Enlaces de accesibilidad

Correos de Cuba: “Tengo tanto ruido dentro que necesito gritar” 


Cartas de oyentes

Fragmentos de correos enviados a Orlando González Esteva por los oyentes del programa “Entre Nosotros”, que se transmite por Radio Martí de 11 a.m. a 12 y de 10 p.m. a 11 p.m., de lunes a viernes.

Nos emocionamos mucho cuando oímos tus programas, a pesar de que soy relativamente un nuevo oyente. Siga regalándonos ese amor que nos da con sólo palabras e historias hermosas. Gracias por la pasión con la que te refieres al pueblo de Cuba, tu pueblo también. Dios te bendiga, amigo. Continúen haciendo su trabajo e inundándonos con información, anécdotas e historias, que nosotros, en silencio, sabremos hacer lo nuestro. Que Dios lo bendiga”.

Sitiecito, Sagua la Grande

*

Felicidades en su tercer año, y nuestro más sincero y eterno agradecimiento por su inmensa ayuda al enseñarnos el camino que debíamos tomar en medio de las vicisitudes que en aquellos días atravesábamos. Amigos, nosotros estábamos como un barco a la deriva. Sabíamos lo que queríamos, pero un inmenso huracán nos había azotado y muchos saltaron sin saber hacia dónde. Su salvador programa nos alentó y ha sido como una estrella que nos ha guiado por el sendero correcto.

¿Podremos olvidar esa luz salvadora? No, y siempre estaremos en deuda; deuda que, como agradecidos, nunca olvidaremos. Hoy somos fuertes y nuestras convicciones son y serán indoblegables. Felicidades Orlando, Patricia, Mara, Jaime, Fuentes Viñoly, en fin, a todo el colectivo de Radio Martí y, en especial, a nuestro “Entre Nosotros”. Nuestra Patria agradecida también los felicita. Gracias por existir y permitir que existamos. Salud y bienestar para todos.

San Andrés

*

Hola, Orlando. Muchas felicidades por los 3 años del programa “Entre Nosotros”. Qué bueno que mediante la radio tenemos una luz de esperanza y conocimientos. Orlando, no sabe cuánto me emociona esa lluvia de correos que recibe a diario. He aprendido mucho con esas cosas fabulosas que usted nos comenta. Entre lo divertido, lo histórico y lo ocurrente, no me percato de que el tiempo vuela. Desgraciadamente, ése es el eterno tirano. Mi mayor deseo es que sigan trabajando así, con esa inyección de alegría, dando riendas sueltas a la imaginación y uniéndonos a todos como una gran familia. Que Dios los bendiga a todos”.

Cárdenas

*

Me da mucho gusto comunicarme con usted. Desde hace mucho tiempo he estado escuchando su programa cuando la interferencia lo permite, pero por problemas obvios no me había sido posible escribirle. Hoy tengo esa posibilidad. Ante todo quisiera felicitarlo por este nuevo año y por ese gran programa tan popular que usted conduce: una maravilla, sencillamente exquisito por los temas que aborda; sobre todo los de carácter histórico y cubano, aunque todos los demás son muy instructivos e interesantes. Me gustan sobre todo los temas relacionados con Cuba, temas que, por demás y en gran medida, son casi desconocidos en nuestra patria, al menos para mí.

Acepte usted mis más cordiales felicitaciones por el nuevo año, junto a su esposa Mara y demás familiares, al igual que al equipo técnico que le acompaña. y muchas bendiciones para todos los cubanos, los de aquí y los de allá. Que este año esté cargado de cosas buenas para todos y ojalá que su programa dure muchíííísimos años más, o mejor no: mejor que haga un programa similar, desde su entrañable Palma Soriano, antes que finalice este 2018.

