consecuencias que tuvo para el pueblo cubano la dictadura batistiana.

Parientes de altos funcionarios saldan deuda con sus padres

La propia Sosa, que era la hija menor del Teniente Coronel Merob Sosa García, -quien era entonces el Jefe del Ejército en Bayamo-, dijo que este trabajo es una deuda que tenía con su padre y madre, Gina I. Sosa Suárez.

Además, explicó, es un homenaje a todas las familias que sufrieron el fusilamiento, encarcelamiento de sus parientes o que junto a estos tuvieron que emigrar.

“No pudieron contar su historia porque los fusilaron en el paredón, los metieron en las cárceles castristas que los torturaban, a mujeres y hombres por cierto, que no tuvieron otro objetivo que irse del país porque el pueblo pidió (optó por) Fidel Castro, esa es la triste realidad nuestra”, dijo Sosa.

“Lo que quiero es traer luz y justicia a lo que honor y justicia y luz se merecen”, enfatizó. “Todo esto es para el futuro, que sepan su historia”.

El filme de más de una hora cuenta entre otros, con los testimonios de Adriana Cantillo, hija del general Eulogio Cantillo; Carmen Aguiles Sosa, hermana de la realizadora que era una adolescente entonces.

“Ellos ganaron la batalla, pero no ganarán la guerra”, dice Aguiles Sosa, recordando una frase de su padre, quien estaba en Estados Unidos al momento de la toma del poder de Fidel Castro.

Sosa García fue uno de los fundadores de la Rosa Blanca. Falleció en 1975.

“Es hora de que se despierte ese pueblo que un día fue muy noble y que sigue siendo noble. Que se despierte y que vea la realidad y la verdad de su historia, que conozcan que si no tienen una Constitución jamás van a tener libertad, van a seguir 100 años más con los Castro”, dijo la realizadora.

Fidel Castro y el peligro de Cuba

El exiliado Roberto Torricella ofrece en el filme su opinión acerca de los sucesos previos y posteriores a enero de 1959: “El peligro de Cuba no fue Fidel Castro ni su Movimiento 26 de Julio. Lo fue la mayoría de la ciudadanía élite, clase media y de profesionales con cultura y patrimonio”.

Consultada sobre esta versión, Sosa sigue una línea de pensamiento similar durante la entrevista concedida a Martí Noticias. La realizadora sostiene que los académicos, los ricos y algunos de la clase media contribuyeron al triunfo revolucionario.

“Esa es la triste verdad de nuestra Cuba de lo que paso antes de la revolución cubana, es nuestro karma que estamos cargando y tenemos que sanar eso, todos somos hijos de Dios”, comentó.

En medio de su reflexión, Sosa quiso incluso pensar que otro pudo haber sido el destino de Cuba.

“Si Fidel hubiera cogido otra avenida, podía haber dejado un legado mejor que todos los otros que presidieron antes que él, pero escogió la avenida del fidelismo y del ego que él tiene", comentó.

Proceso creativo

Sosa, que espera estrenar en diciembre su documental, explicó que este trabajo es una labor de amor hacia el exilio cubano y hacia los cubanos dentro de la isla. A través de Facebook, dijo, contactó con muchos de sus entrevistados.

“Todo esto es para el futuro, que sepan su historia”, dijo, aludiendo a opositores y personas “confundidas” dentro de la isla.

“Aprender de nuestro pasado, vivir en nuestro presente y llevar un futuro con esa llave de nuestro escudo (…) porque el futuro es de los niños de nuestra patria”, agregó.

Sosa nació en el Campamento Militar de Columbia, en La Habana. En junio de 1959, con dos años de edad, se reunió en Estados Unidos con sus padres, que habían viajado de vacaciones en diciembre de 1958, pocos días antes de la toma del poder por los rebeldes liderados por Castro.

“Ustedes que nacieron en Cuba igual que yo, pero con el Gobierno de Fidel Castro, no saben, no son culpables de nada, no saben la historia no perfecta porque nada es perfecto excepto Dios”, dijo.

“Ustedes (los cubanos) tenían unas Fuerzas Armadas disciplinadas igual que la que hay en Estados Unidos, no importa quien haya sido el presidente, ellos representaban al pueblo de Cuba para protegerlo del enemigo de dentro y de fuera”, concluyó.

  • 16x9 Image

    Rosa Tania Valdés

    Rosa Tania Valdés. Periodista, Universidad de La Habana (1997). En Cuba trabajó en Radio Ciudad de La Habana y el telecentro CHTV. Fue corresponsal en La Habana para el servicio en Español de la Agencia Reuters, entre 2005 y 2015. Colabora regularmente con Diario Las Américas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG