Enlaces de accesibilidad

Spiderman y las tuberías de Guajabales


En Gibara, las personas "no pueden pagar los altos precios que les piden las pipas".

La falta del suministro de agua a esa comunidad holguinera y la contaminación de los pozos en Cuba.

Spiderman se adueñó de las tuberías de Guajabales. Los residentes de esta comunidad holguinera localizada en las cercanías de Cuatro Caminos denunciaron que aunque hace apenas dos años les instalaron las tuberías "desde hace cuatro meses no les entra el agua".

Una vecina de la zona dijo haberse "quejado con el Delegado, el Gobierno y en donde quiera", pero hasta el momento "ellos (las autoridades) se quedan mudos".

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:06 0:00

Según datos oficiales el salir fuera de casa para buscar el agua potable que consumirá la familia afecta a una de cada tres viviendas en la isla.

Otra ama de casa de Guajabales entrevistada por el periodista independiente Anderlay Guerra Blanco detalló que "pusieron un tanque grande de agua potable para la comunidad". Sin embargo, "hace bastante tiempo” que la pipa que venía a suministrar al tanque “dejó de venir".

A partir de esta problemática, cada familia apostó por seguir acudiendo a los pozos particulares, a pesar de que por la falta de condiciones mínimas de salubridad estos se han contaminado.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:11 0:00

Según el más reciente Censo de Población y Viviendas, tres de cada cinco hogares cubanos utilizan como sistema de desagüe las fosas, o sencillamente vierten sus aguas albañales en cañadas o riachuelos.

"La situación con el agua es terrible", asegura el campesino de Gibara Luis Miguel Gómez, y como las personas "no pueden pagar los altos precios que les piden las pipas", entonces tienen que "consumir esas aguas contaminadas con heces fecales de animales o lo que sea".

Sobre la tradición de construir los pozos alejados de las letrinas y de las reglas mínimas para construirlos, dice Gómez que ya "la población no entiende de normas; cuando hay sed toman de donde sea", concluye.

Por salideros, acometidas ilegales o escurrimientos en las conductoras, cada año se pierden en la isla mil 11 millones de metros cúbicos de agua, el equivalente a la capacidad de llenado de la presa Zaza, la mayor de Cuba.

please wait

No media source currently available

0:00 0:02:01 0:00
XS
SM
MD
LG