Moa

*

“Buenos días, Orlando. Hermano, te envío un fuerte abrazo. Les deseo un 2018 lleno de salud y felicidad. Felicitaciones también a Mara. Quiero que le dés un abrazo de nuestra parte. Orlando, “Entre Nosotros” es el lazo de amor y amistad que nos une y nos alimenta el alma. Quiero que en 2018 nos mantengamos más unidos que nunca, para así lograr nuestro sueño de ver a nuestra Cuba libre. Que viva la paz, que reine la amistad.

Baraguá

*

Yo no sé cómo, en tan breve espacio, puedes atender toda la correspondencia y dedicarnos conocimientos tan lindos y programas como los de estas Navidades. Gracias, Orlando, y gracias a ese especial colectivo y a todos los que hicieron posible que Radio Martí existiera.

Con tristeza, pienso en aquellos cubanos que estaban en las cárceles del régimen y no tenían voz. Hoy es un privilegio tenerlos a todos ustedes y a Radio Martí. Que el 2018 sea un año de salud, paz y amor junto a sus familias. Ojalá que este año nos demos un abrazo de hermanos en nuestra linda patria. Mil felicidades por el tercer cumpleaños de “Entre Nosotros”. ¡Que cumpla 30 años más, como esa bendita emisora, Radio MARTI!

Colón

*

Amigo, durante la semana pasada no dejé de seguir los programas dedicados a la Navidad: de corazón, reciba usted mi más sincera gratitud. Gracias a usted y a su programa, en este tiempo se ha revivificado el espíritu navideño tristemente moribundo desde hace casi sesenta años en el corazón de muchas personas acá, en la isla.

Quiera Dios que para este año y muchos más por venir, ustedes sigan ahí para hacer nuestras vidas más dichosas, aun en medio de las muchas dificultades que acá tenemos que afrontar.

Jamás hubiera imaginado a Martí haciendo alusión a Santa Claus. Muy bella esa frase de Martí de que el hombre tiene necesidad de maravilla. Es que el Martí que conocemos acá, en la escuela, lamentablemente es apenas un mero asomo de ese Martí real que ahora muchas cubanas y cubanos estamos teniendo la dicha de empezar a conocer gracias a su programa.

Usted, con su programa, ha devuelto a muchas cubanas y muchos cubanos la conciencia de esa verdadera "necesidad de maravilla" que todos tenemos; "necesidad de maravilla" que por más de medio siglo muchos se han resignado a ignorar acá en la isla. De corazón, muchas gracias.

Holguín

*

“Reyes Magos: desde Moa les reporto que el gobierno se olvidó de este pueblo y ya ni le importa que recibamos agua y comida. Las calles son un verdadero asco. Se lleva los millones de dólares y nos deja en la más humillante pobreza del mundo.

Lo único que hace bien es mentir y, para colmo, ahora no deja que desde otro lugar de Cuba vengan a vender productos a Moa, que no produce comida. Si eso no es terrorismo, entonces ¿se llama amor? Les pido que hagan uso de todo su poder y cambien a todos los comunistas de Cuba, porque ya no existe el amor ni la amistad verdadera.

No podemos seguir así otro año, por lo que les pido que les den inteligencia a los que se sacrifican por Cuba para luchar contra este mal, esta dictadura. Hagan que se unan de una vez y derriben este sistema que la única virtud que tiene es repartir la miseria por igual. Si no es mucho pedir, pasen por Venezuela y ayuden también a ese pueblo: se lo está tragando el comunismo. Y hagan que los países del área les abran las puertas a los cubanos de verdad.

Por este año ya es bastante. No quiero seguir. Para curar el daño que este gobierno nos ha hecho en estos años necesitaríamos muchos años más. Un saludo”.

Moa

*

Lo escucho desde hace mucho tiempo, pero no había escrito antes porque no poseía un teléfono. Ahora que esta tecnología llega a mí, espero escribirle mucho. Primero quiero saber si recibe este correo porque quiero ser un interlocutor permanente. Tengo tanto ruido dentro que necesito gritar, sacarlo fuera, y quien mejor que usted para escucharme.

R. de A.


XS
SM
MD
LG