Enlaces de accesibilidad

Ni una sola casa-shopping podrá vender ropa importada


Una tiendita de ropa en La Habana.

Ahora sólo se podrá comercializar lo producido artesanalmente en máquinas de coser.

El 31 de agosto vence el plazo para reacomodar la función de modistas o sastres por cuenta propia a su función originaria, "comercializar solo lo producido artesanalmente en máquinas de coser", señala la página digital del periódico Escambray.

La nota aclara que la medida no significa que dicha actividad será eliminada de las figuras aprobadas para el ejercicio por cuenta propia, "sino que la patente deberá corresponderse (…) con su proyección real".

En su advertencia, el Gobierno indica que a partir de esa fecha "no debe quedar abierta en Sancti Spíritus, ni en Cuba, ni una sola casa-shopping –esa especie de bazar; antes puertas adentro; hoy exhibido en céntricos balcones y portales-; o al menos así lo han venido advirtiendo las autoridades a lo largo y ancho de toda la isla".

Héctor Hernández Álvarez, subdirector de la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) en Sancti Spíritus, declaró al periódico de Sancti Spiritus que "se ha apercibido a los contribuyentes que no están ejerciendo la actividad para la cual fueron autorizados a que cesen en el desempeño de esa actividad el 31 de agosto".

El funcionario señaló que "lo que sucede es que hay un grupo de personas que se han inscrito bajo el auspicio de modista o sastre y han desnaturalizado la actividad para la cual fueron debidamente autorizadas en su momento".

Hernández advirtió que para frenar la ilegalidad se dispondrá de una supervisión exhaustiva, "lupa que se extenderá a otras actividades también adulteradas".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG