Enlaces de accesibilidad

Los cubanos a la espera de prometida unificación monetaria


Billetes cubanos, unos de CUP (i) y otros de CUC (d), en La Habana (Cuba).

El peso convertible fue introducido en 1994 por Fidel Castro para estabilizar la moneda en medio de una aguda crisis económica tras el fin de la ayuda soviética y debido a la ineficiencia del sistema socialista.

Nueve meses después de que el gobierno comunista cubano anunció que acabará con la doble moneda en la isla, se desconoce cuándo llegará ese esperado "día cero" mientras las autoridades prometen “no tocar los bolsillos de la población”.

El "complejo" proceso de unificación monetaria -que debió hacerse "mucho tiempo atrás" según los economistas- es un paso clave en las reformas del general Raúl Castro y busca supuestamente eliminar grandes distorsiones en la economía y atraer las inversiones extranjeras que el único país comunista de Occidente requiere con urgencia.

Desde hace dos décadas circulan dos monedas en la isla, lo que de paso genera desigualdad y malestar: el peso cubano (CUP) y el peso convertible (CUC), que vale 25 pesos cubanos, tiene paridad con el dólar y está condenado a desaparecer.

Aunque el fin del peso convertible fue anunciado el 22 de octubre, el tema empezó a preocupar ahora a muchos cubanos que temen perder sus ahorros o su poder adquisitivo, después de que el lunes el diario oficial Granma afirmara que la unificación es "una decisión impostergable", insinuando que será decretada en cualquier momento.

El tema también fue abordado hace un mes por el general Castro en la sesión semestral del Parlamento, en la que prometió respetar los ahorros de los cubanos. Para preparar la unificación, que regirá a partir de un "día cero" aún no anunciado, el gobierno dictó en marzo tres resoluciones sobre contabilidad para operaciones en divisas y estableció metodologías para fijar precios mayoristas (que no existen y son una demanda de los florecientes negocios privados).

"Estas normativas son las primeras regulaciones que se emiten en materia de precios y contabilidad, como parte del complejo camino hacia la unificación monetaria", dijo la CEPAL en el Estudio Económico de América Latina 2014, divulgado el lunes en Chile. Por ahora "continúa el proceso de unificación monetaria, aunque sin un cronograma conocido", agregó.

El peso convertible fue introducido en 1994 por Fidel Castro para estabilizar la moneda en medio de una aguda crisis económica tras el fin de la ayuda soviética y debido a la ineficiencia del sistema socialista. Se emplea en supermercados, diversas tiendas, gasolineras, hoteles y restaurantes privados y estatales, así como en la venta o alquiler de casas o autos. También en servicios privados de mecánicos, electricistas o plomeros.

Pero en la isla casi todos los trabajadores ganan sus salarios en pesos cubanos, que se usan para pagar los servicios públicos, comprar verduras y frutas, y los alimentos a precios subsidiados de la "libreta".

Sólo los empleados de empresas extranjeras cobran salarios en CUC, aunque diversas entidades estatales pagan bonos por desempeño en esa moneda a sus trabajadores, en una isla donde el salario promedio equivale a 20 dólares al mes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG