Enlaces de accesibilidad

Embargo le estropea curso en Cuba a pareja canadiense


PayPal Canadá está sujeta a las reglas sobre sanciones de EEUU.

Los Fitch querían aprender agricultura urbana en la isla, e hicieron el pago a través de la filial en Canadá de PayPal, empresa sujeta a las regulaciones estadounidenses.

Una pareja de horticultores de Alberta, Canadá, interesada en tomar un curso en Cuba vio congelada su cuenta de PayPal, la compañía de procesamiento seguro de pagos online, debido a que tanto esta última, con sede en Estados Unidos, como su subsidiaria canadiense están sujetas a las limitaciones del embargo estadounidense contra el régimen cubano.

Jan Fitch y su esposo Brian reservaron el tour de tres semanas en Cuba sobre agricultura urbana a través de PayPal Canadá.

Pero la compañía les envió un correo electrónico en el que les informaban que estaban restringiendo su cuenta debido a que, al revisarla, encontraron que ellos podrían estar comprando o vendiendo artículos prohibidos o regulados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de la tesorería estadounidense.

Entre las regulaciones del embargo que otros países resienten, desde que se aprobó en octubre de 1990 la Enmienda Mack a una lista de autorizaciones del Departamento de Estado, quedó prohibido que subsidiarias de compañías estadounidenses que se encontraran en terceros países hicieran cualquier tipo de transacción con Cuba.

Brian Ficht dijo estar ajeno a que estaba realizando una transacción con una compañía estadounidense sujeta a las leyes de Estados Unidos. "Soy un canadiense que estaba negociando con otro canadiense, a través de lo que creía era una entidad de Canadá: PayPal.ca", dijo.

La portavoz de PayPal Canada, Malini Mitra, emitió la siguiente declaración sobre el caso:

"Como compañía estadounidense, PayPal y todas sus filiales en el extranjero tienen que cumplir con las normas sobre sanciones de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC). Con respecto a Cuba, los pagos en los que están involucrados clientes no estadounidenses, tienen que ser rechazados acatando las regulaciones de la OFAC.

Hemos tomado medidas para mejorar la forma en que manejamos pagos que potencialmente pueden violar las regulaciones estadounidenses sobre sanciones sometiéndolos a revisión por un período de 72 horas, en lugar de denegarlos automáticamente.

Nuestro objetivo es ofrecer una experiencia de pago fluida a todos nuestros clientes. Como parte del proceso de revisión, a veces nos hacemos preguntas relacionadas con los negocios y las transacciones recientes de un cliente. La intención es aclarar y ayudar a procesar el pago, en lugar de rechazarlo, en caso de que no caiga bajo las normas que rigen las sanciones estadounidenses.

Consultado sobre el suceso por la Canadian Broadcasting Corporation (CBC) Tom Keenan, investigador asociado del Instituto Canadiense de Defensa y Asuntos Exteriores, sugirió que a estas compañías se les exija declarar que sus transacciones se procesan en Estados Unidos y están sujetas a las leyes de ese país. "Parece justo", dijo.

XS
SM
MD
LG