Enlaces de accesibilidad

Considera el papa Francisco viajar a Cuba


El papa Francisco recibió en El Vaticano a la familia del fallecido opositor cubano Oswaldo Payá.

La visita a la isla del Pontífice, mediador en el acercamiento entre Washington y La Habana, tendría lugar alrededor de su primer viaje a Estados Unidos, reporta "The Wall Street Journal".

El papa Francisco está considerando una visita a Cuba cuando viaje a Estados Unidos en septiembre, informó el diario The Wall Street Journal citando a una fuente familiarizada con el proyecto. La iniciativa, según el periódico neoyorquino, proporcionaría apoyo político a los polémicos intentos de ambos países para restablecer las relaciones diplomáticas rotas hace más de medio siglo.

La posibilidad fue confirmada por el portavoz vaticano Federico Lombardi, quien aclaró que aún no se ha tomado una decisión final: "El Santo Padre consideró la idea de hacer una etapa en Cuba durante su próximo viaje a Estados Unidos. No obstante, los contactos con las autoridades de ese país están todavía en una fase tan inicial que no se puede hablar en estos momentos de dicha etapa como de una decisión ya tomada o un proyecto operativo", dijo el vocero.

Según el diario de Nueva York, el pontífice argentino podría añadir una escala en la isla, ya sea antes o después de su estancia en Estados Unidos. Se espera que Francisco realice su primer viaje a Estados Unidos como Papa en septiembre, con visitas a Washington, Nueva York y Filadelfia.

El WSJ apunta que una estancia en Cuba inyectaría un nuevo elemento dramático a una muy esperada visita, en la que el Papa prevé hablar ante las dos cámaras del Congreso y de Naciones Unidas. También se espera que el presidente Barack Obama reciba al pontífice en la Casa Blanca.

Washington y La Habana están sosteniendo conversaciones destinadas a retablecer las relaciones diplomáticas, que se rompieron en 1961. Esta semana, Obama respaldó la eliminación de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, eliminando una barrera para el acercamiento.

Sin embargo, la oposición a una normalización de las relaciones sigue siendo fuerte en el Congreso estadounidense, cuya aprobación sería necesaria para levantar el embargo comercial y económico que Estados Unidos ha aplicado desde 1962 al Gobierno comunista de la isla.

Diplomacia proactiva

El Journal señala que el hecho de que Francisco esté considerando una visita a Cuba como parte de su viaje a Estados Unidos tipifica su disposición a mediar en complicadas cuestiones geopolíticas.

En lo que su Secretario de Estado describió como un ejemplo de "una diplomacia más proactiva" por parte del Vaticano bajo el papado de Francisco, el pontífice desempeñó un papel importante en ayudar a negociar el acuerdo anunciado en diciembre para normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

El Papa argentino, que ha seguido la pauta de sus predecesores al abogar por el fin de las restricciones de viaje y financieras de Estados Unidos a Cuba, escribió cartas a Obama y a Raúl Castro, instándoles a resolver las cuestiones pendientes y despejar el camino para un acuerdo.

El matutino recuerda que, semanas antes de que se anunciara el acuerdo, tuvo lugar en el Vaticano una reunión clave de altos funcionarios estadounidenses, cubanos y de la jerarquía católica, en la cual se pulieron los últimos detalles de las concesiones para poner fin a uno de los desencuentros diplomáticos más difíciles del mundo.

¿Tercera visita papal?

Si Francisco viaja a Cuba, será la tercera visita de un Papa al país, que después de más de tres décadas de ateísmo oficial enmendó en 1992 la Constitución para quitar la definición de Cuba como un Estado basado en el marxismo-leninismo, y añadió el artículo 42, que prohíbe la discriminación sobre la base de las creencias religiosas.

Fidel Castro y el papa Juan Pablo II, durante la visita del pontífice a Cuba en 1998.
Fidel Castro y el papa Juan Pablo II, durante la visita del pontífice a Cuba en 1998.

Juan Pablo II hizo una histórica visita al país en 1998, la primera de un Papa, ayudando a mejorar las relaciones entre la iglesia y el Gobierno.

El futuro Papa, por entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, escribió en un pequeño libro sobre la visita de Wojtila: "El pueblo cubano necesita vencer el aislamiento. Juan Pablo II hace un llamamiento al alma cristiana de Cuba, a su vocación universal, para abrirse al mundo, como así también exhorta al mundo a acercarse a Cuba, a su pueblo, a sus hijos, que son sin duda su mayor riqueza".

Tras la primera visita de un Papa, el Gobierno declaró feriada la Navidad y permitió que miembros del Partido Comunista se identificaran como creyentes.

En 2010 y 2011, el cardenal Jaime Ortega fue convocado por Raúl Castro para mediar en la excarcelación de más de 100 presos políticos, a los que el prelado proponía marchar al exilio en España.

En 2012, en ocasión del 400 aniversario de la Virgen de la Caridad del Cobre, el Gobierno permitió que la imagen de la patrona de Cuba peregrinara por toda la isla.

Benedicto XVI durante la misa en Santiago de Cuba.
Benedicto XVI durante la misa en Santiago de Cuba.

El papa Benedicto XVI hizo en marzo de ese año una gira de tres días por Cuba. El Gobierno arrestó en torno a la visita a una cifra récord de opositores, más de un millar. A petición del Papa, Castro declaró feriado el Viernes Santo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG