Enlaces de accesibilidad

Masacre en Damasco por obuses rebeldes


Imagen facilitada por la agencia de noticias siria, SANA, que muestra los restos de sangre en la facultad de Arquitectura en Damasco tras el impacto de varios proyectiles de mortero.

Mientras un diputado calificó de derrota catastrófica la situación del ejército regular en el sur del país.

Obuses disparados por los rebeldes sirios provocaron este jueves una masacre en la facultad de arquitectura de Damasco, en Siria.

Mientras que un diputado calificó de catastrófica la situación del ejército regular en el sur del país.

En tanto, Damasco no autorizó "el acceso sin restricciones" a su territorio pedido por la ONU para llevar a cabo una investigación sobre la eventual utilización de armas químicas.

"En total 15 estudiantes fueron asesinados en un ataque con morteros lanzado por los terroristas contra la facultad de arquitectura", dijo el decano de la universidad Amer Mardini, citado por la agencia oficial SANA.

Las autoridades designan como "terroristas" a los rebeldes que luchan contra las tropas del régimen socialista de Bashar al Asad.

La televisión siria Al Ijbariya mostró charcos de sangre, sillas y mesas rotas en lo que parece ser la cafetería de la facultad.

"Lo que vimos hoy es un crimen de guerra. La utilización de (obuses) morteros debe cesar inmediatamente. La gran mayoría de las personas muertas por estos proyectiles son civiles", declaró Rami Abdel Rahman, presidente del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

"Los protagonistas deben dejar de tomar a los civiles como objetivo. Las universidades de Damasco y de Alepo, las instituciones educativas más importantes del país, fueron el blanco de sangrientos ataques", agregó. Más de 80 estudiantes murieron a mediados de enero en el bombardeo de la universidad de Alepo.

Desde que comenzó la semana, los rebeldes lanzaron ataques contra este sector en donde hay varios edificios oficiales, como la televisión, lo que provocó la muerte de al menos cinco personas.

Los disparos de obuses y cohetes por los rebeldes se multiplicaron las últimas semanas en Damasco, bastión del régimen socialista cuyas tropas intentan neutralizar los focos rebeldes en la periferia e impedir a los combatientes avanzar en la capital.

Por otra parte, un diputado de Deraa, donde comenzó la ola de protestas en Siria, lanzó este jueves un llamado al presidente sirio para advertirle sobre la situación en esta provincia afirmando que los rebeldes controlan una parte de la autopista que va a Damasco desde esta región del sur.

"La provincia de Deraa está desgarrada de oeste en este tras la evacuación de varias posiciones militares, por razones (...) que desconocemos. En todo caso, son los terroristas del Frente Al Nosra que ocupan el lugar", declaró al Parlamento Walid al Zohbi cuyas declaraciones fueron retransmitidas por la televisión oficial.
Cuando sus colegas querían hacerlo callar, el diputado dijo: "Es falso que la autopista de Deraa esté controlada. Desde Jerbet Ghazale hasta el puesto fronterizo (con Jordania) está totalmente controlada por hombres armados".

Los rebeldes sirios tomaron recientemente en el sur una franja de 25 km que va de Jordania a línea de cese al fuego con Israel en los Altos del Golán, afirmó el domingo el OSDH.

"Estamos totalmente expuestos del lado sur y tenemos una sóla cobertura en el oeste con la brigada 61. El ciudadano vive un infierno y la moral de la gente está en lo más bajo", continuó.

Damasco sigue además sin dar acceso a su territorio como lo pide la ONU para llevar a cabo una investigación sobre el uso eventual de armas químicas.

Según la ONU, la investigación "se concentrará en un primer momento" en las acusaciones del gobierno sirio, que fue el primero en pedir una investigación. Francia y Gran Bretaña pidieron por su parte a la ONU estudiar todas las acusaciones, tanto de la oposición como de Damasco.
XS
SM
MD
LG