Enlaces de accesibilidad

¿Cuál es la prioridad de EEUU en su primera misión a Cuba?


Un alto funcionario del Departamento de Estado adelantó detalles aunque aclaró que todo depende de cuán lejos quiera llegar Cuba.

Estados Unidos tratará de convencer a Cuba para que levante las restricciones de viaje a sus diplomáticos y convierta la Sección de Intereses en una embajada durante la histórica ronda de conversaciones que se desarrollará en La Habana, dijo el lunes un funcionario de alto rango del Departamento de Estado.

Las negociaciones esta semana serán lideradas por Roberta Jacobson, la máxima autoridad diplomática estadounidense para América Latina, en la que será la primera visita de un alto funcionario del Departamento de Estado a la isla en 38 años.

En la primera jornada, que será el día 21, retomarán las conversaciones migratorias previamente acordadas. El 22 de enero está previsto que se inicie el diálogo sobre la denominada normalización. El viernes 23, a las 10:30 de la mañana, la delegación estadounidense ofrecerá una rueda de prensa en inglés y español en la residencia del Jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba.

"Estamos esperando que los cubanos levanten las restricciones de viaje para tratar de elevar nuestro personal diplomático", dijo el funcionario en una conferencia telefónica.

El Departamento de Estado aclaró más tarde que se refería a las restricciones a los funcionarios estadounidenses, que en general no pueden salir de La Habana salvo en ocasiones especiales. Lo mismo aplica para los delegados cubanos en Washington.

La fuente dijo que Estados Unidos espera restablecer su embajada en La Habana "en los próximos meses". Después de la ruptura de relaciones, la embajada estadounidense se había convertido en una sección de intereses. Pero la fuente aclaró que es difícil prever el resultado de las conversaciones, y que todo depende de qué tan lejos quiera llegar Cuba.

"El propósito principal de este viaje es iniciar las conversaciones sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. El asunto de las deportaciones o la política migratoria de Estados Unidos no será el foco, no creo que sea parte de la conversación. Me gustaría enfatizar en que no existe un plan para cambiar la política de Estados Unidos, ya sea la Ley de Ajuste Cubano, que debe ser cambiada por el Congreso, tampoco tenemos planes para cambiarla en este punto. De manera que no anticipamos que este tema esté presente durante la primera reunión", dijo el funcionario del Departamento de Estado.

Estados Unidos confía en acelerar el ritmo de las negociaciones con Cuba después de la reunión de esta semana para incluir otras áreas como los acuerdos sobre reclamos de propiedades de cubanoestadounidenses y de empresas de Estados Unidos que fueron confiscadas tras la revolución cubana de 1959.

Washington ha dicho que presionará a Cuba para que libere a más presos políticos y elimine las detenciones de corto plazo. Cuba considera a sus disidentes mercenarios al servicio de Estados Unidos.

La fuente de Departamento de Estado dijo que la nueva política de Obama sobre Cuba depende del "consentimiento mutuo" de las partes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG