Enlaces de accesibilidad

Pirata aéreo llega a EE.UU. desde Cuba


Vista general del aeropuerto de Miami, Florida.

Agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) esperaban a William Potts en el aeropuerto internacional de Miami para proceder a su detención y llevarlo ante la justicia estadounidense.

Un estadounidense acusado de secuestrar un avión de pasajeros y desviarlo hacia Cuba en 1984, donde ha residido desde entonces, llegó hoy al aeropuerto de Miami para entregarse a las autoridades, informó hoy la Fiscalía Federal del distrito sur.

Agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) esperaban a William Potts en el aeropuerto internacional de Miami para proceder a su detención y llevarlo ante la justicia estadounidense, que le acusa de piratería aérea.

Potts fue acusado en 1985 en un tribunal de Florida de piratería aérea, después de que desviara un avión de la aerolínea Piedmont hacia La Habana (Cuba) cuando el aparato se aproximaba a Miami, destino del vuelo, señaló en un comunicado la Fiscalía.

Según los documentos de la acusación, Potts "amenazó con hacer volar el aparato y disparar contra los pasajeros si el avión aterrizaba en Miami".

Tras la amenazas vertidas por Potts, el piloto del avión decidió volar a La Habana, donde las autoridades de la isla entraron en el avión y salieron escoltando al estadounidense.

Potts, que comparecerá probablemente mañana, jueves, ante la jueza Alicia Otazo-Reyes, "ha permanecido en Cuba hasta su regreso hoy a Miami", subrayó la Fiscalía.

De ser declarado culpable, Potts puede afrontar una condena mínima de 20 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG