Enlaces de accesibilidad

Cuba sigue a la cola del mundo en libertad de Internet


Una mujer se conecta a internet en la calle 23 La Habana (Cuba).

Pese a la apertura de más puntos Wi-Fi, la rebaja de tarifas y el inicio de la internet en casa, la isla terminó otra vez entre los cinco últimos países, de 65 evaluados por la organización Freedom House para su informe 2017 sobre el tema.

Cuba volvió a terminar entre los cinco peores países del mundo en cuanto a Libertad de Internet según el informe 2017 de la organización Freedom House, con 79 puntos negativos que la clasifican solo en mejor situación que China (87) Etiopia (86) Siria (86) e Irán (85) entre 65 países evaluados.

En la escala utilizada por la entidad vigilante de las libertades, cero puntos corresponde a lo mejor y 100 a lo peor. En América Latina el país más cercano, situado por encima de Cuba, fue Venezuela con 63 puntos.

Cuba acumuló alta puntuación negativa en varios aspectos evaluados para el informe 2017 de Freddom House sobre Libertad de Internet.
Cuba acumuló alta puntuación negativa en varios aspectos evaluados para el informe 2017 de Freddom House sobre Libertad de Internet.

La isla de gobierno comunista acumuló 21 puntos negativos de 25 posibles en obstáculos al acceso a la red; 26 de 35 en límites al contenido accesible; y 32 de 40 en violaciones de los derechos de los usuarios. En Cuba de acuerdo con Freedom House el índice de penetración de Internet es de 38.8 %.

Entre los hechos clave del período el reporte observa que las zonas Wi-Fi de la isla continuaron creciendo a medida que los precios bajaban de 2 CUC a 1.50 CUC por hora. En diciembre de 2016, el gobierno lanzó un programa piloto de acceso a internet desde el hogar en La Habana Vieja, y a principios de 2017, Santiago de Cuba ensayó una primera red 3G experimental.

El gobierno continuó controlando el panorama digital al bloquear varios sitios críticos. Pruebas realizadas encontraron asimismo que el proveedor estatal del servicio de teléfonos móviles, Cubacel, había estado filtrando sistemáticamente mensajes de texto SMS domésticos que contenían palabras clave como "democracia", "dictadura" y "derechos humanos".

Periodistas independientes que trabajan con medios digitales no estatales fueron periódicamente detenidos y se les impidió cubrir noticias que se consideran delicadas. A otros se les prohibió utilizar puntos de acceso a Internet controlados por el Estado, o fueron despedidos de sus puestos, como parte de los esfuerzos para refrenar a aquellos que llevan blogs personales o que trabajaban simultáneamente para medios independientes.

Otros puntos destacados del informe 2017

♦ Los cubanos han creado múltiples soluciones informales pero toleradas para obtener acceso a Internet. Estas ingeniosas estrategias incluyen una red nacional digital offline de distribución de datos conocida como el "paquete", una serie de Redes de Area Locales que conectan a miles de usuarios en áreas urbanas y el uso de varios dispositivos de amplificación de señal para compartir o vender señales de Wi-Fi.

♦ Con la expansión de los teléfonos celulares han llegado múltiples aplicaciones que permiten a los cubanos descargar rápidamente información de sitios preseleccionados cuando están conectados a Wi-Fi, proporcionar una Red Privada Virtual (VPN) para enmascarar la actividad en línea del usuario y permitir el acceso a sitios bloqueados, y compartir su señal con otros dispositivos móviles cercanos. Cuba también ha presenciado la expansión de nuevas empresas tecnológicas que sirven a su creciente sector de microempresas, y de aplicaciones offline concebidas para parecerse a aplicaciones basadas en la nube, pero configuradas para funcionar en el entorno mayormente offline cubano.

♦ Según la Oficina Nacional de Estadísticas e Información de Cuba (ONEI), en 2016 había en la isla 4.5 millones de usuarios de Internet, lo que representa el 40.3 por ciento de la población comparado con 34.8 por ciento en 2015. Sin embargo, las cifras de penetración de Internet proporcionadas por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) también pueden incluir usuarios que solo pueden acceder a la intranet controlada por el gobierno. Los expertos estiman que un porcentaje mucho menor de cubanos tiene acceso a la Internet global.

♦ Los altos costos y las lentas velocidades constituyen barreras importantes, principalmente debido a una infraestructura doméstica débil. La mayoría de los cubanos siguen enfrentando conexiones extremadamente lentas de 1 Mbps, incluso en los puntos Wi-Fi. Aunque el gobierno ha reducido las tarifas de los puntos de acceso a Internet, los cargos por hora todavía representan aproximadamente de 7 a 10 por ciento del salario mensual promedio. En diciembre de 2016, la ETECSA redujo aún más la tarifa horaria por usar Internet en los cibercafés estatales de 2 a 1.50 CUC por hora. A fines de octubre de 2017 nuevamente se redujo de 1.50 a 1 CUC. Asimismo, por una tarifa mucho más baja de 0.60 CUC la hora (reducida a 0.25 y luego a 0.10 CUC por hora durante el primer semestre de 2017), los cubanos solo pueden acceder a la "Intranet" o sitios web nacionales.

♦ Luego de que circularan rumores durante el 2016 de que el nuevo año finalmente vería el despliegue de una red móvil 3G en Cuba, que permitiría por primera vez el tráfico de datos de internet en los teléfonos celulares de los cubanos, ETECSA comenzó a realizar las primeras pruebas en Santiago de Cuba el 8 de abril de 2017. Debido a una infraestructura telefónica celular de segunda generación, la mayoría de los usuarios de teléfonos móviles no pueden navegar por la web, pero es posible enviar y recibir con ciertos teléfonos mensajes de texto e imágenes internacionales. Además, un creciente número de cubanos tiene teléfonos inteligentes más avanzados, obsequios, a menudo, de parientes más solventes que viven en el extranjero.

♦ Sitios web de medios de comunicación extranjeros, incluidos la British Broadcasting Corporation (BBC), y los diarios El País, Financial Times y El Nuevo Herald (en español con sede en Miami), son accesibles en Cuba. Sin embargo, ETECSA comúnmente bloquea los medios de comunicación disidentes o independientes y varios sitios de activistas cubanos y organizaciones disidentes. Un informe reciente del Observatorio Abierto de Interferencias en la Red (OONI) confirmó el bloqueo por parte de ETECSA de 41 sitios web, basado en pruebas noticiosos y blogs, entre ellos 14ymedio, Cubaencuentro, Martí Noticias, aquellos enfocados en temas de derechos humanos como el sitio del movimiento "Damas de Blanco" liderado por familiares de disidentes encarcelados, y varias herramientas de anonimato y elusión como Anonymouse. Freedom House también se encontraba entre los sitios de derechos humanos bloqueados. Revolico, una plataforma para publicar anuncios clasificados de productos que circulan en el mercado negro, fue desbloqueada recientemente, según informes de agosto de 2016.

♦ Una serie de pruebas llevadas a cabo por 14ymedio descubrió que la red de teléfonos celulares de ETECSA, Cubacel, ha filtrado sistemáticamente los mensajes SMS domésticos que contienen palabras específicas como "democracia", "dictadura" y "derechos humanos". Esta estrategia bloquea todos los mensajes que contienen las palabras clave en todos los dispositivos, enviados o recibidos tanto por activistas conocidos como por otros usuarios no implicados. Los mensajes de texto recibidos del extranjero que contengan dichos términos también se bloquean, mientras que los textos internacionales salientes no se ven afectados. En todos los casos, se cobra a los usuarios por los mensajes no enviados y nunca se les notifica el bloqueo.

♦ Los medios digitales independientes y sus corresponsales experimentaron un aumento de los despidos, detenciones, hostigamiento y procesos legales en 2016-2017. Los casos de Maykel González Vivero y Elaine Díaz Rodríguez son notables ya que ambos trabajaban en el sector del periodismo estatal pero recientemente han estado activos en sitios digitales independientes. González, un activista LGBT, fue despedido de su trabajo en una estación de radio estatal en septiembre de 2016 por trabajar a tiempo parcial para los medios no estatales Diario de Cuba y El Estornudo. Al mes siguiente, trató de cubrir las secuelas del huracán Matthew en Baracoa, pero estuvo detenido durante tres días, fue deportado a su lugar de residencia y acusado de "actividad económica ilícita" por intentar trabajar de forma independiente en una zona de desastre sin acreditación. Asimismo, Díaz intentó cubrir la recuperación de Baracoa del paso del huracán con un equipo de periodistas de Periodismo de Barrio, organización digital sin fines de lucro de reciente fundación, antes de ser detenida y deportada a su hogar.

♦ El gobierno también ha acusado a periodistas independientes de "usurpación de la capacidad legal" en virtud del artículo 149 del Código Penal, que prohíbe "realizar actos pertenecientes a una profesión para cuyo ejercicio no se esté debidamente preparado". Tal fue el caso de Sol García Basulto, periodista de la revista digital La Hora de Cuba y corresponsal del sitio web de noticias 14ymedio, que fue puesta bajo arresto domiciliario en julio de 2017 luego de ser acusada de "invasión de capacidad legal" junto con su colega periodista Henry Constantín Ferreiro, también de La Hora de Cuba. En abril de 2017, dos periodistas independientes y blogueros de Santiago de Cuba, Esteban Suárez Barbán y Manuel Salinas Espinosa, quienes colaboran con Diario de Cuba, fueron prohibidos "de por vida" en un Joven Club de Computación y de todos los demás puntos de acceso a Internet controlados por el Estado. Se les amenazó con la acusación penal de "desacato"y cinco años de prisión, advirtiéndoles que "Internet es para los revolucionarios".

Además, el YouTuber cubano y miembro del grupo de activistas políticos Somos más Alexei Gámez, residente en Matanzas, fue detenido por agentes de seguridad del Estado el 8 de febrero de 2017 debido a sus numerosos videos colgados en YouTube sobre denuncias políticas y adiestramiento técnico. En particular, Gámez había explicado a través de YouTube cómo sus seguidores en la isla podían conectarse a una de las muchas redes de área locales inalámbricas (SNET) que son ilegales, pero a menudo toleradas en Cuba. Como castigo, las autoridades acusaron a Gámez de "actividad económica ilícita", confiscaron todo su equipo audiovisual y de computadoras, y le prohibieron viajar fuera de la provincia.

[Redactado por Rolando Cartaya con información de Freedom House]

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG