Enlaces de accesibilidad

Obama deja Israel para seguir a Jordania


Barack Obama (c), observa una lámpara araña decorativa acompañado por el presidente palestino, Mahmud Abás (dcha), durante su visita a la Basílica de la Natividad de Belén, Cisjordania.

Una tormenta de arena impidió a Obama llegar y partir de Belén en helicóptero. El mandatario tuvo que desplazarse en limusina.

El presidente estadounidense, Barack Obama, voló este viernes desde Tel Aviv hacia Jordania después de una visita histórica a Israel y los Territorios Palestinos, la primera desde su llegada a la Casa Blanca hace más de cuatro años, y que estuvo dominada por el tema nuclear iraní, la crisis siria y el conflicto israelo-palestino.

El avión presidencial Air Force One despegó a las 16H20, hora local (14H20 GMT) rumbo a Ammán, donde el presidente estadounidense se entrevistará con el rey Abdalá II, constató la AFP.

Durante su estancia en Israel, el presidente Obama se mostró como un aliado incondicional de Israel contra el peligro nuclear iraní. "Irán no puede obtener un arma nuclear. Este no es un peligro que pueda ser contenido", alertó Obama, quien repitió que "todas las opciones (están) sobre la mesa" para hacerlo. Obama también advirtió al régimen sirio sobre la utilización de armas químicas.

En cuanto al conflicto israelo-palestino, Obama realizó un llamamiento a ambos bandos para avanzar hacia la paz, el jueves durante un discurso pronunciado ante jóvenes de Israel en Jerusalén.

Obama concluyó este viernes su primera visita a Tierra Santa con visitas simbólicas a Jerusalén y Belén, y abordará el conflicto sirio durante una visita a Jordania. El mandatario visitó primero en Jerusalén el Monte Herzl, donde está enterrado el ex primer ministro Yitzhak Rabin, y luego el memorial del Holocausto de Yad Vashem, en Jerusalén.

Siguiendo la costumbre judía, Obama depositó piedras en las tumbas de Theodor Herzl, padre del sionismo, y de Yitzhak Rabin, premio Nobel de la Paz asesinado por un activista israelí de extrema derecha en 1995.

A continuación almorzó con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Ambos hablaron de "una serie de desafíos de seguridad nacional, así como del proceso de paz con los palestinos", según un responsable israelí. "El primer ministro insistió en la importancia de la seguridad en este proceso".

Por la tarde, el presidente, acompañado de su secretario de Estado John Kerry, efectuó una breve visita a la basílica de la Natividad en Belén, donde según la tradición cristiana nació Jesucristo. Allí lo recibió el presidente palestino, Mahmud Abas.

Una tormenta de arena impidió a Obama llegar y partir de Belén en helicóptero. El mandatario tuvo que desplazarse en limusina.
XS
SM
MD
LG