Enlaces de accesibilidad

Balseros y "desertores" podrán visitar la isla


Cuba anuncia pasos para normalizar las visitas de sus emigrados 'ilegales'

No son todos los cubanos los que pueden viajar al exterior por razones personales y humanitarias, según declaraciones de funcionarios en un programa de la televisión cubana.

El gobierno cubano acaba de autorizar el permiso de entrada a la isla a los cubanos que salieron ilegalmente de su país, entre ellos balseros y profesionales que se hayan “quedado” en alguna misión, y ha ampliado la posibilidad de que más emigrados cubanos puedan retornar a Cuba en un proceso de repatriación.

Esta medida, una extensión de las resoluciones y decretos migratorios publicados la pasada semana, autoriza a los trabajadores de la salud y deportistas de alto rendimiento a visitar Cuba siempre que hayan transcurrido más de ocho años de su “deserción”, salvo quienes salieron por la Base Naval de Guantánamo, atendiendo a razones de defensa y seguridad nacional.

Para quienes decidan retornar a Cuba, el gobierno cubano valorará la repatriación de los que salieron del país con menos de 16 años o tengan razones humanitarias para volver a la isla, tales como cuidar a un familiar desvalido.

Estas nuevas medidas se harán efectivas a partir del 14 de enero de 2013 y se calcula que podrían beneficiar a unos 100 mil cubanos residentes en Estados Unidos que tienen vetado visitar a sus familiares en la isla como castigo por haber salido ilegalmente del territorio nacional. Hasta la fecha, se estima que 70,000 han recibido negativas para viajar luego de realizar los trámites para actualizar su pasaporte ante el consulado cubano en Washington.

MECANISMO DE CONTROL

El gobierno de Cuba reiteró que el decreto ley 302, que flexibiliza los viajes de los cubanos desde y hacia la isla, no es igual para todos y aplica mecanismos de control a estudiantes y empleados en sectores científicos, técnicos y económicos de la isla.

En un programa especial difundido por la televisión estatal la noche del miércoles, la ministra de Justicia de Cuba, María Esther Reus, explicó que no son todos los cubanos los que pueden viajar al exterior por razones personales y humanitarias.

Alegando "la salvaguarda del capital humano formado como resultado de la obra revolucionaria", la funcionaria precisó que los cubanos que realizan actividades vitales pueden salir por asuntos personales, vacaciones anuales o razones humanitarias siempre que cumplan con un procedimiento y la autorización de un jefe en su centro de trabajo.

"Si deciden emigrar se les impone un límite de tiempo prudencial para la capacitación de un reemplazo para el cargo. En el caso de los universitarios ese límite puede extenderse hasta cinco años, y en el caso de los técnicos hasta tres años."

El decreto 302 está complementado por el decreto 306 que controla los viajes de atletas cubanos al exterior, con nuevas modificaciones que controlan la expedición de pasaportes y los permisos de salidas de la isla.

El nuevo decreto ley 302 aprobado por el gobierno de Cuba para la migración ordenada, segura y legal, autoriza a partir del 14 de enero del 2013 la estadía de cubanos en el exterior por 24 meses o más, por razones familiares y humanitarias, entre otras causales.

En el programa televisivo, Homero Acosta Alvarez, secretario del Consejo de Estado, explicó que las autoridades también contemplan eliminar los permisos de salida de extranjeros que residen de forma permanente o temporal en Cuba, y sólo deberán presentar su carnet de extranjero y el pasaporte de su país. Si permanecen más de seis meses fuera de la isla, tendrán que solicitar una renovación en un consulado cubano en el exterior.

A partir del 14 de enero, además de las actuales oficinas de inmigración y extranjería, se habilitarán las oficinas del carné de identidad para hacer los trámites del pasaporte. Solo deben presentarse con el carné, y en el caso de los menores de edad, con la carta de consentimiento de los padres.

REACCIONES

El programa trasmitido por la televisión cubana ha suscitado diversas opiniones entre los miembros de la sociedad civil.

En La Habana, el periodista y bloguero cubano, Reinaldo Escobar, considera que el programa transmitido la noche del miércoles repitió lo que ya se había publicado y apuntó que la nueva norma le permite al Estado conservar intacta la capacidad de negarle a un ciudadano la salida del país.

Según Escobar, sigue faltando lo fundamental: “reconocer el derecho que tiene un ciudadano a entrar y salir de su país cuando lo desee”.

Por su parte, el disidente cubano Guillermo Fariñas, que no pudo viajar a Estrasburgo para recibir personalmente el Premio Sajarov a la Libertad de Conciencia que le otorgó el Parlamento Europeo en 2010, dijo que en el programa trasmitido por Cubavisión, nadie se atrevió a hablar de los derechos humanos, de Yoani Sánchez, ni de las Damas de Blanco.

Fariñas criticó que el programa tampoco dejó claro si las personas que regresen a residir en Cuba tendrán el derecho de votar. “El programa estuvo plagado de manipulaciones”, apuntó.

Sin embargo, el abogado cubano presidente de la Corriente Agramontista, René Gómez Manzano, reconoce que las nuevas medidas migratorias son positivas para la generalidad de los cubanos que se encuentran en la isla, pero no para algunos sectores de la población.

“Un grupo prioritario, entre ellos los disidentes, no serán beneficiados, dijo Gómez Manzano, que también criticó "la ingerencia grosera del panel (que participó en el programa especial) en los asuntos internos de los Estados Unidos", concluyó.


please wait

No media source currently available

0:00 0:01:56 0:00

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:07 0:00

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:56 0:00
XS
SM
MD
LG